Editor's Rating

7.7

Ríos de tinta están corriendo en las últimas fechas en los mentideros del heavy metal acerca del disco “Somnia” de los madrileños Débler y es que la sombra de Txus di Fellatio es muy alargada, tanto para lo bueno como para lo malo. En cualquier caso hay que quitarse la cera de los oídos, eliminar cualquier idea preconcebida y darle una (o varias) escuchas a este buen disco porque lo es y porque lo merece.

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

Dos años han pasado tras un prometedor disco debut, Noctem Diaboli, para que salga a la luz lo que es el disco de consolidación de Débler, “Somnia”, un disco conceptual acerca de la figura de Benjamin Baker, el Barbero Diabólico de la calle Fleet, al que la mayoría conocimos a través de la película musical Sweeney Todd de Tim Burton. No es fácil realizar un disco ambientado en un tema en concreto lo que habla bien de la banda antes ni siquiera de empezar a escucharlo.

Nos encontramos en “Somnia” un trabajo de power metal de toda la vida bien aderezado con elementos sinfónicos que dan un empaque y color al disco. Musicalmente es impecable, la base rítmica suena rápida y poderosa, como debe de ser en un cd de esta índole, las guitarras afiladas y la voz de Rubén Kelsen cumple con creces las expectativas; todo ello aderezado con gran labor del violinista Dani Fuentes, muy presente en todo el trabajo, y los arreglos sinfónicos dan un resultado técnicamente impecable.

El sonido que le han sacado al disco sin ser malo, ni mucho menos, es lo que más descolocado me ha dejado pues da la sensación que unos temas van por un lado y otros por otro, como si hubieran sido realizados por separado; en cualquier caso, ni que decir tiene, que el disco suena correctamente, además cuenta con diferentes colaboraciones que siempre suma.

Dentro de la obra propiamente dicha podemos hacer una doble distinción, por un lado existen tres temas que denotan la clara influencia que Mägo de Oz tiene en la banda como son “Nada nos podrá parar”, “Frente al espejo” (en menor medida) y “La procesión de los borrachos” y, por otro lado, el resto de los temas del disco con un sonido más actual, oscuro, contundente y mucho más sinfónico; ya la cosa va por gustos.

El disco se inicia con “186, Fleet Street” a modo de sinfónica sentencia judicial introductoria donde se condena, desconocemos a qué, a Benjamin Barker por diversas minucias como asesinato, latrocinio, usurpación de identidad, maltrato y abandono de su familia… una joya, vamos. Tras la sentencia llega la ejecución de la misma con “Nada nos podrá parar”. Un tema ágil, alegre y directo donde se nos narra la injusta sentencia a la que ha sido condenado el bueno de Benjamin.

Nos introducimos en el universo netamente Débler con “Mar de lágrimas” donde las composiciones pierden velocidad y ganan en contundencia, orquestación y complejidad. Un ritmo y un sonido más actual nos evocan un precioso tema donde Rubén está sembrado. “Sentencia final” continua el camino sembrado por su predecesora. Otro tema a medió tiempo muy sinfónico, oscuro y actual con un pre y estribillo muy chulo y elegante. Los temas que más me han molado del disco desde mi humilde opinión.

En este momento la banda está plenamente en su salsa y lo demuestra con “Cuando las estrellas dejen de brillar”, un tema melancólico y melódico interpretado con voz femenina que aporta dulzura al mismo. Tras este paroncillo “Se apagó el sol” retoma la orquestación y la contundencia pisando el acelerador por momentos. Este tema sí que suena contundente y con pegada con prevalencia de la base rítmica que lleva las riendas de la canción.

Llega la balada con “Rosas de color marfil”. Muy romántica, of course. Pisamos de nuevo el acelerador con “Frente al espejo” dándole mucha chicha al asunto y recuperando la versión puramente power metal de Débler. “La procesión de los borrachos” es un tema D.O. Mägo de Oz. Divertida, marchosa y alegre, con muy buen ritmo, pegadiza y bailable.

Pone punto y final al disco la canción que da nombre al disco “Somnia” la cual es, sin duda, la canción más larga y compleja del disco, han dejado el vino bueno para el final. Bajo una base sinfónica se han sacado de la manga un pepinazo con un rollo bien chulo. Líricamente está interpretada de lujo, no perdiendo ritmo ni intereses a lo largo de sus más de siete minutos y musicalmente está perfectamente encuadrada. Temazo de diez para acabar.

Débler sigue haciendo camino poco a poco en el difícil e ingrato mundo del heavy metal patrio y “Somnia” sirve de consolidación a esta jovencísima banda madrileña que se ha sacado de la manga un gran trabajo.

¡Enhorabuena chicos!

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

TEMAS:
1. 186, Fleet Street
2. Nada nos podrá parar
3. Mar de lágrimas
4. Sentencia final
5. Cuando las estrellas dejen de brillar
6. Se apagó el sol
7. Rosas color marfil
8. Frente al espejo
9. La procession de los borrachos
10. Somnia

http://www.debleroficial.com/

Comparte esto: