Dos años hace ya que nació Alquimia, resultado de la inquietud y las ganas de regresar a las raíces musicales de Alberto Rionda; de regresar al power metal; de hablar de la libertad; de las espadas; del honor…

David Campos

Claro que el cambio se hizo contextualizándolo en el tiempo y todo aquello se materializó con un sonido actual y con el sello del maestro en todo momento, por lo que no solo nos encontrábamos en un solo estilo musical; todo venía cargado de varias influencias para nuestro deleite. Aquel trabajo solo tenía su «pero´´ en traer consigo algún cliché letristico puntual muy trillado en el género, que en alguna ocasión hacía deslucir ligeramente alguno de los temas que encontraban su ser en un metal melódico rejuvenecido para la ocasión junto con otras letras más ambiciosas y elaboradas.

Al abordar este nuevo lanzamiento solo podía pensar si la estela de Alberto, que nunca se ha querido acomodar en un «más de lo mismo´´ lograría atrapar de nuevo sorprendiendo con las altas dosis de calidad a la que nos tenía acostumbrados en Avalanch. Lo iremos viendo ahora mismo, pero sí adelanto que este «Espiritual´´ va recuperando esencia y alma de su banda máter.Lo primero que vemos, aparte de la atractiva y elegante ilustración de la colección Royo como prólogo, es que ya no hablamos de un proyecto, sino de un grupo; estable, con continuidad y muy activo; por lo que el nombre de la obra ha pasado a ser el de la agrupación.

Una producción sobresaliente, muy limpia y contundente como ya es costumbre volverá a escoltarnos.

Como si el sonido de un reloj surgiese de la nada, se confirma… ¡ha llegado la hora! La alquimia vuelve a fluir. Indomable es un corte que me dejó un poco frio de primeras, pues me esperaba algo más impactante que de alguna manera denotara cierta evolución con respecto a su anterior obra (eso llegaría después), y aunque el tema es un trallazo con potencia y partes muy buenas (véase el duelo de teclado y guitarra o el genial guitarreo del puente por ejemplo), al tratar su lirica musical sobre volar, no rendirse, hacer realidad los sueños, la libertad, vencer al mal… (un poco visto todo ya) se mermaba el impacto inicial. No obstante consigue hacer llegar su mensaje optimista y positivo, y seguro que funcionará muy bien en directo gracias a su energía.La melódica La flor en el Hielo es la primera que muestra aires de Avalanch, y eso se nota en una composición sólida, bella y delicada, de melodiosas tesituras.

La majestuosidad de Exodo discurre entre arreglos y orquestaciones, con un Isra en alza, ya consagrado y reconocido como otra de las grandes voces de este país, su talento interpretativo es enorme durante todo el cd; además tenemos muchísimas líneas de voz dobladas y con efectos, lo que otorga distintos matices a las canciones.El refinado inicio en Caballero Blanco marca el comienzo de otro tema distinguido por su toque épico, en el que tampoco faltan el doble bombo ni esos solos marca de la casa; con un Chez fantástico, haciendo malabarismos en las orquestaciones; y es que se nota que estamos ante un trabajo más sinfónico, en el que arreglos grandilocuentes y teclados atmosféricos han tomado algo más de presencia, como en El Ocaso de los Dioses, donde la clamorosa voz de Isra parece surgir del mismo cielo en esta etérea composición.

Llegamos a momentos claves del compacto. Espiritual, tema que da nombre al mismo y claro nominado a cerrar conciertos, no sin motivo; todo lo bueno del disco esta condensado y desatado aquí; caña, fuerza, elegancia, garra, detalles, un estribillo maravilloso…y podría seguir. Levantaría a un muerto la energía que lleva este tema; un sonido renovado como base, una ejecución perfecta y una letra muy emotiva harán que se te erice la piel.

Cuando ni siquiera te estas recuperando de la explosión de sentimientos y adrenalina entra Vulnerable, otro clasicazo más en nómina para la colección de este hombre; de entrada solo diré que estas dos joyas podrían haber estado perfectamente en cualquier disco de Avalanch. Otra pieza cargada de detalles instrumentales soberbios y una mezcla inmensa de buen gusto, sensibilidad y pasión, donde cada miembro derrocha armonía y delicadeza a borbotones. Mención especial de nuevo a Israel que está que se sale y a la extraordinaria capacidad compositiva y talento de Alberto, que cuando se lo propone es impresionante.

Sol negro es el tema más largo del compacto y prueba de colaboración entre Alberto e Isra en materia de composición con resultados altamente positivos; también es el que más me parece que cambia respecto a su adelanto hace meses. Desde el arranque de la solemne introducción que da paso a los primeros riffs todo se magnifica; voz, coros, guitarras… un tema enorme siguiendo la estela de esos vientos épicos. Morir por nada, que reposa como un medio tiempo donde podemos apreciar algo más de protagonismo en el bajo, se acaba convirtiendo en un tema más dinámico, que va creciendo hasta encontrar su punto álgido en los versos del pre-estribillo mientras es arropado por unos teclados y destellos de sintetizador sencillamente brillantes.

Cierra Almas unidas, un himno muy alegre, luminoso y coreable, en una onda parecida a Indomable. Muy melódica, donde todos los miembros se despiden dándolo todo sin descanso. Una canción hambrienta de que su estribillo motivador y esperanzador sea cantado a pleno pulmón en los conciertos.

Parte del hilo conductor de Alquimia habla del alma; de la vida; del universo; del azar; de la voluntad… Todo tiene un contexto muy filosófico dentro de los temas. Percibimos una conexión con todo lo espiritual; con el mundo; con la forma de vivir actual y su ética… pero como siempre digo, desde el punto de vista de cada uno, que lo puede contextualizar como desee.

Alquimia transmuta otra obra de calidad incuestionable, afianzando su sonido y añadiendo nuevos influjos y elementos que, dentro del concepto que representa en estos momentos, muestra cierta evolución que esperemos siga desarrollándose en el futuro; pues cuando el sonido alquímico navega por las aguas de Avalanch es sin duda cuando muestra todo su potencial. Así que mientras muchos esperan que algún día, de alguna forma, la maquinaria de Avalanch y Amadeüs vuelva a arrancar, pueden volver a disfrutar de otra creación alquímica en su máxima expresión.

Han conseguido mejorar su estreno en determinados aspectos, lo que sube las expectativas de cara al futuro.

David Campos

Temas:

01. Indomable
02. La Flor En El Hielo
03. Éxodo
04. Caballero Blanco
05. El Ocaso De Los Dioses
06. Espiritual
07. Vulnerable
08. Sol Negro
09. Morir Por Nada
10. Almas Unidas

http://www.alquimiametal.com/