Nueva entrega de una de las sensaciones del metal progresivo actual, que ha ido dando pasos agigantados en cada uno de sus discos, mostrando cada vez una madurez mayor, configurando un sonido muy personal y característico. “Affinity” supone su cuarta entrega (si no tenemos en cuenta su demo de 2008 ni su último EP “Restoration”) y con él demuestran que todo esto no era un espejismo, pasando de promesa a confirmación.

Toni Marchante

Desde su debut “Aquarius” Haken han ido evolucionando en su sonido. “Visions” de 2011 fue un gran trabajo, pero en 2013 ofrecieron al mundo “The Mountain” sorprendiendo por su gran calidad y belleza. El sonido conseguido en ese disco bajo la mezcla y masterización de Jens Bogren en sus estudios Fascination Street, han servido de punto de partida a la hora de definir el sonido de este “Affinity” macerado y redondeado por las mismas manos.

El disco arranca con “Affinity.exe” una introducción de sonidos de computadora ochentera que nos lleva de lleno a “Initiate”, una forma colosal de comenzar el disco. Sentando las bases de guitarra desde el comienzo, con la voz de Ross Jennings hipnotizando desde el principio, con estructuras muy naturales pero llenas de gran creatividad que dan espacio para la percepción de la belleza de los instrumentos, el bajo, los teclados, las guitarras… todo ello mutando conforme va pasando el tiempo; donde cada elemento en la banda parece tener vida propia sonando increíble en conjunto, una verdadera maravilla para el arranque. Lo siguiente en sonar es “1985” que llama la atención porque introduce muchos matices del rock progresivo de los ochenta (sobre todo por el sonido de la batería y los teclados).Este sonido ochentero continuamente se ve asaltado por elementos más contemporáneos, transcurriendo siempre por diferentes cauces enlazados en la distancia por un estribillo donde Ross Jennings vuelve a dar muestras de su encanto vocal. “Lapse” es una canción más melódica, más paisajística en lo sonoro ya que nos ofrece unas bonitas capas de teclados y un Raymond Hearne colosal a la hora de administrar los golpes de baqueta.

Y llegamos para mí a la canción cumbre de este disco “The Architect”. “The Architect” es a “Affinity” como “Visions” a su álbum homónimo. Superando el cuarto de hora de duración nos muestra hasta qué punto ha evolucionado la banda, su crecimiento y la evolución de su anterior extraordinario álbum “The Mountain”. Comienza con unos teclados misteriosos que dan pie a un compendio de estructuras complejas frutos de la mente de Charles Griffiths, donde se mezclan las velocidades y el virtuosismo. Tras este arranque, una gran fase melódica con Ross a la voz que desemboca en un grandísimo estribillo a medio tiempo de gran arrope instrumental. Y sobre esas estructuras va discurriendo el corte, mutando continuamente, evitando la repetición, con alguna fase ambiental donde aparte de los teclados escuchamos buenos aportes al bajo, buenas fases de batería, vocalizaciones y fraseos cercanos al jazz fusión, paisajes melódicos próximos a Steven Wilson en incluso voces extremas recordándonos a su álbum debut, pero sobre todo mucha progresión, para concluir con el maravilloso estribillo. En “The Architect” han contado con la colaboración de Einer Solberg (Leprous) quien ha aportado su granito de arena; sólo por este tema ya vale la pena hacerse con el disco.

“Earthrise” es un corte más comercial donde mezclan atmósferas musicales contemporáneas, con momentos vocales muy cercanos al registro de Andy Latimer (Camel).Una buena canción que entra fácil y que a buen seguro gustará. “Red Giant” es un medio tiempo donde los ritmos van marcando el devenir sin mucha complicación y donde las voces son el aspecto más creativo, experimentando con sonidos y efectos.”The endless knot” es otro de las grandes joyas del lanzamiento; un corte dinámico, entretenido y con muchos recursos, una muestra más de lo que son capaces de hacer estos músicos. Para finalizar “Bound by Gravity” un tema cósmico, cercano a los sonidos de bandas como Anathema por ejemplo, tranquilo, pausado, profundo, bello en definitiva. El disco termina con sonidos electrónicos similares a la intro inicial.

Con este álbum no me cabe duda de que Haken se consolidarán en la élite del progresivo del siglo XXI.Grandísimo trabajo donde tanto Rick Henshall y Charles Griffiths dan una clase magistral de guitarras en muchas de sus expresiones y sonidos, donde el americano Conner Green deja grandes detalles en el manejo del bajo en su debut discográfico de larga duración con la banda y sobre todo la labor de mexicano Diego Tejeida, siempre presente tanto en los solos de teclado como en las atmósferas creadas en todos y cada uno de sus temas. El frontman Ross Jennings grandioso, con su gran personalidad define de forma magistral en cada una de las canciones. Haken visitarán nuestro país por gentileza de Madness Live a primeros de junio y por supuesto que no pienso perderme la presentación de esta gran obra. Nos encontramos a buen seguro con una de las mejores grabaciones de este año en este género.

Toni Marchante

Temas:

1. affinity.exe [1:24]
2. Initiate [4:16]
3. 1985 [9:09]
4. Lapse [4:44]
5. The Architect [15:40]
6. Earthrise [4:48]
7. Red Giant [6:06]
8. The Endless Knot [5:50]
9. Bound By Gravity [9:29]

Página web: http://www.hakenmusic.com