Hace escasas semanas vio la luz el último trabajo de los madrileños, de mitológico nombre, Argos, que nos presentan su segundo larga duración que lleva por nombre “Rompiendo el silencio” en el que nos presentan una variada y variopinta compilación de temas con el heavy metal melódico como elemento común pero, eso sí, sin renunciar a nada.

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

Lejos ha quedado aquel prometedor “No mires atrás” del año 2012 que ha supuesto una travesía de la banda a través de conciertos, breve paso por la potente Avispa music, cambios y recambios, giras, reinvenciones y, por fin, la salida a escena hace escasas fechas de “Rompiendo el silencio”; un disco más maduro que su predecesor con composiciones más trabajadas, variadas y de, en muchos momentos, gran nivel.

El disco orbita alrededor del heavy metal más clasicón pero no desprecia elementos hard roqueros, muy bien introducidos, o partes más rápidas y cañeras que destacan, mayormente, por una potente base rítmica sobre la que pueden cabalgar el resto de los músicos de manera más que eficiente. De la excelente producción, mezcla y masterización se ha ocupado con maestría David Martínez que le ha sacado a la banda todo el jugo que puede dar, da gusto escuchar el disco la verdad. Chapó.

El combo se presenta en formato de cuarteto, si bien es cierto que los teclados son parte más que importante en la grabación, buscando en RRSS, no he podido encontrar quien es el teclista “oficial” de la banda más allá de que su grabación ha corrido a cargo de Javier Rancaño. Al margen de este hecho, la banda está integrada por Daniel Hidalgo a las cuatro cuerdas, David Santamaría y Javier Arias a las guitarras, encargándose este último del apartado vocal, dejando los parches al sobradísimo Marcos Minaya.

Comienza el disco con uno de los temas que más me han molado del trabajo y es que “Letargo” arranca de manera magistral con una chulísima melodía que nos da paso a un pepinazo de heavy metal en estado puro. Una estrofa a medio tiempo, acompañada por un ritmo de teclado súper actual, va aumentando revoluciones, gracias, en parte, a unos brutales coros, hasta que finaliza en un fenomenal y pegadizo estribillo aderezado con un solvente punteo de guitarra y que da como resultado un tema homogéneo y muy actual a medio camino entre la elegancia general de la canción y la fiereza de ciertas partes, justo lo que ofrece Argos. Muy rico.

Continuamos con la velocidad de crucero en “Mucho mejor”. De nuevo un pegadizo riff nos introduce en un tema más duro que su predecesor, con batalla de voces inclusive, pausado doble bombo y hasta unas guturales tipo cochinillo y cierto toque hip hop; vamos, que no le falta un complemento. A continuación estalla la heavy “Hogar”, canción que ha elegido la banda como single de presentación y que es un tema épico, de ese heavy metal de calidad que se factura dentro de nuestras fronteras. Un tema directo y ágil, con mucha pegada, que engancha desde la primera escucha. Fenomenal primera parte del disco, sí señor.

Basta ya” es un tema más moderno y actual, con ritmos más barrocos y difíciles de facturar. Es de reseñar la buena labor de Javier a la voz, sobria, pero muy acertada. Mismo esquema sigue “Por ti”. Como a lo largo de todo el trabajo, se da una preponderancia de la batería, lógicamente pues está de escándalo. Nos encontramos otro bonito tema, un cruce de elegante medio tiempo y pegadizo pre y estribillo y rápido final. Casi sin respiro se inicia la romántica “Mi mundo” que no llega a ser una balada, pero su refinada estructura nos hace pensar lo contrario.

No volverás” se inicia con un arpegio de guitarra acompañado del teclado al que se van uniendo el resto de instrumentos hasta que desarrolla el tema propiamente dicho. Un tema marca de la casa, si quieres conocer la oferta de Argos escucha este tema y saldrás de dudas. Muy épica arranca la pausada “Dile que”, otro gran medio tiempo donde el buen gusto a nivel lírico, vocal e instrumental está presente a lo largo y ancho del mismo. Precioso tema que se va acelerando progresivamente hasta un final de diez. La velocidad vuelve con “El pacto” donde prevalecen los ritmos de guitarras en palm mute en un tema mucho más hard roquero que sus predecesores con una temática en la onda de grupos como Beethoven R.

Por desgracia, entramos en la recta final con la aceleradísima “Nadie”, un tema desbocado absolutamente fuera de control en el que vuelven los coros más guturales. Un pepinazo rapidísimo que, como no podía ser de otra manera, pasa volando. Pone punto y final al trabajo “Estarás ahí” con un formato muy moderno, con clara preponderancia de los teclados, tanto en limpio como en eléctrico. De nuevo un fenomenal y pegadizo estribillo pone un más que digno punto y final a este notable rompiendo el silencio.

Muy buen trabajo de Argos. Tienen muy caras las ideas, saben desarrollarlas y lo hacen de manera más que notable. Un precioso disco que nos deja un fenomenal sabor de boca y del que hemos disfrutado cada una de las escuchas que le hemos pegado… y que le pegaremos. Muchas gracias Argos podéis sentiros orgullosos.

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

TEMAS:

Letargo
Mucho mejor
Hogar
Basta ya
Por ti
Mi mundo
No volverás
Dile que
El pacto
Nadie
Estarás ahí

http://www.argosmetalmusic.com/

VIDEO