Editor's Rating

8

Iron Maiden cierra ciclo con este directo que es la prueba para la posteridad de lo que fue la última gira de su último lanzamiento discográfico “The Book of Souls” que comenzó allá por el 24 de febrero de 2016 en Luaderlade (USA) y que culminó en New York (USA) el 22 de julio de 2017 después de haber girado por todo el mundo, cubriendo 39 países en los 6 continentes abarcando una audiencia de más de dos millones de fans.

Toni Marchante

Que Iron Maiden es más que una banda, en el sentido de que detrás de la música hay una planificación empresarial milimétricamente organizada no es descubrir ningún secreto. Lleva funcionando así durante muchos años en base a un modelo que les funciona, básicamente por aquello que Bruce Dickinson dice en sus conferencias de coaching , de que lo importante de la banda es que siempre han mantenido su integridad, que siempre han mantenido sus principios y el hecho de mantener la esencia es la clave del éxito de Iron Maiden. Y tiene razón. De Iron Maiden se ha creado un producto convertido en institución gracias a una legión de fans que abarcan varias generaciones y que garantizan llenar los estadios para verlos actuar y por ende comprar sus discos, vender sus cervezas, comprar camisetas y todo tipo de merchandising que lleve a Eddie como emblema.

Esta maquinaria cíclica, donde se secuencia gira revival, nuevo disco, gira mundial presentación del disco y publicación del directo de la gira…se ha convertido en algo rutinario que van ponderando en el tiempo en función de la demanda y de sus intenciones (recordemos que la gira recordatoria del Seven Son se amplió más de lo estimado inicialmente. Pero esta rutina es reiterativa en todo, la novedad la pone en este caso que nos ocupa, la nueva caracterización de Eddie y sus atrezos del mundo Azteca, pero quitando esto, es todo igual que siempre. Comenzar el concierto con el tema que abre el último álbum, ver al Eddie gigante jugueteando por el escenario, cerrar con “Iron Maiden” con el Eddie grande espectacular y un bis de clásicos, es lo que venimos viendo durante décadas y no nos cansamos.

Curiosamente y como novedad en este lanzamiento, no hay soporte físico del audiovisual, el lanzamiento se publica en formato normal doble cd, formato de luxe al estilo del que se editó cuando lo hizo “The book of Souls” con varias páginas de buenísimas fotos y en triple vinilo. El audiovisual se puede adquirir mediante descarga digital en formato de alta resolución y se puso a la venta después de haberlo presentado el pasado 11 de noviembre mediante retransmisión on line en una premier de acceso gratuito. Otra de las características de este lanzamiento es que no se trata de un concierto en una única localización, sino que se realizaron múltiples grabaciones y han elegido un tema en sitios distintos (salvo en Donington para el que rescataron dos); una fórmula ya utilizada anteriormente en “Flight 666”, con la difícil tarea de componer un concierto con canciones en sitios distintos, donde tiene que sonar todo más o menos al mismo nivel, de forma consistente, seleccionando al mismo tiempo un “best of” de lo registrado durante la gira. El trabajo realizado en este aspecto es reseñable y el sonido impecable. Si echamos la vista atrás, después del inalcanzable “Live after death” los directos de Maiden decayeron en cuanto a producción en directo (aún recuerdo cuan de mejorables en sonido podrían haber sido los “A real live/death one”), pero es cierto que en las últimas producciones (“Flight 666”, “En vivo”) se han alcanzado niveles excelentes y este cumple con ello, sonido limpio, se escuchan las guitarras, perfecta la batería así como los esfuerzos de Bruce por llegar a los niveles vocales.

Quince son los temas elegidos para este directo, el mismo número de canciones que tocaron a su paso por España, aunque difiere ligeramente ya que se canjean dos temas, sin que sinceramente ganemos en el canje. “Wratchild” y “The great unknow” entran en esta grabación en detrimento de “Hallowed be thy name” y “Tears of the clown”. Los que pudimos ver la premier del concierto quizás tengamos una idea más global de este directo, más que nada por la percepción de los entornos y el público; así por ejemplo la interpretación de “Powerslave” en Trieste se realiza en un marco incomparable, al igual de lo curioso en los contrastes del público en diversas partes del mundo, pues todos muestran su emoción y entrega pero de forma distinta en cada sitio.

El comienzo como no puede ser de otra forma, lo pone Bruce Dickinson con la intro de “If Eternity should fail” dándole intensidad hasta que las guitarras explosionan en uno de los cortes emblemáticos de su último álbum. “Speed of light” suena impresionante, el primer single de “The Book of Souls” cumple con los parámetros de “Hit Parade” de la doncella y suena absolutamente impresionante desde que Bruce pega el primer berrido al inicio. La inclusión de “Wrathchild” se me hace innecesaria, hablamos de un corte muy frecuente en los directos de los Maiden, también es frecuente Hallowed be thy name”, pero no hay color. Sin embargo la inclusión de “Children of the damned” en la gira fue todo un acierto, porque además modeliza y calma un poco la situación tras los tres primeros temas; en la grabación recogida en Canadá podemos escuchar a Bruce dirigiéndose al público en francés. Y llegamos a la parte del mono, “Death or glory” un tema muy exigente a la voz para Dickinson, donde sus compañeros le apoyan discretamente en el estribillo.

“The red and the black” desde su edición sabíamos que era un tema destinado al directo, el típico tema épico de Harris que arranca con su bajo para que participe la gente con sus coros y para desplegar esas estructuras marca de la casa a lo Seven Son, con melodías guitarreras tridimensionales (por eso de llevar tres guitarras). A continuación tiempo para el clásico de los clásicos “The Trooper” registrada en El Salvador, en el estadio que lleva por nombre al cadista “Mágico” González y que se convirtió en magia, en este caso, por causas ajenas al futbol. El primer Cd cierra con “Powerslave” en Trieste, una interpretación impecable donde Bruce sale detrás de las llamas con su máscara de lucha libre mexicana.

Comienza el segundo cd con dos temas de su último lanzamiento, ambos registrados en localidades distintas dentro de su querido Reino Unido. Preciosa la intro de “The great unknow” por el efecto de los ecos en la voz de Bruce y “The Book of soul” tocada en el Donington con el Eddie gigante dando hachazos, otro de los grandiosos y elegantes temas que se incorporan a la lista de imprescindibles y que nos transporta a ambientes piramidales (esta vez Azteca). Pero si hay a día de hoy una canción con la que Iron Maiden ponga los recintos patas arriba ese es “Fear of the Dark”, solo escuchar la introducción coreada por el público carioca pone los vellos de punta, toda una fiesta y un himno para con sus fans. “Iron Maiden” es la única canción de la banda que nunca debe faltar en sus conciertos, esta vez en Buenos Aires y con Bruce presentándola en plan combate de boxeo, el público bonaerense deja poso de sus voces en una grabación única. Los últimos tres temas son los que compusieron el bis durante toda la gira, la emblemática “The number of the beast” como recuerdo del Wacken alemán , la entrañable “Blood Brothers” también en Donington y la festiva “Wasted years” en Brasil pero esta vez en Rio.

Live Chapter es un disco imprescindible para el fan de Maiden, imprescindible para el que quiera conservar el recuerdo de esta gira, impecable en el sonido, equilibrado, buena percepción de los instrumentos, impresionante el trabajo de Nicko McBrian a la batería, impresionantes las guitarras sonando cada una por distintos canales. No es ni mucho menos el mejor directo de Iron Maiden pero está entre los mejores, fundamentalmente por el audio.

Justo al dos días después de la premier de este lanzamiento, Madness Live y Sufriendo & Gozando nos dieron la gran sorpresa de anunciarnos un concierto exclusivo en nuestro país de Iron Maiden el próximo 14 de Julio de 2018 en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid, comenzando un nuevo periplo bajo el nombre de “Legacy of the Beast European Tour 2018” donde darán repaso a sus grandes canciones, un acontecimiento que uno no se puede perder.

            

Toni Marchante

Temas:

1.If Eternity Should Fail – Sydney, Australia
2.Speed of Light – Cape Town, South Africa
3.Wrathchild – Dublin, Ireland
4.Children of the Damned – Montreal, Canada
5.Death or Glory – Wroclaw, Poland
6.The Red and the Black – Tokyo, Japan
7.The Trooper – San Salvador, El Salvador
8.Powerslave – Trieste, Italy
9.The Great Unknown – Newcastle, UK
10.The Book of Souls – Donington, UK
11.Fear of the Dark – Fortaleza, Brazil
12.Iron Maiden – Buenos Aires, Argentina
13.Number of the Beast – Wacken, Germany
14.Blood Brothers – Donington, UK
15.Wasted Years – Rio de Janeiro, Brazil

Página web: https://ironmaiden.com

Videos: