Después de los sobresaltos que hemos vivido cada vez que In Flames sacaba un disco, para este “I, the mask” no le teníamos tanto miedo.

David Aresté

El anterior Battles hizo estallar todo por los aires: sonido de la banda, la crítica por ese sonido y la formación yéndose Joe Rickard que solo grabó ese Battles y Peter Iwers al bajo entrando Tanner Wayne y Bryce Paul Newman. Fuera lo que fuera Battles, resultó traer una de las giras más intensas del grupo, en grandes aforos junto a Five Finger Death Punch, gran interpretación, grandes luces y un teclista de apoyo para los directos que no habían llevado hasta la fecha. No les fue tan mal el cambio de estilo pero no era lo que esperaba la mayoría de sus fans, por eso con este “I, the mask”, Jesterhead vuelve a tomar las riendas e indica (que al menos un poco) que vuelve el sonido característico de los suecos.

Quizá el siguiente paso a la evolución de la que tanto se habla es una readaptación entre esa evolución y los anteriores estilos. En este nuevo disco nos encontramos aquellos temas que en los últimos discos nos recordaban al estilo característico del grupo pero siempre filtrado “por lo moderno” y que “más o menos” salvábamos. Aunque como decimos es cuestión de desarrollar esa evolución y que salgan temas como los cuatro primeros del disco como el que le da título “I, The Mask”, la inicial “Voices” o los singles “Call my name” o “I Am above”.

Luego es un camino irregular por temas que no van a ningún sitio como “Follow me” , “In this life” o la pegadiza “We will remember” y temas que siguen desatando la furia del inicio como “(This Is Our) House” o “Burn”. Nos encontramos también con los medio tiempos/baladas características del grupo como como “All the pain” o “Stay With me”. Los demás estarían en un nivel medio que no sorprenden porque son como otros del disco o porque ya los habíamos oído.

Tanner Wayne y Bryce Paul Newman quizá estén más acostumbrados a este estilo y junto a la base sólida de Fridén, Gelotte y Engelin forman el gran sonido que han podido sacarles a este disco, con luces y sombras pero mucho mejor que Battles. Destacamos la variedad vocal de Anders que sigue creciendo, madurando y sorprendiéndonos disco a disco para poder cantar entre melódico y gutural precisamente con la furia que lo hace en muchos de los temas del disco. Las guitarras también tienen sus momentos, desde lo más clásico de In Flames hasta lo más alternativo.

Un buen disco en líneas generales que nos hace tener un poco de esperanza para ver que nos ofrecerán en el siguiente o si seguirán cambiando. Esperaremos disfrutando “I, The Mask” y esperemos que vengan a presentarlo dentro de su propia gira.

David Aresté

Temas:

01 – Voices
02 – I, The Mask
03 – Call My Name
04 – I Am Above
05 – Follow Me
06 – (This Is Our) House
07 – We Will Remember
08 – In This Life
09 – Burn
10 – Deep Inside
11 – All The Pain
12 – Stay With Me
13 – Not Alone





ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07MM6MXJJir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07MQGGM86ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B01IR87JOGir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B01LZJPHWWir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B019EPI0NA