jp14

Judas Priest a día de hoy no tiene nada que demostrar, son uno de los pilares fundamentales de la historia del Heavy Metal y es evidente que es imposible que vuelvan a sus mejores tiempos, pero eso no quita para que nos puedan seguir dejando su sello exclusivo y buenas canciones. Los Judas son de esas bandas que nunca desaparecerán, porque con su obra ya son inmortales, nos quedan sus coleos finales, sus últimas giras (que no sabemos hasta cuándo podremos disfrutarlas) y discos como este con los que nos siguen manifestando que aún están ahí.

Toni Marchante

Nota:7,5/10  

“Redeemer of Souls” dista mucho de sus mejores discos, pero no decepciona en tanto en cuanto no asumen ningún riesgo y firman temas que les delatan descaradamente. Eso hace que con la extensa oferta musical existente, el álbum pudiera pasar algo desapercibido, pero de seguro que los fieles a Priest sacaremos fruto de esta obra. Rob Halford (voz), Glen Tipton (guitarra), Richie Faulkner (guitarra), Ian Hill (bajo) y Scott Travis (batería) son la formación casi clásica de esta banda de Heavy metal con mayúsculas.

Con una portada poderosa a cargo de Mark Wilkinson (autor de otras portadas para la banda como “Painkiller”,”Ram it down”,etc…),los británicos tratan de redimir nuestras almas con buenas dosis de metal; y para empezar “Dragonaut” nos transmiten que los Judas están aquí de nuevo, con un tema con denominación de origen desde el primer riff. Entre truenos la canción es el prototipo básico usado hasta la saciedad por la banda, pero que lejos de la monotonía, vuelven a bordar esa estructura de riff de inicio, párrafos arropados por riffs, estribillo, párrafos arropados por riffs, estribillo, solo para cada uno de los guitarristas que se funden al final, estribillo y fin…simplemente Judas.”Redeemer of Souls” es otro corte que nos es familiar ya que su cadencia es calcada a ”Hell Patrol” de su Painkiller, pero poder saborear canciones de ese estilo esa día de hoy todo un privilegio.

“Halls of Valhalla” me recuerda mucho a esos temas de Gamma Ray donde tratan de parecerse a Judas, sobre todo por su estructura compositiva y las entonaciones de Halford, lo único que me parece demasiado corto es el solo de Tipton y aquí es donde echamos de menos al amigo KK Downing. “Sword of Damocles” tiene hasta ciertos aires de los últimos Iron Maiden, con párrafos al estilo Dickinson en la voz, quizás de las canciones que se salen más del guión. Si uno escucha “March of the damned” se queda asombrado porque parece que Ozzy se ha colado en el disco. Un tema Ozzy sin discusión, la forma de cantar de Rob muta a la del Mad Man incluso cuidando los dejes.

Los arpegios de guitarra vuelven en “Down in flames” y los Judas vuelven a ser Judas porque el arranque después de los arpegios es idéntico a ”Grinder” de su British Steel”, aunque aquí un poco más acelerado. Un corte típico de la casa, sobre todo en el tratamiento de los riffs de guitarras. Y llegamos a los medios tiempos.”Hell & Back” al estilo de sus últimos discos, pesado, pero con un estribillo muy reconocible que guarda la esencia de los temas antiguos. “Cold Blooded” por el contrario es más atípico, más atmosférico, pero no falta de momentos de verdadera tralla, con muy buenos cambios de ritmos, donde Scott Travis hace gala de sus magníficas prestaciones.

Y vuelve la caña dela mano de “Metalizer”, en uno de los temas donde podemos ver a Rob más activo vocalmente, cabalgando sobre el doble bombo en un corte al estilo de la época de Painkiller con estribillo a lo Nostradamus. “Crossfire” es un tema donde vemos a Haldford arriesgar algo más, sacando lo que lleva dentro, dándole el encanto a una canción que, de no ser por eso, habría pasado muy desapercibida. “Secrets of the death” rezuma mucho a Black Sabbath, con un buen trabajo en la melodía y sobre todo en las guitarras. “Battle Cry” las guitarras lanzan de nuevo un track marca de la casa donde quizás Rob se vea algo forzado en el estribillo (a ver que verlo en directo si se atreven…).Para finalizar la balada “Beginning of the end” que a mi sinceramente no me dice nada y que incluso me habría parecida prescindible.

El tiempo pasa y el inevitable impacto sobre todo en Rob Halford es evidente; esa frescura de “Screaming for vengance” o “Painkiller”, esa capacidad vocal y ese llegar a agudos inalcanzables ya no son posibles. Halford mantiene un nivel más o menos lineal cantando con comodidad y bajo unos niveles de control que, aun solo así, da un resultado espectacular, pero en este caso no podemos evitar el pensar “quien te ha visto y quién te ve”, porque este señor ha sido y es muy grande, pero ya no es lo mismo, sin que ello signifique que lo que hace tenga un mérito enorme. ¿Se echa en falta KK Downing? Sí, sobre todo por todo lo que aportaba compositivamente y porque los duelos de guitarra son cortos y carentes de la calidad alcanzada antaño. Pero no debemos quejarnos, más echamos de menos a Rob Halford cuando se marchó hasta su vuelta. Los Judas están aquí y el Metal God sigue empuñando el estandarte del Heavy Metal. Ojalá haya gira y podamos seguir disfrutándolos en directo.

Temas:

1.Dragonaut
2.Redeemer Of Souls
3.Halls Of Valhalla
4.Sword Of Damocles
5.March Of The Damned
6.Down In Flames
7.Hell & Back
8.Cold Blooded
9.Metalizer
10.Crossfire
11.Secrets Of The Dead
12.Battle Cry
13.Beginning Of The End

Página web: http://www.judaspriest.com

Videos:



Comparte esto: