El pasado jueves 7 de febrero, en un Zénith que se llenó al completo pudimos asistir a la gran misa. Dirigido por Tobias Forge, GHOST nos prometía un gran espectáculo. Y para que el disfrute fuera completo, CANDLEMASS se unió al cartel para mi disfrute personal.

Peetoff – United Rock Nations
Traducción: Toni Marchante

Por tanto, fueron los dioses del Doom CANDLEMASS, formados en 1984, quienes tuvieron el privilegio de abrir la noche. Los míticos suecos están de vuelta en los escenarios franceses. Para la ocasión nos ofrecieron un setlist con grandes temas, pero en mi caso demasiado corto. Aparte de "Astrolus-The Great Octopus" que aparecerá en la próxima entrega (The Door To Doom), el resto de los títulos son todos de los mejores álbumes de CANDLEMASS. Nightfall 87, Ancient Dream 88, Tales Of Creation 89, y su obra maestra EPICUS DOOMICUS METALLICUS del 86, fueron los más honrados. Fue con LEIF EDLING , la triste Marcha fúnebre, con la que la banda subió al escenario. No os podéis imaginar lo feliz que estuve al escuchar la voz de Johan Längqvist, incluso aunque el Señor no subiera tan alto su voz. Como era de esperar, la mayor parte del público de esta noche estaba descubriendo la música de los suecos y el ambiente no correspondió a uno de sus conciertos. Sin embargo, el espectáculo fue de gran calidad y sin florituras, están en su lugar y los temas sonaron compactos sin problemas. Puede que fuera el único, pero maldita sea lo difícil que es escuchar estos títulos tan legendarios como Mirror Mirror, A Sorcerer’s Pledge o Solitude al final. Vine, volví a ver a la leyenda CANDLEMASS, ahora por favor, déjadme morir en soledad.

El momento tan esperado para los 6000 peregrinos presentes en la Catedral Zenith había llegado. El cardenal Copia y sus Nameless Ghouls están en el escenario para un recital de 2 horas y media que prometía ser grandioso. En poco menos de 10 años, GHOST se ha construido una sólida reputación. Sin ofender a sus contrarios, no es suficiente tener una imagen original, sino también álbumes y niveles de calidad para estar presentes en la escena de hoy.

Baimw0U ynpLJyH MvGwEBv

Desde las primeras notas de Ashes, los fieles en la Nave se vuelven completamente histéricos. Los Nameless Ghouls se colocan en la encrucijada en Rats, mientras el cardenal Copia hace su aparición provocando una orgía inconmensurable. Detrás de ellos, una serie de pasos suben al Coro de la Catedral, donde se colocan los teclados y la batería. En el fondo, tenemos a la derecha las vidrieras tradicionales que son hermosas. Todo va acompañado de un espectáculo de luces como rara vez he visto. Es hermoso, está ajustado al milímetro, es simplemente GRANDIOSO.

El setlist es de nivel para los fieles recientes como yo. Los últimos 2 álbumes del grupo son el centro de atención. Casi la totalidad de Prequelle y Meloria fueron interpretados, así como los títulos emblemáticos de las dos primeras obras del grupo. Todo estuvo preparado para pasar un momento inolvidable. En el escenario, los incesantes ballets de los Nameless y los múltiples trajes del Cardenal hipnotizaron a los fieles que no se perdieron ni un instante. Además de todo eso, la gran forma de Tobías con sus pequeños pasos de baile, discursos o chistes sucios tuvieron un rendimiento perfecto, justo cuando el grupo está justo al comienzo de su gira europea. Los Nameless Ghouls se marcaron un pique de guitarras en Devil’s Church. Papa Nihil apareció con el saxofón en el fabuloso Miasma.Esta primera parte terminó con la majestuosa Life Eternal, una mezcla de emociones , tristeza y belleza en una sola pieza.

k4SmXDp D4UN1At KUGj4p1

Incansables, GHOST estuvo de vuelta para un segundo acto que prometió ser tan intenso como el primero. Comenzando por Spirit, la segunda parte del espectáculo no tuvo tiempos muertos. Visualmente todo fue perfecto, ya sea Year Zero y sus efectos pirotécnicos o Mummy Dust y su lluvia de confeti, los fieles miraron con atención. Solo He is servirá como respiro en esa liberación de energía. El Cardenal Copia aprovechó el título If you have ghosts (versión de Roky Erickson) para presentar a los siete Nimeless Ghouls que lo acompañaron, lo que permitió a los fieles adoptar una pose bien merecida para afrontar el final de la misa. La suite no es más que una orgía en la sala con la secuencia de Dance Macabre, Square Hammer y Monstrance Clock de Infestissuman (2013), que será reanudada en coro por un público entregado a la causa del Cardenal.

En el espacio de 10 años, GHOST habrá pasado de la predicación callejera a la celebración de la misa en la Basílica de San Pedro. El desempeño del grupo y la calidad del espectáculo propuesto, hace que sea innegable el entrar en las grandes ligas. Incluso nunca pensé decir esto, son la continuación?

0VnM2Ik vqfFz53 RqiJ8oL

Peetoff – United Rock Nations (Click en el link para ver más artículos de URN)
Traducción: Toni Marchante