Corría el año 1997 y Pantera tenían una posición privilegiada dentro de la escena metalera. Ya desde 1990 y su gran “Cowboys From Hell” revolucionaron esta de tal forma que comenzaron a convertirse en referente para muchos. Su fama no hizo más que crecer con “Vulgar Display Of Power” (1992) y “Far Beyond Driven” (1994), alcanzando ventas millonarias y cotas de éxito realmente poderosas en una época en que bandas puntales de la escena metálica como Judas Priest, Iron Maiden o Megadeth no estaban en su momento más álgido.

Alberto López

Así pues, en 1996 se sacaron de la manga “The Great Southern Trendkill” y se embarcaron en su posterior gira, tras la cual aparecería este “Official Live: 101 Proof” que nos ocupa. Fue una gira mastodóntica, de estadios llenos, de desfases infinitos (sobredosis de Anselmo incluida), pelas entre la banda y con el management… En fin, lo tuvo todo. Pero si algo consiguieron fue alargar su leyenda, y toda banda que se precie tiene que tener un disco en directo en condiciones. Sobre este, hay, y ha habido, mucha leyenda alrededor de él, ya que en ningún lado figura donde fue grabado ni en que fechas.

Las malas lenguas dicen que es un falso directo, grabado en estudio y con publico añadido como un instrumento más, cosa que, cualquiera que tenga un poco de oído podrá darse cuenta de que no es así. Directo, es. ¿Dónde? ¿Cuándo? Esas preguntas aún a día de hoy están en el aire. Las dos opciones más lógicas son las de que son un compendio de diferentes grabaciones en diferentes emplazamientos, o bien a lo largo de la gira de 1996 o bien a Pantera-Live-Posterlo largo de toda su carrera. Sea como fuere, en 1997 Pantera por fin tenía su disco oficial en directo, con una portada que les definía perfectamente y con un sonido que sin llegar a ser el mejor, si tenía esa naturalidad, esa suciedad y esa agresividad que te hacía meterte de lleno y sentirte por momentos en lo que suponía un concierto de Pantera. O lo que suponías que suponía un concierto de Pantera, porque muchos, por desgracia, no llegamos a saberlo nunca.

El comienzo con “A New Level”, “Walk” y “Becoming” no puede ser más brutal, mostrando a una banda avasalladora, con una comunión con el público envidiable y con una maestría que cada día cuenta con mayor apreciación. Phil no estaba en su mejor momento, sin duda, quizá su cercana sobredosis tuviese algo que ver, pero si muestra un nivel más que aceptable, derrochando fuerza y rabia por los cuatro costados.

¿Qué decir del resto? Pues Dimebag Darrell demostrando a cada nota porque se convirtió en uno de los guitarristas más influyentes de la historia en los géneros más cañeros, Vinnie Paul destrozando parches con sus ritmos y cambios tan propiamente suyos y Rex Brown, el gran olvidado cuando se habla de Pantera, sosteniendo todo ello con una sobriedad y una técnica envidiables a las cuatro cuerdas.

“5 Minutes Alone”, “Sandblasted Skin” y la vertiginosa “Suicide Note Pt. 2” son las siguientes en agredir nuestros pabellones auditivos. ¡Qué bestialidad!

El listado de temas es una recopilación de clásicos absolutos, y la producción que corrió a cargo de los hermanos Abbott junto a Terry Date consigue inmiscuirte en todo momento en el concierto, cosa impensable si hubiese sido un falso directo.

“War Nerve”, “Strength Beyond Strength”, el clásico medley entre “Domination” y “Hollow”, que siempre pensé que era una pena que no las tocasen enteras ambas, o si no recordemos lo brutal de la primera en ese Monsters Of Rock de Moscú, “This Love” y “I’m Broken” suenan sin prácticamente descanso, con sus juegos típicos de directo cuando convienen, antes de llegar a la traca final.

¡Lo que hubiera dado por vivir aquello!: “Cowboys From Hell”, “Cemetery Gates” y “Fucking Hostile” para terminar de volarte la cabeza.

Pero no quedaba todo ahí, además incluyeron dos temas extra, estos si grabados en estudio claramente y que, a pesar de haber pasado algo desapercibidos, son dos auténticos bombazos: “Where You Come Frome” y la mejor, “I Can’t Hide”.

Quién sabe lo que deparará el futuro, con tantas habladurías acerca de reuniones de Pantera con otros músicos, pero lo que es seguro es que este Live se está convirtiendo casi en disco de culto por algo, y es por su imposibilidad de repetirse, por lo menos con Pantera tal y como eran.

Grandioso e imprescindible.

Alberto López

Temas:

1 – A New Level
2 – Walk
3 – Becoming
4 – 5 Minutes Alone
5 – Sandblasted Skin
6 – Suicide Note Pt. 2
7 – War Nerve
8 – Strength Beyond Strength
9 – Dom/Hollow
10 – This Love
11 – I’m Broken
12 – Cowboys From Hell
13 – Cemetery Gates
14 – Fucking Hostile
15 – Where You Come Frome
16 – I Can’t Hide