Editor's Rating

9

Recién salido del horno nos llega este flamante nuevo trabajo de los maestros suecos del doom CANDLEMASS titulado “THE DOOR TO DOOM” (más explícito no se puede ser), que da continuidad a aquel EP titulado “House of the doom” (2018) y que, a su vez, supone el retorno a sus filas del vocalista original del banda, a saber, Johan Längquist, o lo que es lo mismo, el cantante que fue contratado para cantar en el primer e histórico disco de CANDLEMASS titulado “Epicus Doomicus Metallicus”(1986). Por si el título del disco no fuese suficientemente ilustrativo o por si el hecho de que Längquist vuelva a la banda después de más de 30 años no fuese otro indicativo de lo que nos ofrece hoy CADLEMASS, los suecos añaden al trabajo una portada que básicamente viene siendo casi la misma que la de aquel debut discográfico que acabamos de mencionar. Resumiendo, doom con todas las de la ley.

Marcel.lí Dreamevil

Como digo, CANDLEMASS vuelve a lo clásico (aunque tampoco es que se hayan ido demasiado lejos de sus raíces durante todos estos años). Vuelve, como digo, a recuperar la formación clásica con Johan Längquist (voz), Mats “Mappe” Björkman (guitarra 1985-1994, 2001-presente), Lars “Lasse” Johansson (guitarra 1987-1994, 2001-presente), “Leif Edling” (bajista fundador 1984-presente) y “Jan Lindh” (batería 1987-1994, 2012-presente). Juntos regalan a los fans un total de ocho temas que hacen honor al título del disco, es decir, puro doom con esas típicas atmósferas pesadas, graves, oscuras, tenebrosas y deprimentes.

Así, si ese viernes 13 de febrero de 1970 BLACK SABBATH publicaron su homónimo disco de debut que por muchos es considerado, no solamente el inicio del heavy metal sino también la creación del DOOM METAL, 16 años después, un 10 de junio de 1986, CANDLEMASS publicaba su “Epicus Doomicus Metallicus”, que como reza su nombre, marcaría el sello de identidad de su sonido épico doom y metálico.

Desde aquel debut han pasado la friolera de 33 años y ahora nos llega su duodécimo larga duración que se erige como uno de sus mejores trabajos en años. Como comentábamos antes, la portada hace honor al espíritu que impregna esta entrega. Definitivamente, no es gratuito el hecho de que sea prácticamente la misma ilustración que el de su primera obra. Así, este es uno de esos discos que va ganando puntos a medida que se van repitiendo las escuchas, melodías retorcidas y endiabladas que van entrando poco a poco hasta impregnar cada una de nuestras neuronas. “Splendor Demon Majesty” pega fuerte a modo de himno para dar paso a la dramática “Under the Ocean”, lenta y pesada cual maquinaria siderúrgica a bajas revoluciones. El tercer corte “Astorolus – The Great Octopus” incorpora un solo del mismísimo Tony Iommi y es un tema que perfectamente podría haber sido compuesto por él mismo, pura esencia Sabbath.

Si seguimos desgranando temas no encontramos con la balada “Bridge Of The Blind”, que a mí, personalmente, me recuerda mucho a aquel “Before The Dawn” de los JUDAS PRIEST incluído en aquel “Killing Machine” (1978). Solamente por el aspecto nostálgico de esta canción vale la pena la escucha. Pasada la pausa llega “Death’s Wheel”, uno de los más agresivos en cuanto al aspecto vocal muy en la onda del grandioso Dio y con una melodía ruda pero melódica que engancha a la primera. Sigue la descarga con “Black Trinity”, puro doom con la esencia CANDLEMASS entremezclada con esa última etapa de HEAVEN & HELL de aquel disco titulado “The Devil You Know” de hace una década.

Despedimos el disco con dos de los mejores temas. “House Of Doom”, dentro de lo que viene siendo la tónica general del disco, podríamos decir que incluye algo de velocidad en los pasajes que preceden al estribillo, convirtiéndolo en uno de los más rápidos. Por último, más de siete minutos nos ocupará escuchar “The Omega Circle”, que transcurre como una especie de película de terror y que, de manera agónica, nos irá transportando hacia uno de los estribillos más pegadizos de este “The Door to Doom”.

En definitiva, excelente disco de estos suecos que, contra todo pronóstico, han sido capaces de levantar el vuelo nuevamente y demostrar una capacidad creativa más que notable.

Solamente nos queda ver de qué son capaces en directo el próximo viernes 5 de julio en el ROCKFEST DE BARCELONA y es que, tras su descarga en la pasada edición de 2016, CANDLEMASS vuelve al festival para presentar su nuevo material y, sin duda, seguro valdrá la pena poder ver a estos veteranos del doom en acción. Y si alguien quiere repetir o se queda con las ganas, también tendremos ocasión de verles el sábado 10 de agosto en el LEYENDAS DEL ROCK.
Marcel.lí Dreamevil
Temas: 1.- Splendor Demon Majesty, 2.- Under The Ocean, 3.- Astorolus – The Great Octopus, 4.- Bridge Of The Blind, 5.- Death’s Wheel, 6.- Black Trinity, 7.- House Of Doom, 8.- The Omega Circle


Comparte esto: