Y sin embargo, nosotros estamos, vendidos, a merced de cualquier desaprensivo, con una pluma en una mano y en la otra un cuchillo, que te corte, te raje, te diga que no vales, decida mi carrera sin haberme conocido, tratado y al menos escuchado y, por supuesto, visto”…..

Me preparo para hablar sobre Hamlet, en plena era digital ya sin pluma, pero con el placer de haberles conocido, escuchado y, por supuesto, visto…. Y con la certeza de que la letra de este gran tema suyo ya no debiera suceder pues es un hecho que es una de las mejores bandas de metal de este país, no ver eso es estar ciego. Y no, no me corto, no creo que sea un puto engreído, ellos ya se han ganado el derecho a ser oídos y no estar siempre pendientes de si se han excedido.

El pasado 28 de diciembre cerraron el año a lo grande en Madrid. Con el cartel de Sold Out colgado en la sala BUT, nos presentaron su último disco “Berlin” e hicieron uno de los mejores directos que he visto en estos 365 días.

49318509221_5610a6c6cf_o49318509326_7e81cd5e82_o49318716847_c86abc1e3d_o

La banda madrileña Hamlet lleva ya la friolera de 32 años en activo, 12 álbumes de estudio y 2 de directo. Así que para hablar de un concierto suyo, más que hablar de repertorio, que podrían petar cualquier setlist a temazos, hay que hablar de su propuesta y su música. Quien no haya visto un directo suyo, se lo recomiendo como asignatura ineludible de primero de música. Hamlet siempre tiene un show honesto y contundente de música en estado puro y sin aditivos.

En estos tiempos modernos veo a muchas bandas de rock que se rodean de pantallas de video, efectos, performances, coreografías, vestuario, maquillaje, partes pregrabadas y cualquier envoltorio para crear un gran show. Esto está bien siempre y cuando haya una calidad musical debajo y todo ese envoltorio no tape lo principal…. La música. Lo más emocionante de un directo es la música, y el que mejor te puede transmitir eso es el músico si no le escondes tras el espectáculo. Ver a Hamlet en directo es ver a cinco tíos emocionándose con lo que hacen, viviendo desde lo más profundo de su interior su música, y eso se transmite y te hace emocionarte, saltar, bailar y gritar…. Es lo de siempre, es lo de toda la vida, pero esa fórmula siempre funciona…. Amigos y amigas, esto es rock y así hay que vivirlo.

Y esa fue como siempre la apuesta de Hamlet. El sonido fue perfecto y brutal. Ellos se entregaron por completo al público en un show de dos horas y cuarto…. ¡135 minutos!, tomen nota muchos… Nos emocionaron e hicieron vibrar bajándose del escenario en incontables ocasiones. Lo dieron todo.

Por otro lado la sala BUT sonó como nos tiene habituados, como un tiro. Y las luces, aunque con algo más de luz a contra de la que a mí me gusta, fueron espectaculares, acordes en todo momento a lo que el show requería. Como fotógrafo, siempre me fijo mucho en esto, y en mi opinión, el técnico de luces de esta sala es de lo mejorcito, Iván Mendez hace un gran trabajo en BUT.

49318014083_a26d29c2e7_o49318509391_9f3ef597b9_o49318509441_c0884bfa66_o

A las 20.00h la sala abría sus puertas, gran cola esperando desde bastante antes. Según se acercaba el momento la sala ya estaba abarrotada y a las 21:00h, con gran puntualidad salían al escenario Molly, Luis, Álvaro, Paco y Ken, acompañados esta vez por el teclista que ha grabado la programación de “Berlín”. Todo listo para la descarga.

Directamente empezaron con “Persiste, insiste, repite”, primer corte del nuevo disco, para desplegar un set list muy extenso y bien diseñado que saltaba entre los temas de “Berlín” y los temas más emblemáticos de la banda. Entre los grandes himnos de épocas anteriores sonaron “Vivir es una ilusión”, “Denuncio a Dios”, “Mi religión” o “Antes y después”. Entre los cortes nuevos pudimos disfrutar de “Eclipse”, “Libertad”, “Héroe”, “Salvajes” y por supuesto el primer single “No sé decir adiós”. Álvaro y Paco ponían una base rítmica demoledora, Ken envuelve los temas a la perfección, Luis nos deleitaba con sus tremendos riff de guitarra mientras no paraba de saltar y Molly… Es Molly, se subió a los bafles, no paro de correr y saltar y se bajó en varias ocasiones a cantar entre el público, la energía de los veteranos es inagotable. Al tiempo, el público cantaba todos los temas de principio a fin.

Emprendieron la recta final con “Tu medicina” y el mítico “Irracional”, donde hasta el teclista se vino arriba y se tiró al público, con la anécdota de que se le engancho un cable y tiro todos los teclados al suelo. Pero eso no parecía el final….

49318509181_21735b245d_o49318013903_d8b9d204e5_o49318509231_8ba7b483b0_o

La banda volvió al escenario para cuatro bises, “Imagine”, “JF” con la que la sala se vino abajo, “Habitación 106” y el colofón final… Luis y Ken se bajaron a tocar entre el público y Molly, también abajo y subido a hombros de un fan dio la salida para arrancar un tremendo pogo con “Egoísmo”. Una gran fiesta y un rio de energía alargando el tema que no termino hasta que Molly no dio ocho saltos consecutivos de un lado a otro del escenario. Impresionante.

El público disfruto, la banda disfruto y los cinco componentes se despidieron con sinceras palabras de agradecimiento y diciendo que siempre guardarían eso en sus corazones.

Hamlet lleva como el que dice toda la vida encima de un escenario y nos recordaron esa noche que la energía de la música es mágica. Que en la sencillez de un show de corazón radica la emoción de un directo. Y que “su medicina” sigue curando los corazones y seguirá haciéndolo por mucho tiempo.

Texto y fotos: José Sancho

SET LIST 28/12/19 Sala BUT:

Persiste, insiste, repite
Eclipse
Vivir es una ilusión
Denuncio a Dios
Libertad
Imperfección
Mi religión
Limítate
Antes y después
Serenarme (en la desolación)
Héroe
Salvajes
Tiempo
Queda mucho por hacer
Tu medicina
Irracional
—-
Imaginé
JF
Habitación 106
Egoísmo