Editor's Rating

8

Un montón de años han pasado desde que tuvimos las últimas noticias del otro guitarrista de Warcry Javier Díaz y su excelente proyecto de heavy metal de toda la vida Edén. Un prolongado parón que ha supuesto el impulso necesario para poner en circulación este “El despertar de los sueños” con fuerzas y ánimos renovados.

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

“El despertar de los sueños” es el quinto trabajo de la formación asturiana y que, como reitero, no por prolongado en el tiempo dejaba de ser esperado. Ya habíamos tenido un contacto previo con el disco con un EP de adelanto hace un par de años, creo recordar, pero el paso del tiempo nos hacía temernos lo peor; por suerte para nosotros, nuestros nefastos augurios han sido borrados de la mejor manera posible, un ataque de metal directo a la yugular. Acompañan al excelente guitarrista en esta andadura el cantante Gaspar Braña, Eneko Ramos a la guitarra, Juanjo Díaz a las cuatro cuerdas y Adrián Mendez a la batería. Un solvente roster titular. El disco ha sido perfectamente producido por la propia banda, siendo grabado en Tutu Estudios de Avilés y mezclado y masterizado por el master Alberto Rionda en sus Sanctuarium Estudios. Del brutal art work se ha ocupado el gran Fernando Nanderas. Vamos, que no se han escatimado esfuerzos en el trabajo.

Se inician las hostilidades con el pepinazo “Vuelve” que tras una especie de marcha militar llamando a las armas estalla en tus oídos como un cañón. Un tema que muestra todas las bondades de Edén. Excelentes riffs, contundencia, velocidad, ritmos pegadizos y pegadizos estribillos; así se hacen las cosas. A toda velocidad arranca “Destierro en el tiempo”. Un doble bombo infernal abre paso a la maquinaria en un tema cojonudo, puro heavy metal. Un tema agresivo, complejo y actual, con unos bestiales coros que me han recordado a Easy Rider, y el tema en el que Gaspar se le nota más suelto; una gozada. En el tercer escalón de salida encontramos la épica “Perdido estoy”, canción que ya habíamos escuchado hace tiempo. Nos encontramos con un tema técnico, pero mucho menos acelerado que sus predecesores, destacan los arreglos al teclado que se aprecian a lo largo del mismo y que le dan un perfecto empaque. Al son de la bestial batería da inicio “Sangre de metal”. Poco te voy a poder decir de esta canción con ese nombre. Una brutalidad que progresivamente te va machacando al ritmo de la legión del metal. ¡Sí señor! Somos unión y somos el sentimiento.

El inicio al piano de “No puedo sentir” nos engaña vilmente haciéndonos pensar en una balada para pronto arrancarnos de nuestro sopor y conducirnos en un bólido dando zapatilla a la pegadiza canción. “Traición” abre la vena más oscura y tétrica de la banda, un tema muy original para el estilo marcado por la banda y que a mí personalmente me gusta un huevo. Ritmos cortantes y contundentes confluyen en un excelente estribillo igualmente tenebroso. Genial aporte el que le dan al estilo de Edén estos toques más actuales. Temazo. “Desde el aire”, que cuenta con la colaboración de Isra Ramos (Avalanch), es simplemente una maravilla. Isra no hace más que dar ese punto que diferencia un gran tema de un tema redondo. Es impactante, directo, rápido como una bala y contundente como un cañón. Un derechazo a la mandíbula que te impacta, pero que, por extraño que parezca, te gusta y te atrae. Puro heavy metal.

Entramos en la recta final del disco con la bonita “Corazón” donde se vuelve a remarcar el sonido más pausado de Edén con un medio tiempo contundente de guitarras afiladas con algunos pasajes que amenazan con acelerarse. Un tema muy chulo, elegante y pegadizo. “Errores del ayer” arranca mucho más brutal, con un sonido más oscuro y moderno. Se trata de un tema tenebroso, a veces muy contundente y a veces muy veloz, una gozada. Constantes cambios de ritmo y de velocidad te mantienen alerta a lo largo de lo que, en mi humilde opinión, es una de las mejores canciones del disco. Pone punto y final al trabajo otro buen pepinazo de heavy metal como es “Ángel negro 2.0”, puro sonido metal asturiano si se me permite el término, pero creo que sirve para que nos entendamos entre los admiradores del “género”.

Muy buena continuación a la andadura de Edén. “El despertar de los sueños” se ha hecho de rogar, pero desde luego que ha merecido la pena y que gustará, con total seguridad, a los amantes del heavy metal facturado en Asturias que somos muchos gracias al buen hacer de grupazos como Edén. Mi enhorabuena por un fenomenal trabajo y sobre todo muchas gracias.

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

Temas:

Vuelve
Destierro en el tiempo
Perdido estoy
Sangre de metal
No puedo sentir
Traición
Desde el aire
Corazón
Errores del ayer
Ángel negro 2.0

https://es-es.facebook.com/EDENMETALBAND/

Comparte esto: