Barcelona queda infectada por Honeymoon Disease


Honeymoon Disease – 4 de Mayo’17 – Sala Rocksound (Barcelona)

Hubo una época, a finales de los 90, en la que éramos más jóvenes y en la que aparecieron, casi de la nada, cuatro bandas escandinavas que reinaron por todo lo alto: Gluecifer, Turbonegro, Backyard Babies y The Hellacopters. Unos cuantos años más tarde, las nuevas generaciones de high-action rock escandinavo siguen enarbolando la bandera de la estética clásica, los riffs influenciados por KISS y una atractiva propuesta visual. Es este el caso de Honeymoon Disease, un joven cuarteto de Goteborg cuyo primer disco, "The Transcendence" (2015), era una auténtica bomba repleta de temas infecciosos, melodías tarareables y un encanto juvenil casi entrañable.

Texto y Fotos: Edko Fuzz (fotos cortesía de Red Sun Barcelona)

La banda visitaba nuestro país por vez primera en este 2017 y la primera parada de su periplo de nueve fechas fue en Barcelona, donde unos 100 rockeros de pura cepa se dieron cita para presenciar lo que podría ser el inicio de una sólida carrera. No hay duda de que el reclamo estético que proporcionan Jenna y Acid ataviadas con camisetas amarillas (uniforme del grupo) y guitarras clásicas es un buen comienzo, pero pronto descubrimos que hay mucha más miga detrás de esa primera impresión. Y es que con un selist con temas como "Higher", "Imperial Mind", "Fast Love" o "Bellevue Groove" es difícil no volver atrás en el tiempo y recuperar entrañables recuerdos de juventud en Mephisto viendo a Gluecifer o Backyard Babies.

HMD_1313HMD_1497HMD_1500

Es cierto que Honeymoon Disease son aún jóvenes y se nota que les faltan algunas tablas. El ritmo del concierto quizá no es todo lo fluido que podría ser, pero la banda lo suple con entusiasmo, entrega y buen hacer y el público así lo reconoce, aplaudiendo temas nuevos que ni siquiera hemos escuchado aún y que se incluirán en su próximo trabajo como "Doin’ It Again", "Calling You" o "Electric Eel", que la banda sí había sacado ya a la luz pública en un 7" pocos días antes del concierto. Regalando sonrisas, solos de guitarra y poses para el pack completo, la banda se lleva el gato al agua con el tramo final del concierto compuesto por la infecciosa "Gotta Move" (celebradísima por el respetable) y el tema "Motörhead" de la banda del mismo nombre, y de cuyas voces se ocupó el nuevo bajista Cedric.

El público, totalmente entregado a la fiesta, reclamó un tema más y a pesar de no estar previsto, los de Goteborg nos obsequiaron con ese "You’re Too Late" con aroma a Johnny Thunders and the Heartbreakers cantado por una Acid totalmente desbocada y que provocó largas colas en el stand de merch donde la banda vendía los discos y las camisetas a pares. Ahora mismo Honeymoon Disease son una banda en formación pero también en claro ascenso. Han demostrado que tienen talento para componer y también muestran voluntad sobre el escenario. Con un disco nuevo potente (y que, por lo escuchado esta noche, promete bastante) y un par de giras más en su haber, esta banda tendría que dar el paso al siguiente nivel sin demasiados problemas. Y los que les hayamos visto en esta gira podremos fardar con aquello de "I Was There".

HMD_1451HMD_1454HMD_1501HMD_1552

Texto y Fotos: Edko Fuzz (fotos cortesía de Red Sun Barcelona)

Barcelona queda infectada por Honeymoon Disease


Honeymoon Disease – 4 de Mayo’17 – Sala Rocksound (Barcelona)

Hubo una época, a finales de los 90, en la que éramos más jóvenes y en la que aparecieron, casi de la nada, cuatro bandas escandinavas que reinaron por todo lo alto: Gluecifer, Turbonegro, Backyard Babies y The Hellacopters. Unos cuantos años más tarde, las nuevas generaciones de high-action rock escandinavo siguen enarbolando la bandera de la estética clásica, los riffs influenciados por KISS y una atractiva propuesta visual. Es este el caso de Honeymoon Disease, un joven cuarteto de Goteborg cuyo primer disco, "The Transcendence" (2015), era una auténtica bomba repleta de temas infecciosos, melodías tarareables y un encanto juvenil casi entrañable.

Texto y Fotos: Edko Fuzz (fotos cortesía de Red Sun Barcelona)

La banda visitaba nuestro país por vez primera en este 2017 y la primera parada de su periplo de nueve fechas fue en Barcelona, donde unos 100 rockeros de pura cepa se dieron cita para presenciar lo que podría ser el inicio de una sólida carrera. No hay duda de que el reclamo estético que proporcionan Jenna y Acid ataviadas con camisetas amarillas (uniforme del grupo) y guitarras clásicas es un buen comienzo, pero pronto descubrimos que hay mucha más miga detrás de esa primera impresión. Y es que con un selist con temas como "Higher", "Imperial Mind", "Fast Love" o "Bellevue Groove" es difícil no volver atrás en el tiempo y recuperar entrañables recuerdos de juventud en Mephisto viendo a Gluecifer o Backyard Babies.

HMD_1313HMD_1497HMD_1500

Es cierto que Honeymoon Disease son aún jóvenes y se nota que les faltan algunas tablas. El ritmo del concierto quizá no es todo lo fluido que podría ser, pero la banda lo suple con entusiasmo, entrega y buen hacer y el público así lo reconoce, aplaudiendo temas nuevos que ni siquiera hemos escuchado aún y que se incluirán en su próximo trabajo como "Doin’ It Again", "Calling You" o "Electric Eel", que la banda sí había sacado ya a la luz pública en un 7" pocos días antes del concierto. Regalando sonrisas, solos de guitarra y poses para el pack completo, la banda se lleva el gato al agua con el tramo final del concierto compuesto por la infecciosa "Gotta Move" (celebradísima por el respetable) y el tema "Motörhead" de la banda del mismo nombre, y de cuyas voces se ocupó el nuevo bajista Cedric.

El público, totalmente entregado a la fiesta, reclamó un tema más y a pesar de no estar previsto, los de Goteborg nos obsequiaron con ese "You’re Too Late" con aroma a Johnny Thunders and the Heartbreakers cantado por una Acid totalmente desbocada y que provocó largas colas en el stand de merch donde la banda vendía los discos y las camisetas a pares. Ahora mismo Honeymoon Disease son una banda en formación pero también en claro ascenso. Han demostrado que tienen talento para componer y también muestran voluntad sobre el escenario. Con un disco nuevo potente (y que, por lo escuchado esta noche, promete bastante) y un par de giras más en su haber, esta banda tendría que dar el paso al siguiente nivel sin demasiados problemas. Y los que les hayamos visto en esta gira podremos fardar con aquello de "I Was There".

HMD_1451HMD_1454HMD_1501HMD_1552

Texto y Fotos: Edko Fuzz (fotos cortesía de Red Sun Barcelona)