Editor's Rating

7

Mira tú por dónde que, sin venir a cuento, se cruza en tu camino uno de esos discos que se facturan por estos lares, que desconocías su existencia y que te dejan prendado desde la primera escucha. Precisamente eso es lo que me ha pasado con el debut homónimo de los hispano-argentinos afincados en Barcelona Giant Rev. Un genial trabajo, libre de ataduras, cortapisas o ambages con un único fin: hacer disfrutar al oyente avezado y al no tan experto. Misión cumplida.

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

Si bien es cierto que hasta hace escasas fechas no había escuchado nada de Giant Rev, no es menos cierto que sí había tenido conocimiento de su existencia tras el bolazo con Harem Scarem en Barcelona. Mi primigenia ignorancia pasó a mejor vida; hoy tengo el cd rallado de tanto darle cera.

El grupo actúa en formato de cuarteto comandados por Pau Sastre, vocalista, guitarrista, pianista y arreglista de la banda; lo acompañan en esta andadura Jorge Carrasco al bajo, Norman Cilento a la batería y David García a la otra guitarra ocupándose todos ellos de los excelentes coros. El disco ha sido soberbiamente producido por la propia banda con su líder a la cabeza, siendo grabado al alimón entre los estudios Dr. Hope Studios, Aurha Studios y Vertigo Studios y masterizado en los estudios de Buenos Aires por Andrés Mayo en Mastering and Audio Post.

Lo primero que llama la atención del disco debut de Giant Rev es la frescura de sus composiciones. Si bien es cierto que podemos encontrar canciones diferenciadas en el trabajo, y a pesar de tal eclecticismo, las piezas encajan, el disco suena compacto, sin fisuras, perfecto en su globalidad.

Orbitando alrededor de las vertientes más melódicas del rock podemos hacer un viaje musical a traves del AOR de Journey o Survivor, atravesando la belleza de las composiciones de Pride of Lions, pasando por el los quilates de Queen o por la vertiente más comercial de Bon Jovi, todo ello sin salir de aquí, sí, todo eso es la oferta de Giant Rev, si encuentra algo mejor, cómprelo.

Para ir abriendo boca, la banda ha colocado en la rampa de salida la canción “Little Beast”. Una composición que supone un claro homenaje a Queen y especialmente a la figura del genial Freddy Mercury por la tonalidad vocal de la interpretación así como del inicio al piano todo ello magistralmente mezclado con una suerte de estilo Muse (si se me permite el símil) que da como resultado una especie de hibrido entre las dos geniales bandas. Lujazo.

Cambiamos radicalmente de registro con “Down and out” donde la banda muta para ofrecer un rock más comercial, en el buen sentido de la palabra. Un tema fresco y moderno que entra muy bien con una estructura compacta y un elegantísimo estribillo. Con “Born to be alive” viajamos al pasado a escuchar ese Hard rock melódico facturado en Estados Unidos, que tan de moda estuvo y está, en la onda de grupazos como Journey. “We do believe” es un temazo que describe perfectamente la oferta de la banda, una canción tranquila, con una tendencia progresiva, muy elegante, para disfrutarla, apreciar y degustar cada melodía que escuchamos, lo que, es menester reseñar, es una constante a lo largo del plástico.

Otro tema pegadizo es “Brand new Way” en el que continua el idilio de la banda con el oyente, las musas estaban atentas esos días y a Giant Rev les pillaron currando. Una suerte para nosotros. “Let me be the one (Would I ever)” continúa la tónica melódica de las composiciones con prevalencia del sonido en limpio con una letra súper pegadiza y coreable de estructura in crescendo.

Nowadays” la podríamos definir como la balada del disco en la que señalaría especialmente los arreglos de teclado, poco perceptibles, pero que dan empaque a la canción. “Hey bro!” arranca con un ritmo alegre y disfrutón, de esas canciones para prepararte para salir de juerga que, además, esta aderezada con un bonito mensaje. “Let the good time roll” tiene un rollo más roquero de toda la vida, con un riff clásico de guitarra el tema se desarrolla de manera ortodoxa de principio a fin.

Entramos en la recta final con la, en principio, acelerada “What´s on your mind” donde la banda muestra su lado más ágil y directo, eso sí, sin perder la melodía, late motiv del trabajo. Las líneas de bajo están curradísimas y el falsete de Pau queda de escándalo en un tema cojonudo. “Overjoyed” pone punto y final al trabajo de manera brillante. Tal como empezamos acabamos. Un tema elegante, tranquilo, muy bonito en el que la pieza angular es el piano y la voz de Pau. Precioso y espectacular tema para cerrar un disco redondo.

Fenomenal disco debut de Giant Rev. Un cd ecléctico, pero que no se aparta del camino marcado y cumple con los cánones establecidos lo que le da frescura y lo hace especial en la vorágine musical actual. Unas composiciones libres, sin ataduras ni prejuicios que han dado como resultado un disco precioso, que da gusto escuchar; si a ello le sumamos un sonido excelso nos da como resultado un discazo como el que se han currado Giant Rev. Un placer poder reseñar este trabajo y enhorabuena a los hacedores porque se lo merecen.

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

Temas:

Little beast
Down & out
Born to be alive
We do believe
Brand new day
Let me be the one (Would i ever)
Nowadays
Hey bro!
Let the good times roll
What´s on your mind?
Overjoyed

https://www.facebook.com/giantrev

http://giantrev.com/

VIDEO