Rhapsody of Queen – 11 Jul/18 Agosto’19 – Teatro Rialto (Madrid)

Nueva oportunidad de ver un concierto de Rock en un teatro, así que no podíamos faltar al espectáculo “Rhapsody of Queen”, producido por la gente de Moon World Records y que ha estado entre los meses de Julio y Agosto en el Rialto de Madrid.

Texto y fotos: David Aresté

Es obvio que no solo porque sea dentro de un teatro, cosa que anhelamos que pasase más a menudo, si no porque era para disfrutar una vez más de las nuevas interpretaciones que la gente de MWR les ha dado a los temas de Queen. Lejos y ya guardado queda su anterior espectáculo “Symphonic Rhapsody of Queen” y con “History of Rock” entre medias, la gente de la productora ha vuelto a dar una vuelta a los temas de la Reina para ofrecernos este “Rhapsody of Queen”.

hgMVflB dy4ADN9 qKWDn5j

Más que vuelta es ofrecernos el lado contrario a su anterior “Symphonic…” de lo ampuloso pasarlo a una banda al uso, añadiendo una sección de vientos y unas coristas. El sistema de voces principales vuelve a ser el mismo de juntar a 4 voces del panorama rockero para que nos den su particular visión de estos grandes temas de la música. Los elegidos esta vez fueron Thomas Vikström de Therion (siempre presente en los espectáculos de la compañía), Kenny Leckremo e Inés Vera-Ortiz (que ya vimos en History of Rock) y Diego Valdez de Lords of black para acabar el equipo titular.

El espectáculo que comienza con una intro que no tiene mucha sustancia (la podrían haber cambiado por algunos vídeos, hubiesen lucido más en las fantásticas pantallas de vídeo que tienen para el show) da paso a toda la retahíla de clásicos que hemos oído más de cien veces pero que nunca cansan, son canciones para la historia, inmortales, intergeneracionales, como se les quiera llamar… y quizá de eso se nutren la cantidad ingente de grupos tributos con la coletilla“The best queen tribute”. Ya hemos hablado más de una vez sobre eso, siempre defendemos la música y la difusión de un legado que esté bien hecho, no el interés, el hacer por hacer o el momento de una moda… y en este caso con tal elenco de voces no puede ser algo artificial, por llamarlo de alguna manera.

nel5xrD nJmE3a7 npyW7kP

“Somebody to Love”, “Friends will be friends”, “Innuendo”, “Tie your mother down”, “I want it all”, “Too much love will kill you”, ”Bohemian Rhapsody”, “Love of my life”, “We will rock you” o “We are the champions” están… y aquellos que pensáis también… dos horas y media dan para mucho (y los sábados dan dos pases). Grandes temas como decimos pero nos quedamos con ciertos momentos del show por su gran interpretación como el “Innuendo” de Vikström y toda la banda, sigue el amigo Thomas con una Bohemian Rhapsody con ciertos aires de ópera que hace suya, sigue Thomas esta vez con Inés para marcarse un más que emotivo “Who wants to live forever” y sigue Inés con Leckremo con un intenso “Play the game”.

La banda que les acompaña queda en un segundo plano ya que están situados en el fondo del escenario en dos niveles con José Navarro a la guitarra y Bruno Suppo al bajo, junto a los cantantes. Esta vez no está el compañero de Thomas en Therion Christian a la guitarra, pero José saca con relativa solvencia todos los temas. Los vientos y las coristas les dan una visión diferente a las adaptaciones que intenta dar el espectáculo. A nivel vocal el show es intachable con esos cuatro ases de la escena local: Thomas por su dilatada experiencia con Therion es quien tiene más protagonismo, Inés y su torrente de voz es quien le seguiría para acabar con Diego con su registro más metalero/rockero el cual aumenta y potencia las nuevas adaptaciones de los temas y Kenny con su vitalidad y energía que le da otro aire a las composiciones (las dos últimas semanas ha entrado en su lugar Mehmet Kaya, de los turcos Saints’n’Sinners).

gc05ISE dtsGlJo 3pIYpIQ

Una buena oportunidad para dar a conocer a los iniciados los temas de Queen, aquellos que se han hecho seguidores del grupo por la película o aquellos que simplemente quieran ver los temas en directo, con las comodidades como decimos que puede dar un teatro (sonido y luces magníficas). Ahora bien, la moda es muy golosa y siempre están dispuestos a subirse al carro del rock más de uno y más de dos…. Y parte de los que estaban en el teatro saltando haciéndose los super rockeros (el Rialto quizá no esté por la labor de aguantar a decenas de personas a saltando la vez, y mucho menos desde el primer piso) seguro que no volverán a saber de Inés, de los Therion de Thomas ni de los Lords of Black de Diego… hay Rock y Metal durante todo el año y se pueden comprar entradas igualmente, para apoyar la escena y para apoyar a los verdaderos grupos de estos artistas y no quedar en algo de fachada. Luego están aquellos que siguen otra moda que es no parar de hablar durante todo el concierto que quizá confundan a los músicos con el hilo musical de un bar, y los que directamente se van a mitad de show. Que todos hagan el uso que creen conveniente, ojalá cambie algún día… de momento para siempre y por siempre, Queen. Gracias Moon World Records.

Texto y fotos: David Aresté

Comparte esto: