Gold + Your Grace – 23/09/2019 – Sala Bóveda, Barcelona

El pasado 23 de setiembre, en Barcelona empezamos la ajetreada temporada de conciertos de otoño con la visita de los holandeses Gold, una banda que consiguió cautivar a todos los presentes en la sala Bóveda, aunque desgraciadamente no fueron muchos los que asistieron a la cita.Para abrir la noche contaron con los locales Your Grace, unos invitados inmejorables, puesto que su místico e inmersivo post-rock se complementaba muy bien con Gold. Después de verlos hace casi un año en la presentación de su LP Hills Over Mountains, tenía muchas ganas de volver a ver esta banda en acción y la verdad es que no me dejaron de sorprender, consiguiendo atrapar emocionalmente al público, tanto o más que el año pasado.

7dXdDiU nNg0VXM kR58rzy

Como banda, Your Grace, tienen uno de los caracteres más personales de la ciudad, lo que hace que sus conciertos sean muy especiales y además les acompañó un muy buen sonido, contundente y claro. Tocaron un setlist de nada menos que 50 minutos que se pasaron rapidísimos, empezando por una canción nueva llamada “Mercy Sword” y luego repasando los temas de su LP, sacando todo su arsenal de instrumentos folklóricos y poniéndonos los pelos de punta con la magistral voz de Marta en canciones como “Bag Them and Drop Them Into the Woods” y “Hills Over Mountains”.

Con poco más de 150 personas en la sala empezaban los cabezas de cartel, que venían a presentar su reciente trabajo titulado Why Aren’t You Laughing. Con unas luces muy tenues que se mantuvieron durante todo el concierto, subieron al escenario para atraparnos en su mundo de oscuridad y sutileza. Gold es una banda realmente característica y quizás eso explique porqué tuvieron una afluencia tan baja, pues puede ser demasiado densa y tenebrosa para los amantes del indie y el shoegaze y demasiado poco cañera y contundente para los seguidores del black y doom metal, pero una delicia para la poca gente que ama estos dos extremos.

wGVPTbE RoARNFV t947h17

Con un sonido muy cercano al del disco, empezaron a crear ambiente con la fantasmagórica “Wide-Eyed” y, seguidamente, con la canción que abre su último álbum, “He Is Not”, y la segunda, “Things I Wish I Never Knew”, las cuales fueron enganchando al público. La puesta en escena de Gold es estática, pero guarda coherencia con su música y, junto con ésta, consigue transmitir una gran melancolía, sin olvidar la admiración que se despierta hacia la vocalista Milena Eva, con una voz cautivadora y una gran presencia en el escenario.

Siguieron con temas de sus dos anteriores discos, “Summer Thunder”, “Old Habits” y “I Do my Own Stunts”, que añadieron fuerza y contundencia al concierto. Es también interesante la sutileza con la que juegan los tres guitarristas, que consiguen ofrecer una gran variedad de matices y progresiones que aparecen de manera muy orgánica y suave, pese a crear emociones intensas, como ocurre en la canción que tocaron entonces, “Taken By Storm”, mi canción favorita de su último trabajo.Milena Eva tiene una curiosa manera de comportarse encima del escenario, por sus delicados bailes y sus constantes variaciones de vestuario, un detalle que nos muestra su preocupación estética dentro del mensaje que lanza Gold. Siguieron así con “Please Tell Me You’re Not the Future” y subieron el listón con uno de sus mejores temas, “You Too Must Die”, con la que podíamos oír algunas voces cantar entre el público.

mif4ihF 1v88EWz gStFetE

Nos acercamos al final con una canción algo más cañera como “O.D.I.R.” y las dos últimas canciones del último álbum, “Till Death Do Us Apart” y “Mounting Into Bitterness”, dos buenos temas, pero curiosa elección para cerrar el concierto, pues nos esperábamos algún temazo como “Teenage Lust” o “White Noise” y de hecho el público se quedó largo rato aplaudiendo y pidiendo un bis que no encontró respuesta.

Texto y fotos: Quim Torres