Editor's Rating

7

Quince años son los que ha esperado Alan Parsons en presentarnos un nuevo disco, después de aquel “A valid path” un disco que pasó sin pena ni gloria basado fundamentalmente en la música electrónica. Desde entonces el bueno de Alan se ha dedicado a realizar giras en directo rodeado de músicos de su confianza, rememorando lo más granado de su carrera que evidentemente se centra en la cosecha de la que fue su banda The Alan Parsons Project.

Toni Marchante

Alan Parsons no necesita presentación, el que fuera ingeniero de sonido de The Beatles y de Pink Floyd en “The Dark Side of the moon” se pasó al otro lado produciendo y componiendo junto a Eric Woolfson y el arreglista y director de orquesta Andrew Powell creando una sucesión de impresionantes trabajos que conforman uno de los pilares básicos del pop-rock-progresivo.

La aventura de este nuevo álbum surge de la relación de Alan Parsons con el sello Frontiers derivado de su directo “Eye II Eye” de 2010, donde inicia su relación con el sello italiano experto en rescatar a grandes bandas y músicos en su catálogo, siempre orientados al rock. Cierto es que los trabajos de Alan Parsons en solitario nunca han llegado a la altura de los conseguidos en su etapa de The Alan Parsons Project, las figuras de Andrew Powell y Eric Woolfson siempre han sido muy alargadas y evidencia que sin ellos aquellos tiempos nunca llegarán. Pero hay aspectos que parecían presagiar algo muy interesante, pues aparte de las giras donde se centraba fundamentalmente en temas antiguos, el hecho de firmar por un sello como Frontiers, su intervención como ingeniero de sonido en un disco fundamentalmente progresivo como es “The Raven that refused to sing” de Steven Wilson y la participación en la composición de algunos temas en Blackfield nos hacía intuir que algo novedoso y atractivo podría ocurrir.

Pero nada de eso ha ocurrido y al final nos encontramos con un álbum de corte muy variado, una colección de canciones que en algunas de ellas directamente nos recuerdan a temas pop del pasado y otras que presentando una novedad, suelen ser muy predecibles y poco sorpresivas. En conjunto podemos decir que se trata de un buen álbum, pero que viniendo de quien viene la exigencia es mayor y por tanto no alcanzará las expectativas de muchos de sus fans. En el disco han colaborado diversos cantantes y en él ha colaborado Steve Hackett a la guitarra además de la CMG Music Recording Orchestra of Hollywood.

El disco comienza con un tema instrumental y orquestado "The Sorcerer’s Apprentice” que nos retrotrae a sus primeros tiempos, percibiéndose de forma intensa el sinfonismo de la orquesta, pero es un tema algo falto de magia y es ahí donde falla y donde nos acordamos irremediablemente de Andrew Powell, le falta la consistencia y de la grandiosidad de antaño, hacen de este arranque del disco un intento fallido al querer recuperar los fundamentos del pasado.

Los siguientes dos temas “MIracle” y “As lights fall” son dos buenos temas de rock pop si no hubiera existido “Eye in the sky” sobre todo en “As lights fall”. Alan Parsons aprovecha los 37 años de su gran hit para mostrar algo parecido a las nuevas generaciones o rendir tributo a ese sonido tan peculiar basado en esa estructura tan definida de bajo y batería. Dos buenos temas que suponen variaciones sobre algo ya construido, por tanto, poco novedoso.”Miracle” es interpretado por Jason Mraz a la voz y el segundo por el propio Alan Parsons con una interpretación a la guitarra acústica destacada por parte del músico inglés.

“One note symphony” es para mí probablemente el tema más flojo del disco, con un ambiente sinfónico espacial cantado por Todd Cooper, nos encontramos con una canción muy predecible y que despierta poco interés, intenta llegar a la grandiosidad orquestal de antaño, quedándose muy lejos de sus grandes producciones sinfónicas (“La sagrada Familia”, “Ammonia Avenue”, etc..). En “Sometimes” Frontiers consigue juntar a Alan Parsons con el cantante de Foreigner Lou Gramm en una canción bien trabajada, donde ambos aprovechan las virtudes de cada uno, siendo en definitiva una típica balada AOR. Lo siguiente en sonar es para mí el tapado del disco, “Soirée Fantastique” me parece de lo más exquisito del disco, cantada a dúo entre Todd Cooper y Alan Parsons posee uno de los estribillos melódicos con armonías vocales fenomenalmente trabajadas dejando un bonito resultado final. “Fly to me” es un claro homenaje de Parsons a The Beatles y todo lo que se parezca a los de Liverpool tiene evidentemente su dosis de calidad.

Comienza “Requien” y por el estilo que tiene la canción, a uno le da la impresión de que en cualquier momento empieza a cantar Michael Bublé, pero no, es Todd Cooper quien pone su voz (además del saxo que suena también en algunos temas del disco). Una canción atípica en la trayectoria de Parsons, interesante soul y blues al estilo de big band con buenos vientos y elegantes arreglos.”Years of glory” es una balada muy bien orquestada por los violines y Todd deja su sello al saxo, la voz corre a cargo de P.J. Olsson. La voz de Jordan Huffman pilota ”The limelight fades away” una canción de hard rock de tintes americanos que nos recuerda a gente como Boston. Para finalizar el disco una gran canción perfectamente orquestada y cantada por Jared Mahone; “I can´t get there from here” si cumple claramente con las expectativas que se espera de un Alan Parsons a su máximo nivel y que ha servido para ser el tema central de la película “5-25-77”.

Muchos habríamos deseado un poco más de riesgo en este trabajo, pero Alan Parsons es sabio y superado ya los setenta años, sabe que lo que tiene que hacer ahora es saborear todo lo que ha conseguido en su trayectoria, no tiene que demostrar nada a nadie y evidentemente siempre agradeceremos sus trabajos, aportando cosas interesantes. Un disco notable que nos transporta en algunos momentos a épocas del pasado y que nos deja una buena colección de canciones más que in disco íntegro.

Alan Parsons estará en el Festival Tío Pepe de Jerez el próximo 17 de agosto en el Patio de la Tonelería de la Bodega González Byass) en el Tio Pepe Festival 2019.

Toni Marchante

Temas:

1. The Sorcerer’s Apprentice
2. Miracle
3. As Lights Fall
4. One Note Symphony
5. Sometimes
6. Soirée Fantastique
7. Fly to Me
8. Requiem
9. Years of Glory
10.The Limelight Fades Away
11.I Can’t Get There from Here

 


Comparte esto: