Editor's Rating

9

La espera se ha hecho larga, tres años ya desde que se publicase “Ghostlights”, la última referencia discográfica de Avantasia hasta la llegada de este “Moonglow” que nos ocupa. Tres años en los que, entre apariciones en directo y el goteo constante de fotos y comentarios de la grabación en redes sociales, nos han puesto los dientes muy largos. Pero la espera realmente ha merecido la pena.

Alberto López

Para este lanzamiento, una vez más, la lista de colaboradores es extensa y excelsa. A los ya habituales Jorn Lande (Ark, Masterplan…), Bob Catley (Magnum), Geoff Tate (ex Queensryche), Michale Kiske (Place Vendome, Helloween), Ronnie Atkins (Pretty Maids) y Eric Martin (Mr. Big), hay que sumarle las apariciones de Hansi Kursch (Blind Guardian), Candice Night (Blackmore’s Night) y Mille Petrozza (Kreator). No está mal, ¿verdad?

Como no podía ser de otra manera, estamos ante un álbum conceptual, como todos los de Avantasia, pero en este caso la trama se centra en un único personaje que se ve envuelto en diferentes historias dentro de lo que, en palabras de Sammet, es el “Universo Moonglow”, un mundo de fantasía inspirado en las novelas góticas de la época victoriana. En este sentido, la portada sí que hace referencia a esa magia y fantasía, pero desde un punto de vista más moderno, ya que parece salida de la mente del cineasta Tim Burton.

En lo musical nos encontramos ante un disco que tira por la senda continuista con respecto a “The Mystery Of Time” y “Ghostlights”, pero con esas pequeñas variaciones, esos pequeños detalles que el bueno de Tobias sabe otorgarle a cada disco para que sea único. Y es que la creatividad del teutón parece no tener límites.

El álbum se abre con “Ghost In The Moon”. Composición larga para empezar, superando los nueve minutos, en la que Tobias no cuenta con ninguna colaboración y que nos adentra en Moonglow de la mejor manera. Con un comienzo de piano y voz que recuerda vagamente a Meat Loaf, la canción va cogiendo ritmo hasta desembocar en un estribillo absolutamente fantástico. Las diferentes partes la convierten casi en una ópera dentro de otra. “Book Of Shallows” no se queda atrás, y es que con Jorn Lande, Hansi Kursch, Ronnie Atkins y Mille Petrozza han fabricado un trallazo Power con ramalazos Thrash que es una delicia. La parte que afronta el cantante de Kreator es tremenda.

El cambio de tercio es brutal, y es que el tema que da título al disco, con la bonita voz de Candice Night, es melódico y pegadizo hasta decir basta. De hecho, para mi gusto, genera un exceso de glucosa que no me termina de convencer. “The Raven Child”, el que fuera primer single de adelanto, es otro asunto. ¡Qué pasada de tema! Más de once minutos, en los que ocurre de todo. Desde un comienzo muy Folk, al que se le suma la voz de Hansi Kursch para recordarnos al “The Bard’s Song” de Blind Guardian, hasta una parte mucho más agresiva con un Jorn Lande pletórico, todo ello aderezado con ese toque sinfónico progresivo que tan bien se les da. Un gustazo que contrasta a la perfección con un corte como “Starlight”, mucho más directo y simple, donde Tobias y Ronnie Atkins combinan tremendamente bien.

“Invincible” y “Alchemy” son dos cortes que comparten únicamente Sammet y Geoff Tate. La primera es una balada preciosista, con protagonismo exclusivo para las voces, el piano y las orquestaciones, mientras que la segunda, enlazada, nos trae las que seguramente sean las guitarras más duras de todo el disco para desembocar en la estrofa típica de voz sobre base rítmica que tanto le gusta a Tobias y en un buen estribillo.Vuelven a pisar el acelerador con “The Piper At The Gates Of Dawn”. Power con mucho aroma a Heavy clásico para las voces de Catley, Martin, Tate y Atkins.

“Lavender” es uno de esos temas perfectos para la voz de Bob Catley. Un tempo más pausado, guitarras apoyadas en orquestaciones y coros grandilocuentes y con cierto toque festivo hacen de este un tema muy llevadero, pero que seguramente queda en un escalón inferior con respecto a otros del disco.“Requiem For A Dream” es veloz, es Heavy, es casi Speed Metal en algunos puntos. Y es, sobre todo, el tema en que colabora Michael Kiske, siempre una de las voces más esperadas. Una vez más el estribillo, con coros marca de la casa, marca la diferencia.

Y, para finalizar, una grata sorpresa: la versión del “Maniac” de Michael Sembello. Gran versión de este clásico del AOR por excelencia a dúo entre Tobias y Martin.

Tobias Sammet, ya sea detrás de Edguy o de Avantasia, siempre es sinónimo de calidad. Y una vez más lo ha vuelto a demostrar. “Moonglow” quizás sea de los mejores discos de Avantasia, y eso es mucho decir.

Alberto López

Temas:

1. Ghost In The Moon
2. Book Of Shallows
3. Moonglow
4. The Raven Child
5. Starlight
6. Invincible
7. Alchemy
8. The Piper At The Gates Of Dawn
9. Lavender
10. Requiem For A Dream
11. Maniac