Jorn + Adamantia – 22 de Noviembre 2019 – Sala Shoko (Madrid)

Han tenido que pasar la friolera de 12 años para que Jorn Lande volviera por España, gracias a Etinproduccions que han conseguido que el reservado nórdico saliera de su fría Noruega aprovechando un momento que no estaba relatando las historias de Avantasia por el mundo.

Texto: Susana Manzanares
Fotos: David Aresté

Jorn aterriza en nuestro país para una gira de tres fechas (acompañado de Oxido y Toifelthal en Pamplona, Kilmara en Barcelona y Adamantia en Madrid para abrir las respectivas noches) que ha servido como repaso de una carrera que pasa ya los 20 años y que Frontiers ha dado cuenta de ello en la caja “50 years on Earth” aunque ya tiene a punto otro disco de versiones que fue de lo único que traía merchandising y tan sólo una camiseta. En estos últimos años ha estado ocupado principalmente a las órdenes de Tobias Sammet participando en los discos y giras de Avantasia, y dejando un poco más de lado su carrera en solitario por lo que la gente tenía muchísimas ganas de volver a revivir sus temas tal y como pudimos comprobar en una Shoko cercana al sold out.

En Madrid los encargados de abrir la velada fueron los locales Adamantia que presentaban su segundo disco Pandora. Un grupo local siempre es un aliciente y aunque no siempre ayuda a traer un poco más de gente a las salas, en este caso la sala estaba a más de mitad de aforo desde el primer tema, así que los madrileños tenían la oportunidad de lucir sus galas ante un número de público considerable. Esa circunstancia a veces tiene doble filo, el principal mal que sufrió el grupo, no es tocar en malas condiciones de sonido, que las tuvieron -sin tener en cuenta el juego de luces de discoteca de la Shoko-, sino el enorme hándicap que supone tocar antes de alguien a quien la gente espera con unas ganas concentradas de 12 años, los que hacía que no veían a Jorn Lande en solitario.

 cronica-jorn-adamantia-madrid4cronica-jorn-adamantia-madrid5cronica-jorn-adamantia-madrid6

Con algo de mejor sonido quizá hubieran conseguido levantar más a la gente, pues en gran parte de su actuación una bola sónica embarullaba los temas tapando la estupenda voz de Isra Gadea y a la guitarra de Fran Soler que por momentos ni se oía. A pesar de ello, el público que esperaba ansioso al plato fuerte de la noche supo alabar y corresponder a la banda con su cálida respuesta y ovaciones ante temas como ‘Tierra Hostil’ o ‘Lucha de Titanes’ y ante la potente voz de Carmen Xina como invitada especial para interpretar ‘Hielo En La Sangre’, dejándonos uno de los grandes momentos de su actuación. Esperemos que la banda siga así rodando firme sobre el escenario, consolidando su posición y afilando su estilo personal, que las bases ya las tienen.

Tras Adamantia, es momento de cambiar de equipo y dejar todo listo para recibir al principal protagonista y a su más reciente lanzamiento Live On Death Road, material nuevo desde el mega recopilatorio 50 Years On Earth que editó Frontiers el año pasado y expectantes ante la segunda parte de ese Heavy Rock Radio que tiene que llegar en poco tiempo. Por ello y por el tiempo que hacía que no venía, Jorn preparó un set de grandes éxitos con una selección de sus mejores temas y alguna de sus famosas versiones, que en muchos casos y arriesgándome a lluvias de críticas, diría que más de una casi casi supera las originales… ya está, lo he dicho.

cronica-jorn-adamantia-madrid1cronica-jorn-adamantia-madrid10cronica-jorn-adamantia-madrid2

Al igual que pasó con Hardline, tiene pinta que Frontiers dotó al noruego de estupendos músicos como Francesco Jovino a la batería y el chico para todo del sello, Alessandro del Vecchio a las teclas. Como compañeros de equipo además le acompañan Sid Ringsby al bajo, y Jorn Viggo Lofstad a las guitarras, una incorporación de urgencia que entró al poco de comenzar la gira ya que Tore Moren se lesionó la mano.  

Con ‘Life on the Death Road’ comenzó el viaje en el tiempo por la carrera de esta prodigiosa voz, un viaje cercano a las dos horas donde intercaló temas de sus discos, versiones y alguna canción de los grupos en los que ha estado. El sistema de luces inconexas se hizo más presente en los primeros temas envolviendo a Jorn en un ambiente de tonos verdes y magentas que sumado a una gran cantidad de humo hicieron esa primera parte un tanto agobiante… luego se fueron acoplando un poco más y todo fue más agradable a nivel visual. El sonido por suerte no tenía nada que ver respecto al del primer grupo y pudimos disfrutar la maravillosa voz de Jorn tal y como se merece.

cronica-jorn-adamantia-madrid7cronica-jorn-adamantia-madrid8cronica-jorn-adamantia-madrid9

Al tener tantos discos editados y hacer tantas versiones como quien se hace un café, se hace más complicado confeccionar un setlist y sobre todo, acertar con él a gusto de todos, así que suponemos que más o menos todo el mundo salió satisfecho de los temas y versiones que pudimos disfrutar en el concierto. Magníficas versiones como ‘Ride Like The Wind‘Are You Ready’ o la nueva ‘Lonely Nights’ de Bryan Adams no desentonaron para nada con la línea del repertorio sino remarcaron la elegancia de la que hace gala el grupo. ‘Sunset Station’, ‘Stormcrow’ o ‘Out of Every Nation’ fueron temas muy aclamados por la gente… pero lo que sin ninguna duda quedó en evidencia son las ganas que tiene la gente del disco Dracula, ya que cuando empezaron a sonar las primeras notas de ‘Walking On Water’ la sala enloqueció y lo hizo más aún con el coreable estribillo y unas guitarras de infarto, es una pena lo poco que le vemos en los escenarios y no saque más provecho a un disco tan inmenso… La parte fuerte de la noche vino con un medley de Black Sabbath con temas como ‘The Mob Rules’, ‘Lady Evil’ o la grandísima ‘Heaven and Hell’, para acabar con otros dos temas propios como ‘Lonely Are The Brave’ y ‘Ride To The Guns’ y poner el broche de lujo bajando a atender a sus fans con toda humildad, paciente, caluroso y cercano con todo el mundo.   

Casi dos horas de pura delicia, de dejar todo fuera y entrar en la sala con la mente en blanco para dejarse empapar de una de las voces de más calidad que tiene el rock en la actualidad. Lástima que el tiempo no diera más de sí para ‘Stormbringer’ tal como estaba previsto en el set, esperemos que ojalá en una próxima vez y que no haya que esperar otros 12 años, otra vez no.

Texto: Susana Manzanares
Fotos: David Aresté