Débler – 28 de Diciembre 2019 – Sala Gotham (Madrid)

Con los turrones saliéndose por las orejas nos íbamos al último concierto del año, la presentación del nuevo disco de Débler “Adictium” en la desconocida por ahora Sala Gotham de Madrid.

Texto y fotos: David Aresté

En vez de que el grupo gastase una inocentada a sus seguidores por las fechas que eran, casi se la llevan ellos mismos pero con un final más trágico ya que a pocos días de la fecha del concierto se anunció el cierre de la Cool Stage que es donde iban a tocar en un principio… así que raudos y veloces la gente de On Fire se tuvo que poner manos a la obra para buscar una alternativa para que se pudiese hacer el concierto y demostrando su buen hacer la consiguió, recalando en la Sala Gotham alter ego de la famosa “Uñas Chung Lee” en el barrio de Moncloa.

49410549267_eecc895fed_o49410345766_1bd4d00039_o49410549517_af8f70363a_o

Una vez dentro y capturados por la esencia de una China Town pasada por filtros fluor que ofrece la discoteca, los seguidores de Débler ya esperaban desde primer momento el inicio del show entre vitores y cánticos varios, calmando su ansia por el grupo y demostrando su vitalidad y joventud. El grupo apostó fuerte y no necesitó grupo invitado para marcarse un sold out de 600 personas.

Posicionados en el micro foso habilitado para la ocasión nos sorprendimos por el enorme escenario (se nota que es de discoteca) cuando hubo fundido a negro se desató la locura mientras en la pantalla del fondo se proyectaba la intro de “Adictium”. “Recto hasta el amanecer” (por un momento hubo una ligera esperanza de que apareciese Leo Jiménez) fue el primero en sonar para ir desgranando ese nuevo disco con el apoyo constante del público que cantó del primer al último tema. La infraestructura de la sala respondió con un buen sonido y un juego de luces bastante pasable que se encargó de nublar el cañón de humo de moda y que gaseó más de una vez todo el escenario.

49409870898_9810df1759_o49410345926_9b47cb4f29_o49410345806_fcfb222417_o

“Violar y rezar”, “Grita que No”, “A esta ronda invito yo” fueron de los más aplaudidos de ese “Adictium” para mezclarlos con “Sentencia final” o “La procesión de los borrachos” de su anterior “Somnia” que siguió cantando el público como si no hubiera un mañana, "Renacer del alma" fue el recuerdo a su "Noctem Diaboli" de 2015. Un poco más de una quincena de temas con un solo de violín demostrando la gran técnica de Dani replicando temas principales de bandas sonoras y otro de Nelson bastante más prescindible ya que se vio durante toda la noche su trabajo detrás de los parches y no hacía falta parar todo el engranaje de la noche para que quedara constancia de ello… Aún así fue curioso el “duelo” entre Nelson y Rubén uno en un set de percusión y otro en la batería.

Los hermanos García se lo pasan muy bien en el escenario y eso se nota en crear un show dinámico sin parones o lentitud de algún tipo, mientras que el pequeño Kelsen saca fuerza de dentro para llegar a los tonos más altos demostrando su gran potencial. Algo más cojo queda el combo Álex–Dani entre guitarra y violín en algunas partes que no suenan los dos la canción baja enteros… pero entendemos que son gustos personales echar en falta una segunda guitarra. Por lo demás podrían hacer gala de “juventud, divino tesoro” ya que se comen el escenario y la gente lo agradece. Tienen una gran base, tienen los seguidores… esperamos que no dejen de trabajar en su estilo más que personal para que verdaderamente pasen a ser uno de los valores consolidados de la escena.

49410549547_f3be36f518_o49410549557_3a215aa344_o49410409616_2051bdb4dd_o 

Texto y fotos: David Aresté