khael14Afirmaba el escritor mejicano Carlos Monsiváis que todo lo intenso debe de ser efímero y eso es justo lo que han conseguido los madrileños Khael con este segundo trabajo, intensidad, potencia y una consistencia que, quizá, se echó de menos en su anterior disco “Dualidad”. Khael pone en circulación “Efímero” diez temas que rebosan buen gusto musical y eclecticismo a partes iguales, difícilmente encasillables pero no por ello difíciles de escuchar, más bien todo lo contrario.
Luis de Juan
NOTA: 8/10 

Desde aquel genial “Vientos de Guerra” y, sobretodo, del sublime “Agotarás” de los renacidos Saratoga, he seguido con ferviente admiración cualquier trabajo en el que participara el batería Dani Pérez, miembro fundador de Khael que, actualmente, completa su roster, únicamente, con la cantante y guitarrista Aroa Martín. Un binomio que ha sabido conjuntar sus inquietudes musicales en “Efímero” consiguiendo un excelente y esperanzador resultado.

Cabe destacar que este “Efimero” se lo han currado prácticamente entero entre la dupla Dani Pérez y Aroa Martín, desde el primer riff de guitarra hasta la propia mezcla de todos los temas, pasando por ritmos de baterías, melodías de bajo, letras de las canciones, etc, etc, lo que, desde luego, es para quitarse el sombrero y, a nuestro parecer, con ello han sabido sacar ese sonido tan característico y que mejora a su predecesor “Dualidad”. Chapó por ellos.

La ilustración de la portada ha sido desarrollada por el murciano Fernando Nanderas, se trata de un trabajo muy modernista y difícil de catalogar en la onda de lo que musicalmente nos propone Khael, en ésta un pez se encuentra dentro de una burbuja suspendido en lo que parece ser un planeta que poco a poco se va secando a modo de metáfora de lo efímero de la vida.

En líneas generales, nos encontramos ante un disco complejo, difícil de catalogar, que podríamos englobarlo de manera muy genérica dentro de esa corriente de metal moderno aperturista y poco encasillado que se aleja de las directrices establecidas. Evidentemente, destaca por encima del resto del trabajo la fantástica voz de Aroa y el excepcional trabajo de Dani a los parches, en cualquier caso, si tuviera que destacar algo frente a su predecesor, serían curiosamente los ritmos de guitarra que en este disco sí que son netamente metálicos, duros y contundentes y que, al ser de la cosecha de la propia vocalista, han sabido acoplarlos perfectamente a sus registros vocales dándonos un resultado óptimo.

El disco arranca con “Palabras en mi piel” que asimismo ha sido la canción elegida por el grupo para realizar el vídeo clip; se trata de un tema muy pegadizo que se inicia con un ritmo rápido de teclado un tanto perturbador que se funde con el primer riff de guitarra y una serie de golpes en la caja de la batería, marcando el ritmo, para desembocar en un doble bombo rapidísimo marca de la casa. Otro riff muy rápido y contundente nos conduce a una primera estrofa de la canción en la que la voz de Aroa, acompañada únicamente por un ritmo de bajo casi inapreciable, da paso a las hostilidades. Estribillo muy pegadizo y comercial donde se aprecia que Aroa se desenvuelve a las mil maravillas. Hacia la mitad del tema se produce un pequeño descanso en el que de nuevo prevalece una voz más melódica y una bonita armonía de guitarra para darnos paso a un nuevo ritmo muy rápido y agresivo, finalizando la canción de manera cortante. Gran tema de presentación.

A continuación podemos escuchar “El Ilusionista”, fantástico tema, complejo y de difícil facturación pero con un óptimo resultado. Fenomenal trabajo compositivo en todos los aspectos de la canción, tanto a nivel vocal como en el apartado instrumental. Arranca con un ritmo de guitarra muy saturada para iniciar una serie de estrofas a medio tiempo llenas de matices que nos cuenta la historia literaria de la canción culminando en un rápido y pegadizo estribillo donde destaca el virtuosismo de Dani a la batería y el fenomenal trabajo a nivel vocal de Aroa. Tema redondo, en mi humilde opinión, la mejor canción del disco.

“Destello” es el siguiente tema del disco. De nuevo nos encontramos ante un tema complejo, bastante oscuro, a medio tiempo, donde el doble bombo es una constante a lo largo de toda la canción. Un tema con aires progresivos de difícil elaboración, lleno de contratiempos y de complejos ritmos de guitarra.

“Puzzle” y “La tormenta” son, sin duda, las canciones con mayor influencia heavy del disco con cierto sabor añejo a Saratoga, rapidísimas ambas, en las que, a pesar de la dificultad que conlleva, Aroa no desentona a nivel vocal; ambas cuentan con punteo de guitarra, especial mención merece el de “La tormenta”, muy chulo, con un rollo progresivo que sirve de contrapunto a una canción súper rápida. Es destacable como, en la segunda de las canciones, Dani se saca de la chistera un ritmo brutal de batería que, perfectamente, podría encuadrarse en un tema de black metal.

Tal y como afirmamos, “Efímero” se trata de un disco que bebe de muchos estilos y, por tanto, no podía faltar una balada como es “ Abismo”, que arranca con una melodía de piano muy agradable y llevadera que le da un toque pomposo al tema; sin embargo, Khael no se podía conformar con esta balada sin introducir su propio sello a la canción, de modo que, a medida que avanza el tema éste se va complicando conduciéndonos a un medio tiempo muy en la onda de la variedad que la banda ofrece.

Con “Tu alimento” volvemos a recuperar el estilo más propio de la banda, se trata de la canción de menor duración del disco que arranca con un ritmo de guitarra muy actual, una base rítmica a medio tiempo y un estribillo con una lírica muy tranquila que contrasta con la velocidad que el doble bombo imprime al mismo. Buen solo de guitarra hacia el final del tema.

“Termitas” se trata del único corte instrumental del disco de apenas dos minutos de duración y que sirve de lucimiento personal para Dani Pérez el cual destroza su instrumento al ritmo de un riff de guitarra constate, contundente y pesado, una autentica brutalidad, cualquiera que conozca mínimamente al batería sabrá de que le hablo.

Con un arpegio de guitarra arranca “Otra realidad” se trata de otro potente tema marca de la casa, muy melódico y complejo, plagado de medios tiempos y de imposibles ritmos de batería, fenomenal labor de nuevo a nivel vocal.

El cd se cierra con otro buen tema como es “Siervo de tu ego”, ni que decir tiene sobre lo que trata la letra de la canción. Ésta arranca con un riff de guitarra muy contundente y cortante, amén de una nueva exhibición de Dani, que dan paso al inicio vocal de la canción casi hablado y que culmina en un fenomenal estribillo que debe quedar de lujo en directo. Muy agradable la dualidad en el mismo entre la brutalidad de la batería y la sutil voz de Aroa. Un tema que podría definir a la perfección lo que actualmente nos ofrece Khael y que sirve de colofón a este gran trabajo.

Paso al frente de Khael con su segundo trabajo donde se ha producido una gran mejora respecto a su anterior álbum; tanto en el apartado musical como compositivo se aprecia la buena química que existe entre Dani y Aroa la cual ha desembocado en este gran trabajo digno de los paladares más exigentes y que esperamos que suponga una continuidad, aún a pesar del regreso del batería a Saratoga.

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

TEMAS:

  1. Palabras en mi piel.

  2. El Ilusionista.

  3. Destello.

  4. Puzzle.

  5. La tormenta.

  6. Abismo.

  7. Tu alimento.

  8. Termitas.

  9. Otra realidad.

  10. Siervo de tu ego.

www.khaelband.com
www.facebook.com/Khael
www.twitter.com/@Khaeloficial