Editor's Rating

6

Con el llamativo y original nombre de Ciclocéano llega a la escena este joven cuarteto para poner en circulación su ópera prima “Líneas de meta”; un trabajo sobrio y elegante, cargado de buenos himnos a mitad de camino entre el pop juvenil y el rock melódico de aceptación general.

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

Comandado por la voz y la guitarra de Antonio Curros, autor de las composiciones, se presentan en circulación Ciclocéano. Junto al citado Antonio, forman el roster de la banda Fer Vilar al bajo, Adri Espinosa a la batería y Xavi Igual a la guitarra. “Líneas de meta” ha sido grabado, mezclado y producido, con sobresalientes resultados, por M.A. Mart; siendo masterizado en los prestigiosos estudiso AVD Mastering de Andy Vandette. La molona portada ha sido realizada por Lauren Zaknoun.

“Lineas de meta” arranca con “El manual” que cuenta con la colaboración del guitarrista de O´Funkillo, Javi Marssiano. Se trata de un medio tiempo que describe a la perfección lo que la banda ofrece. Un tema bonito y agradable que entra a la primera; buen trabajo a nivel vocal. Más actual arranca el single elegido por la banda para presentar su trabajo “Cianuro”. Un sencillo, pero ágil, ritmo de guitarra y batería dan paso a un estribillo súper pegadizo.

Mi propia nave espacial” es quizá la mejor canción del disco, en mi humilde opinión. Es variada, no carente de complejidad, con unos buenos arreglos. No pierde el ritmo en ningún momento y se va desarrollando in crescendo progresivamente hacía un chulísimo final. Al son del piano inicia su andadura “Para volvernos a encontrar”. Un tema sencillo, que sirve para desarrollar una amplia y excelente parte literaria que se ve corroborada por un buen y pegadizo estribillo. Llegamos a la mitad del trayecto con la canción que da título al trabajo “Líneas de meta”. Una bonita y particular “balada” donde la voz y los coros de Antonio demuestran la gran labor que desarrolla a lo largo de todo el disco, destacando igualmente los excelentes arreglos orquestales de la canción.

Viaje temporal” recupera ese rollito a lo Coldplay o los últimos U2 que tan bien desarrollan los buenos de Ciclocéano. “Nada especial” arranca súper guitarrero y cañero, si bien un inesperado giro ska da otra dimensión a una canción mucho más directa en comparación con el resto del disco.

Tarde, pero aprendí” es otra canción melancólica muy bien interpretada por la banda. Si bien se trata de una medio balada en semi acústico, hay que destacar la base rítmica que hace un fenomenal papel a pesar de que la guitarra acústica se oye quizá un poco por encima del resto de instrumentos. Pone punto y final al trabajo la acústica “Lo invisible”, donde Antonio Curros a lomos de su guitarra interpreta de manera magistral este bonito tema.

Buen debut de Ciclocéano. Han facturado un disco debut elegante y bonito. Muy Sobrio, en el buen sentido del adjetivo, que destaca por el buen hacer a nivel compositivo, tanto lírica como instrumentalmente. Ahora habrá que defenderlo sobre las tablas que nos consta que los primeros conciertos programados están teniendo una más que notable aceptación. Enhorabuena.

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

TEMAS:

El manual
Cianuro
Mi propia nave espacial
Para volvernos a encontrar
Líneas de meta
Viaje temporal
Nada especial
Tarde, pero aprendí
Lo invisible

https://www.cicloceano.com/

Comparte esto: