Tenemos el honor de entrevistar a Jamila Ephron, una de las productoras del documental «Woodstock: Three days that defined a generation», lanzamiento editado con motivo del 50 aniversario del mítico festival. Jamila nos cuenta como ha sido el proceso de creación del documental, editar todo el material reunido y que ha supuesto para todo el equipo volver atrás en el tiempo a recordar aquel momento tan importante de la historia americana.Estas son sus declaraciones.

David Aresté
Traducción: Susana Manzanares


M.S: Hola Jamila, bienvenida a Metal Symphony y gracias por atendernos, es un placer para nosotros.

J.E.: Hola, muchas gracias por invitarme y por estar interesados en nuestro documental.

M.S: ‘Woodstock: Three Days that Defined a Generation’ salió hace un par de meses, en primer lugar felicidades por este magnífico documental. ¿Qué feedback estáis obteniendo por el momento, ¿qué reacciones estáis recibiendo o leyendo?

J.E.: En su mayor parte, hemos estado recibiendo comentarios muy positivos, especialmente de personas que realmente estuvieron allí, en el festival. Ese es el feedback más significativo para mí, escuchar a las personas que lo vivieron y que logremos capturar la esencia del festival en nuestra película.

WOODSTOCK_Bethel-New-York-August-1969_©Elliot-Landy_The-Image-Works

M.S: Por lo que sabemos, este es el primer documental musical en el que estás involucrada, ¿cómo surgió la idea, alguien se puso en contacto contigo y por qué?

J.E.: El documental realmente comenzó con una idea de nuestro productor ejecutivo de American Experience, Mark Samels. Su sensación era que el festival ya había inspirado una de las mejores grabaciones de conciertos de todos los tiempos, pero que había una docena de cámaras apuntando al escenario y muy pocas apuntando a la multitud. Quería entender quiénes eran estas personas, ¿qué los atrajo a ese campo al norte del estado?

Todos teníamos la sensación de que, si bien la música era central para el festival, la razón por la cual Woodstock fue un evento tan icónico y todo un referente que durante tantas generaciones tuvo más que ver con lo que sucedió entre la audiencia, la forma en que se unieron y se cuidaron mutuamente y fueron las mejores versiones de sí mismos durante esos tres días.

MS: No sabemos muy bien cómo va esto, pero hemos visto que ‘Woodstock: Three Days that Defined a Generation’ se ha anunciado en Netflix. Aquí en España lo vimos en un canal de nuestra televisión pública, pero no lo vemos disponible en Netflix, imaginamos que debido a las políticas de distribución de contenidos tal vez … ¿Tienes alguna idea de si la distribución documental se ampliará de alguna forma para que pueda verse en más plataformas o canales de televisión?

J.E.: Estamos trabajando en ello, pero todavía no tenemos un acuerdo de difusión en España. Creo que es posible comprar la película en Amazon en Europa.

WOODSTOCK_WS_2546_AS_GEY-image-courtesy-of-Museum-of-Bethel-Woods-©-Gary-Geyer

M.S: Hablando un poco más en detalle al respecto, es realmente impresionante la cantidad de testimonios que se reúnen en el documental, algo nunca antes visto hasta ahora y desde esta perspectiva. Imaginamos que debe haber sido el trabajo más difícil de todo el proceso, si no, ¿cuál fue el más laborioso?

J.E.: No es muy frecuente que comiences con casi medio millón de posibles entrevistados! Así que reducir nuestro elenco fue todo un proceso. Ello involucraba hablar con cientos de personas por teléfono y unir cómo diferentes testimonios podrían funcionar juntos. Unir todas las imágenes, las tomas de Warner Brothers también fue bastante desafiante. Habían llegado sin catalogar, fuera de servicio, sin sonido, por lo que fue una tarea enorme para nuestro editor, Don Kleszy, imponer algún tipo de orden sobre todo ello.

M.S: Para parte del equipo que ha participado, imaginamos que ha sido muy emocionante revivir de nuevo y lidiar con una parte de la historia, como el festival de Woodstock. ¿Hubo alguien a quien le tocara especialmente la fibra?

J.E.: Creo que a todos nosotros nos conmovió la historia de cómo estos chicos pudieron poner la esperanza antes que el miedo, vivir de acuerdo con los ideales que defendieron y crear este refugio para ellos mismos en medio de un mundo caótico y aterrador que realmente no creía en ellos. Ese es un mensaje perenne y que se siente con especial relevancia ahora.

WOODSTOCK_WS_2348_AS_LEN-Image-courtesy-of-Museum-at-Bethel-Woods-©-Doug-Lenier

M.S: Haciendo el trabajo de investigación o documentación, ¿encontraste alguna información inédita no publicada antes o similar…?

J.E.: Gran parte de las imágenes que ves en el documental nunca antes se habían visto extraídas de la película original del concierto.

M.S: Tal vez cada uno saque sus propias conclusiones, pero, desde el punto de vista social o político sobre la aparición de Woodstock y su papel en ese momento, ¿crees que fue un punto de inflexión, algo que era necesario en ese momento y con un antes y un después?

J.E.: Woodstock fue un momento muy importante para los asistentes al festival por muchas razones, pero una de ellas fue porque hizo que los chicos allí se dieran cuenta de su poder, de cuántas personas con ideas afines había en el mundo. Que podrían vivir según sus ideales contra viento y marea.

WOODSTOCK_WS_4177_AS_DILTZ_Joan-Baez-Walking-Offstage-at-the-Woodstock-Festival-1969_Credit-Henry-Diltz-Courtesy-PBS-Distribution-copy

M.S: Que en medio de una situación tan convulsa, tantas personas podrían estar juntas -muchas más personas de las esperadas- para disfrutar de la música y el buen ambiente y no pasara nada malo ¿qué sensación te produce?

J.E.: Para mí es muy inspirador, muy esperanzador.

M.S: Hoy, algunos conciertos y documentales solo nos dan la opción de verlos en los cines en un solo pase y ocasionalmente en fechas específicas. ¿Echas de menos que los documentales pudieran estar en la cartelera durante varios días o semanas como una película normal o quizás no sea algo viable en la industria cinematográfica actual?

J.E.: Por supuesto, me encantaría que los documentales tuvieran vida en la pantalla grande como lo hacen las películas de ficción. Es realmente una cuestión de venta de entradas. El público tiene más oportunidad de ver y cuánto tiempo más permanece una película en los cines, y hay películas documentales que funcionan bastante bien en la taquilla y que en ocasiones tienen tiradas más largas pero simplemente no es la norma, lamentablemente.

F02_AMEX_Woodstock_POSTER_Web

M.S: ¿Tal vez una alternativa sería que solo pueden ser vistos por plataformas de televisión de pago? ¿Crees que esto podría ayudar al sector audiovisual? ¿O les perjudicaría porque hay mucha oferta y demanda?

J.E.: Bueno, realmente depende de la película. Woodstock fue hecho por la televisión pública estadounidense para los televidentes públicos. Nuestro estreno fue muy especial, pero inicialmente nuestra misión es hacer que la película sea lo más accesible posible para los espectadores. Realmente depende del mercado y de cómo se mantenga en él después de la emisión.

M.S: Tal vez algo como Woodstock hoy no podría llevarse a cabo … de hecho, ni sabían todo lo que iba a suceder y todas las personas que iban a asistir. Un claro ejemplo es el evento que preparaban para los 50 años del Aniversario del festival y debido a cambios en el lugar y otras razones, todos cancelaron su participación. Parece que el festival en sí decía que no se necesitaba ningún tributo… ¿Por qué crees que no fue posible hacerlo?

J.E.: Creo que es un momento muy diferente en el que vivimos. El coste de organizar un festival hoy, los requisitos legales, la participación corporativa, la gran cantidad de dinero y el trabajo legal que implicaría contratar artistas de primera línea… no es algo que puedas sacar de la nada. Tuvieron mucha suerte en 1969 de que se llevara a cabo, pero fue en muchos sentidos un accidente de la historia, uno que no se puede recrear fácilmente.

M.S: ¿Cuál será su próximo proyecto después de ‘Woodstock: tres días que definieron una generación’? ¿Otro relacionado con la historia de la música quizás …?

J.E.: No, estoy trabajando en algo muy diferente en este momento, una biografía histórica del presidente George W. Bush para la serie American Experience.

M.S: Hemos terminado nuestras preguntas. Muchas gracias por tu tiempo y te deseamos todo lo mejor con este Woodstock y con todos sus próximos proyectos.


David Aresté / Susana Manzanares
Fotos: https://www.woodstockdocumentary.com/#press

ENGLISH VERSION

M.S: Hi Jamila, welcome to Metal Symphony and thank you for attending us, it is a pleasure.

J.E.: Hi – thanks so much for inviting me and being interested in our film.

M.S: Woodstock: Three Days that Defined a Generation came out a couple of months ago, first of all congratulations on this magnificent documentary. What feedback are you having for the moment, what reactions are you receiving or reading?

J.E.: For the most part, we’ve been getting very positive feedback, especially from people who were actually there at the festival. That’s the feedback that is most meaningful to me – to hear from people who lived through it that we managed to capture the essence of the festival in our film.

WOODSTOCK_Bethel-New-York-August-1969_©Elliot-Landy_The-Image-Works

M.S: For all we know, this is the first musical documentary in which you are involved, how did the idea come about, did anyone get in touch with you and why?

J.E.: The film really started out with an idea from our executive producer at American Experience, Mark Samels. His feeling was that the festival had already inspired one of the greatest concert films of all time – but that there were a dozen of cameras pointed at the stage but very few pointed at the crowd. He wanted to understand who these people were, what drew them to that field upstate? We all had a sense that, while the music was central to the festival, the reason why Woodstock was such an iconic event and such a touchstone for so many generations had more to do with what happened in the audience, the way they pulled together and took care of each other and were the best versions of themselves for those three days.

MS: We don’t know very well how this is going, but we have seen that Woodstock: Three Days that Defined a Generation has been announced on Netflix, here in Spain we saw it on a channel of our public televisión but we do not see it available on Netflix, we imagine that due to policies of content distribution maybe… Do you have any idea if the documentary distribution will be expanded so that it can be seen on more platforms or TV channels?

J.E.: We’re working on it but don’t have a streaming deal in Spain just yet. I believe it’s posible to purchase the film on Amazon in Europe.

WOODSTOCK_WS_2546_AS_GEY-image-courtesy-of-Museum-of-Bethel-Woods-©-Gary-Geyer

M.S: Talking a little more in detail about it, it is really impressive the amount of testimonies that you gather in the documentary, something never seen before until now and with this perspective. We imagine that it must have been the most difficult work of the whole process, if not, what was the most laborious?

J.E.: It’s not very often that you start off with nearly half a million possible interview subjects! So narrowing down our cast was quite a process. It involved talking to hundreds of people by phone and piecing together how different testimonies might work together. Piecing together the footage, the outtakes from Warner Brothers was also pretty challenging. They’d come in uncatalogued, out of order, without sound, so that was an enormous undertaking for our editor, Don Kleszy, to impose some kind of order on all of it.

M.S: For part of the team that has participated, we imagine that it have been very exciting to relive again and deal with a part of the story such as the Woodstock festival. Was there anyone who was specially touched?

J.E.: I think we were all pretty moved by the story of how these kids were able to put hope before fear, to live by the ideals they espoused and créate this haven for themselves in the midst of a chaotic and terrifying world that didn’t really believe in them. That’s an evergreen message and one that feels particularly resonant now.

WOODSTOCK_WS_2348_AS_LEN-Image-courtesy-of-Museum-at-Bethel-Woods-©-Doug-Lenier

M.S: Doing the research or documentation work, did you find any unpublished or similar information…?

J.E.: Much of the footage you see in the film was never before seen outtakes from the original concert film.

M.S: Maybe everyone will draw their own conclusions but, from the social or political point of view about the appearance of Woodstock and its role at that time, do you think it was a turning point, something that was necessary then and with a before and after?

J.E.: Woodstock was an important moment for the festival attendees for so many reasons, but one of them was because it made the kids there realize their power, how many like-minded people there were in the world. That they could live by their ideals against all odds.

WOODSTOCK_WS_4177_AS_DILTZ_Joan-Baez-Walking-Offstage-at-the-Woodstock-Festival-1969_Credit-Henry-Diltz-Courtesy-PBS-Distribution-copy

M.S: That in the midst of such a convulsed situation, so many people could be together, much more people than expected, to enjoy the music and the good atmosphere and nothing bad happened, what sensation does it feel to you?

J.E.: To me it’s very inspiring, very hopeful.

M.S: Today, some concerts and documentaries only give us the option to see them in theaters in a single pass and occasionally for specific dates. Do you miss that documentaries could be on the billboard for several days or weeks like an ordinary movie or it is not something viable in today’s film industry?

J.E.: Of course – I wish that documentaries had a life on the big screen like narrative films do. It’s really a matter of ticket sales. The audience often drives how long a film stays in cinemas and so you have seen more documentary films doing pretty well in the box office and having longer runs on occasion. It’s just not the norm, sadly.F02_AMEX_Woodstock_POSTER_Web

M.S: Maybe an alternative would be that they only can be viewed by pay-TV platforms? Do you think this could help the audiovisual sector? Or does it hurt them because there is a lot of offer and demand?

J.E.: Well – it really depends on the film. Woodstock was made by American public televisión for public televisión viewers. Our theatrical reléase was very special, but initially our mission is to make the film as accessible as we can to viewers. It really depends on the marketplace how it lives on after broadcast.

M.S: Maybe something like Woodstock today could not carry out… in fact they did not know everything that was going to happen and all the people who were going to attend. A clear example is in the event that they were going to prepare to celebrate the 50 years Aniversary of the festival and due to venue changes and other several reasons, everyone was canceling their participation. It seems that the festival itself was saying that no tribute was needed… Why do you think it was not possible to do it?

J.E.: I think it’s just such a different time we’re living in. The cost of putting a festival on today, the legal requirements, the corporate involvement, just the sheer amount of money and legal legwork that would go into booking top of the line acts – it’s not something you can pull together out of nowhere. They got really lucky in 1969 that it came together but it was in many ways an accident of history, not one that you could easily recreate.

M.S: What will be your next project after Woodstock: Three Days that Defined a Generation? Another one related to the history of music maybe…?

J.E.: I’m working on something very different at the moment, a historical biography of President George W. Bush for the American Experience series.

M.S: We have finished our questions. Thank you very much for your time and we wish you all the best with this Woodstock and with all your upcoming projects.

Photos: https://www.woodstockdocumentary.com/#press