bpills14Son la gran promesa dentro de ese ambiente revival que está surgiendo del sonido de finales de los sesenta y primeros de los setenta. Después de venir dando guerra en 2013 girando por Europa, la segunda vez como cabezas de cartel con tan solo 2 EP y ser fichados por Nuclear Blast, tenemos el tan esperado primer larga duración de Blues Pills ¡Id preparando los pantalones de campana!!
David Campos
Nota: 8´9/10 

 

Para quien no los conozca, Blues Pills destilan un rock bluesero bastante contundente con tintes de jazz y aires psicodélicos, todo mezclado con una hermosa y potente voz bañada de soul, suenan de lujo y sus canciones son buenísimas, con un feeling enorme y unos efectos musicales alucinógenos.

Como decíamos, muchos grupos están recuperando algunos de esos sonidos «retro´´, pero pocos llevan ese cometido como ellos. Rescatan los mejores sonidos de esa época dándoles un punto más de dureza y manteniendo el sentimiento de una forma muy efectiva. La culpa la tiene un combo encabezado por la sueca Elin Larsson, cuya increíble voz y técnica unida a su estilo y carisma la convierten en una estrella emergente; lo mismo se podría decir del francés Dorian Sorriaux, tildado de genio de la guitarra con apenas 20 años; si a todo esto le añades a los experimentados en materia Zack Anderson (bajista) y al batería Cory Berry (miembros originales de los americanos Radio Moscow) tenemos la mezcla perfecta.

Si tienes la suerte de hacerte con uno de los originales vinilos que están circulando aun sonará más auténtico cuando empiece la enérgica High Class Woman, manifestación instantánea de calidad y actitud, donde Zack y Cory marcan las pulsaciones arrancando el motor para seguidamente unírseles la acrobática voz de Larsson, que fluye en armonía con los punteos de Dorian generando una corriente electrizante.

Ain’t No Change es una magnifica continuación, el combo se muestra sólido y nos traen un arsenal de armonías que te harán moverte irremediablemente a su ritmo.

La psicodelia en Jupiter viene de las acrobacias a la guitarra de Dorian y de un galopante bajo que harán de este trayecto un ácido viaje musical cuya producción ha corrido a cargo de Don Alsterberg (Graveyard, Horisont).

Black Smoke llena de blues el ambiente para que te dejes llevar por sus melodías hasta que una combustión de incendiarios ritmos exploten, dejando el paisaje sonoro propicio para improvisar con energizantes solos y frenéticos ritmos. Un pequeño intermedio llega con River y No Hope Left For Me, que relajan un poco el ambiente para que podamos disfrutar de los pequeños detalles.

Devil Man, que originalmente arrancaba con la potente garganta de Larsson, es el tema que más ha cambiado respecto a su primigenio cuando curiosamente es el que les puso en órbita y cuyo EP consiguió el aplauso de crítica y público, (os dejo el video de su EP para los que no lo conocierais) ahora suena más como una continuación del tema original (podría ser Devil Man pt2), aun así es poderoso y hermoso a la vez, aunque como en otros temas de los EP, Larsson, que no parecía escatimar en garganta, esta algo más comedida en las nuevas revisiones, pero magnifica igualmente.

Un bajo impecable y una batería que añade más clase a las notas de la guitarra deambulan en Astralplane. Seguidamente el cuarteto rinde tributo al precursor del «twist´´ Chubby Checker , con Gypsy, donde después de escuchar el tema original solo se puede alabar la forma de llevar a su terreno un tema así, dándole ese toque personal.

La despedida llega con la hermosa e hipnótica Little Sun, donde la sensual voz de Elin cierra un trabajo que respira pasión y cierto espíritu rebelde, pero que sobre todo se siente honesto.

Para algunos será imposible no comparar este trabajo con lo visto en sus EP, ya que este disco contiene cinco temas de aquel material, retocado o con variaciones. Esto se traduce en la siguiente pregunta ¿Qué se debía hacer con ese material? Es obvio que si están donde están es gracias a este, pero reflexionemos unos segundos…Tenemos diez temas en total, de los cuales uno es una versión; si hubiesen metido los cinco temas tal cual, nos quedarían realmente cuatro, y quien ya tuviera los dos EP se sentiría poco menos que estafado. ¿Entonces? Supongo que la mejor solución era darles un lavado de cara y así poder mostrar a quien no les conociese un singular compendio como presentación y ofrecer a los fans un material diferente al que ya tienen.

Comparaciones aparte, tenemos composiciones llenas de sentimientos diversos en armonías que se reflejan magníficamente en el arte de la reconocida artista Marijke Koger-Dunham, cuya obra pintada en los años 60 ilustra a la perfección el espíritu de la banda, el cual te transportará décadas atrás en un hechizante viaje en el tiempo.

Y es que Blues Pills suenan familiares, pero de una manera refrescante y creativa a la vez, y no es que hayan inventado nada nuevo, pero su propuesta suena actual y rejuvenecedora para el estilo. Han llegado con paso corto pero firme y tienen lo que hay que tener, habrá que seguirles muy de cerca porque esperamos que tengan mucho que decir aun.

Peace and love

David Campos

Temas:

01 – High Class Woman
02 – Ain´t No Change
03 – Jupiter
04 – Black Smoke
05 – River
06 – No Hope Left For Me
07 – Devil Man
08 – Astralplane
09 – Gypsy (Chubby Checker cover)
10 – Little Sun

http://www.bluespills.com/index.php/en/