kil14Permitidme que empieze esta reseña no escribiendo sobre la música grabada en el cd, como viene siendo habitual, ya que en esta ocasión lo primero que me ha llamado la atención de este tercer trabajo de los barceloneses Kilmara es la portada… y no para bien. No porque el motivo o la idea que ilustra Love songs and other nightmares no me guste, que no es el caso, sino porque la persona encargada del diseño de cubierta no tuvo su mejor día.
Jebimetal
Nota:6,5/10 

Siento decirlo, pero es así. ¡Pobre mujer! Está totalmente deformada. La sencillez con la que, hoy en día, se puede crear con el diseño 3D, puede dar lugar a que si no se trabaja con cuidado salgan composiciones como esta (no buscadas) totalmete ajenas a la estructura física de un ser humano. La cabeza está exageradamente fuera de la línea de la columna vertebral y si una chica así existiera realmente, su estructura sería sencillamente incompatible con la vida. No es que me guste ser especialmente quisquilloso, pero los que hayáis leído alguna reseña anterior mía, sabréis de la importancia que doy, también, a las portadas de los discos y en esta ocasión el dibujo me ha llamado poderosamente la atención aunque no en el sentido que me habría gustado.

Pero vamos a la música, que es lo que realmente importa. Tras el excelente resultado obtenido con el sonido de su anterior Don’t fear the wolf, Kilmara han vuelto a ir de nuevo a Eslovaquia a grabar con Roland Grapow, aunque desde luego no con la intención de repetir o hacer una segunda parte del mismo disco. En este caso, la evolución es, me parece, muy grande. En este nuevo disco, el tratamiento de las guitarras es completamente diferente. Resulta mucho, mucho más denso, de tono más grave y con un tratamiento que llena el disco de principio a fin.

Puede que lo que escriba a continuación suene a herejía para algunos pero la producción lograda con las guitarras me recuerda bastante a ese metal nacido en los 90, cuando el heavy “de toda la vida”no pasaba por su mejor momento. ¿Nu Metal? No! No me refiero a eso aunque la distorsión de las rítmicas sí que me recuerda a ese estilo en algunos momentos. Es, por tanto, un disco menos heavy que el anterior, menos limpio, que mantiene los detalles progresivos del anterior pero cuya densidad sónica hace que éstos sean menos evidentes.

Hay grupos que, a lo largo de toda su carrera, mantienen una línea musical muy similar disco tras disco, lo cual provoca que uno espere escuchar un sonido o un estilo muy predetermiado, sin sorpresas, en los que el grupo se limita a dar a sus fans lo que éstos esperan de ellos (pienso, por ejemplo en Manowar) y está bien. Hay otros que, al contrario, sorprenden disco tras disco, logrando una discografía de lo más variada y en la que un nuevo disco apenas se parece al anterior y, en ese caso, es precisamente eso lo que sus fans esperan (pienso ahora en los Judas Priest) y también está bien. Yo englobaría a Kilmara en este segundo bloque: Tres discos y los tres con notabilísimas diferencias entre ellos, tanto en sonido como en composición. Eso se llama inquietud y ganas de evolucionar, lo cual está más que bien. Habrá quien prefiera el disco anterior (mi caso) y otros que escogerán sin duda este último. Sea como sea, Kilmara es un grupo con unos músicos excelentes que merecen dar mucho que hablar ahora y en el futuro.

Jebimetal

http://jebimetaldiscos.blogspot.com

Temas:

1.- Fantasy
2.- The devil’s eye
3.- The break up
4.- Cold Rain
5.- Belive
6.- Nothing to me
7.- Usual strangers
8.- Alpha
9.- Insomnia
10.- Play to win
11.- Time flies
12.- Time Flies (Deutch-Spanish version)