Segundo trabajo en este año 2016 del guitarrista de blues de moda de la actualidad Joe Bonamassa tras aquel gran disco como fue Blues of Desperation. Un directo doble cd con dvd grabado en el Greek Theatre de Los Angeles el 29 de Agosto de 2015 como culmen de la gira “The Three Kings”, tour en honor a B.B.King, Albert y Freddie King, tres grandes genios de la historia del blues.

Belch

En este caso, vamos a analizar únicamente el cd de audio, pero los videos que hemos podido ver, el resultado visual es realmente espectacular, al mismo nivel o mejor que su directo en el Royal Albert Hall. La banda que lleva es salvo algún cambio prácticamente la de las últimas giras con su inseparable Anton Fig a la batería, guitarrista Kirk Fletcher, Michael Rhodes al bajo, Reese Wynans al teclado, viendo para Lee Thornburg, Paulie Cerra y Ron Dziubla, además de los coros de Mahalia Barnes, Jade MacRae y Juanita Tippins. Todos ellos músicos de un gran bagaje en la música y especialmente en el blues.

En un directo de más de 2 horas se pueden destacar una infinidad de detalles, pero quizás quisiera destacar dos principalmente. Uno sería el nivel vocal de Joe, que cada vez parece más cantante, mucho más solvente y creíble. Poco a poco la voz la ha ido agravando y por momentos se atreve a romperla, de tal manera que suena más a blues. Dista mucho de grandes vocalistas de la historia del blues, y es probable que él no busque eso, pero hay que reconocer su enorme salto de calidad, y no estamos en un disco de estudio retocado, sino en directo, lo cual es digno de alabar.

El segundo aspecto destacable es lo que hace a este trabajo especial. Al hacer un repaso por los músicos que le acompañan, más de uno habrá visto que está formada como una “Big Band”, donde los vientos dan un aire diferente, crean un ambiente no tan rudo, sino un blues más sensual si cabe a los temas y, por qué no, descargan por momentos a Joe de cantar y tocar a la vez. La mayoría son canciones ya escuchadas por la gente, pero al darle ese aire a Big Band, ese toque a música negra, hace que parezcan canciones casi nuevas. No se ha limitado a reproducirlas sin más (que ya es un logro y un trabajo difícil), sino que les ha dado varias vueltas de tuerca y te provoca que estés todo el rato pendiente para ver qué es lo que viene a continuación. El ejemplo más gráfico es el archiconocido The Thrill is Gone de B.B.King, que literalmente parece otra canción, con multitud de arreglos diferentes, pero hay que resaltar que ninguna canción pierde su alma y su esencia. Suenan diferentes, pero siempre sabes qué canción es, y no suenan raras ni descolocan.

No obstante, y aunque parezca una redundancia ya a estas alturas, hay que destacar el nivelazo a las 6 cuerdas de este hombre. Todos los que nos consideramos amantes de la guitarra podemos sacar muchas ideas, tips, de cada una de sus frases, que parecen sencillas pero que luego esconden muchos detalles y complicaciones, algunos muy rockeros todo sea dicho, y que hacen que cada frase suya suene especial. Este hombre está tocado por una barita mágica, tiene feeling y garra en sus manos y es normal que esté consiguiendo esta fama, porque en directo es un escándalo verle tocar. Todo ello ayudado por un sonido espectacular sacado por su Les Paul (y su 335 y su flying…) y del resto de instrumentos. Desconozco como sería el sonido en aquel recinto ese día, pero el audio es de los mejores sonidos que se pueden escuchar en un concierto.

Reconozco que me ha resultado especialmente complicado quedarme con algunas canciones. Voy a destacar Sittin’ on the Boat Dock que fue la canción que primero me entró, la que se me quedó, con un trabajo tremendo de los vientos, Cadillac Assembly Line por la exhibición técnica de estos músicos o Old Time Religion otro corte que incita a bailar, y con unos coros de voces negras espectaculares. Es increíble ver la calidad que tienen sus compañeros de viaje. También destaco Boogie Woogie Woman, corte archiconocido y divertidísimo donde hace que vayas por la calle cantando “boogie Woogie” sin parar, Some Other Day, Some Other Time en la que la mezcla de toques latinos con el blues resulta muy llamativa y en el que el solo es un decálogo de buen gusto y técnica brutal. Pero si destaco uno especialmente, sería Let the Good Times Roll corte este último que incita a bailar como si estuviéramos en 1960, tupés incluídos.

Finaliza el trabajo con un corte de estudio grabado por la banda que le acompañó en directo. El corte se llama Riding With The Kings y está enfocado en la misma línea que la orientación de los temas. No obstante, no tiene excesiva producción y queda un poco deslucida, porque la canción es interesante, pero queda muy floja en comparación con el directo.

El prolífico guitarrista, pese a su ingente cantidad de publicaciones de los últimos años, consigue mantener un nivel muy alto en cada una de sus publicaciones. Este directo no es menos y es un trabajo que merece la pena adquirir, escuchar, disfrutar. Es de esos discos que no te arrepientes y que años y años después seguirás escuchando y que retrotae a años atrás. Además, hay que reconocerle que está revitalizando el blues y que siga por este camino porque es una gozada disfrutar de un músico como él.

Belch

Track List

01. See See Baby
02. Some Other Day, Some Other Time
03. Lonesome Whistle Blues
04. Sittin’ On The Boat Dock
05. You’ve Got To Love Her With A Feeling
06. Going Down
07. I’ll Play The Blues For You
08. I Get Evil
09. Breaking Up Somebody’s Home
10. Angel Of Mercy
11. Cadillac Assembly Line
12. Oh, Pretty Woman
13. Let The Good Times Roll
14. Never Make Your Move Too Soon
15. Ole Time Religion
16. Nobody Loves Me But My Mother
17. Boogie Woogie Woman
18. Hummingbird
19. Hide Away
20. Born Under A Bad Sign
21. The Thrill Is Gone
22. Riding With The Kings

https://jbonamassa.com/

https://www.facebook.com/JoeBonamassa

https://twitter.com/JBONAMASSA

https://www.youtube.com/user/JoeBonamassaTV




Comparte esto: