A las puertas de la despedida de BARÓN ROJO, o lo que es lo mismo, la disolución de los hermanos De Castro y con el reciente estreno del nuevo vuelo de LOS BARONES, liderados por Sherpa y el siempre fiel batería Hermes Calabria, es inevitable rendir homenaje al que, sin duda, ha sido considerado el mejor disco directo de BARÓNROJO y, muy probablemente, también uno de los mejores registros en vivo del heavy rock español. El mítico doble directo “BARÓN AL ROJO VIVO” cumple 35 años de edad y, pese a los años, mantiene intacta su esencia, su garra y, en definitiva, el espíritu de lo que en aquel 1984 significaba BARÓN ROJO para la escena nacional.

Echando un poco la vista atrás, y para contextualizar el porqué de ese doble directo, hay que recordar que el debut de la banda fue con aquel “Larga vida al rock and roll”(1981) con el que cosecharon su primer disco de oro al superar las 50.000 copias vendidas y en el que ya encontraríamos sus primeros clásicos incombustibles como son “Barón Rojo”, “Larga vida al rock and roll” o “Con botas sucias”. Un año más tarde llegaría su obra magna e insuperada titulada “Volumen Brutal”(1982) con el que llegaron al disco de platino superando así las 100.000 copias vendidas. Un auténtico impacto que les llevó a publicar dicho disco en inglés y con el que llegaría su mítica actuación en el club Marquee de Londres así como gira europea. “Volumen brutal” llegaría incluso a ser publicado en Japón. A pesar de que Armando de Castro tenía sus dudas acerca de que este disco triunfara, lo cierto es que es el disco que alberga mayores clásicos ya que, de los diez temas que contiene, ocho de ellos, a saber, “Incomunicación”, “Los Roqueros van al Infierno”, “Son como hormigas”, “Las flores del mal”, baron-rojo-vivo-portada“Resistiré”, “Satánico plan (Volumen Brutal), “Concierto para ellos” y “Hermano del Rock & Roll” se han convertido en piezas clave de su discografía. Para cerrar esa maravillosa trilogía llegaría, en 1983, el genial “Metalmorfosis” que, aunque no superó a su predecesor, conseguiría un nuevo disco de oro. Temas de la talla de “Casi me mato”, “Rockero indomable”, “Tierra de vándalos”, “Siempre estás allí”, “Hiroshima”, “El malo” o la potente y reivindicativa “Herencia Letal” (esta última solamente en la edición cassette), seguían demostrando que la potencia creativa de Sherpa, Armando, Carlos y la letrista Carolina Cortés se mantenía en su máximo esplendor.

Por todo ello, BARÓN ROJO supo aprovechar su mejor momento para registrar ese gran momento de gloria en directo y lo hizo por la puerta grande. Grabado los días 10 y 11 de febrero de 1984 en el Pabellón de la Ciudad Deportiva del Real Madrid, no solamente fueron capaces de recopilar material en directo para ese doble álbum sino que, además, se guardaron unos cuantos cartuchos en la recámara para, dos años más tarde, publicar aquel “Siempre estáis allí”(1986) que incluía 9 temas que se quedaron fuera en este BARÓN AL ROJO VIVO. Por si fuera poco, también tuvieron la elegancia y generosidad de incluir en ese doble directo cuatro temas nuevos para la ocasión y con la particularidad de que cada uno de ellos fue compuesto por un miembro del grupo. «Mensajeros de la destrucción» (Carlos de Castro), «Atacó el hombre blanco» (Armando de Castro), «Campo de Concentración» (José Luis Campuzano) y «El mundo puede ser diferente» (único tema del grupo compuesto exclusivamente por Hermes Calabria).

BARÓN ROJO vivía su momento de gloria. Definitivamente estaban en la cresta de la ola y todo el país se rendía a sus pies. Evidentemente esa magia se transmite en este directo. Sherpa ejerce como líder indiscutible de la banda, canta como nunca y se mete al público en el bolsillo. Carlos, el otro vocalista (y guitarra), también demuestra estar en buena forma a la hora de cantar y defiende con garra los temas. Armando se luce a lo largo y a lo ancho del concierto con su alocada forma de soltar riffs y solos. Por último, y no por ello menos importante, el carismático Hermes hace redoblar sus tambores y su doble bombo con la precisión de un metrónomo. El éxito se repitió. Nuevamente consiguieron disco de oro.

Francamente, y así lo ha demostrado el paso del tiempo, no se puede decir nada malo de este doble directo (a excepción de los silencios que hay entre tema y tema). Si a alguien se le pregunta cual es uno de los mejores discos de heavy metal en directo más de uno no dudaría en mencionar el “Live after death” de IRON MAIDEN. Bien, pues no tenemos que tener ningún pudor en afirmar que en lo que a nuestra patria se refiere este “BARON AL ROJO VIVO” es su equivalencia.

A tenor de lo analizado en cuanto a los temas clásicos contenidos en sus tres primeros discos, ya puede suponer el lector que el set list que hallaremos en este directo es, sencillamente, una colección de singles y, ya se sabe, no hay mejor directo que aquel en el que todos los temas son éxitos de la banda.

Tras semejante demostración de esplendor quedarían por llegar algunos discos más con la formación clásica. En 1985 lanzarían “En un lugar de la marcha” con el que, por cierto, repitieron disco de oro y que incluía los eternos “Breakthoven”, “Cuerdas de acero” o “Hijos de Caín” pero pronto llegaría el declive con aquel fallido “Tierra de nadie” (1987), el más fallido “No va más”(1988) y el ya ignorado “Obstinado”(1989) que supuso el abandono definitivo de Sherpa y Hermes.

baron

En resumidas cuentas, y a pesar de que la banda ha seguido en activo durante todos estos años, lo cierto es que BARÓN ya nunca volvió a estar AL ROJO VIVO.

Marcel·lí Dreamevil