lob14Se veía venir… desde que nos dieron a conocer un adelanto de lo que se estaba cociendo con ‘The World That Came After’, primer single del debut de Lords Of Black en forma de videoclip, ya se intuía que nos esperaba un disco digno de ganarse una buena posición entre los mejores trabajos que se han editado en nuestro país en los últimos años…
Susana Manzanares.
Nota: 9,5/10 

Tony Hernando, Ronnie Romero, Andy C. y Víctor Durán son LORDS OF BLACK, un nombre bajo el cual según ellos se esconde un concepto, como si fuera una especie de sociedad secreta o de superhéroes al servicio del bien y en constante lucha contra el mal. Pero más allá del concepto, en lo musical esto se traduce en un gran trabajo que va en una línea acorde con el metal moderno pero en la que además encontramos marcadas influencias de bandas que no lo son tanto, como podrían ser Masterplan, Savatage o DIO, hasta reminiscencias de Saratoga, pero eso si, con grandes y personales dosis de su propia cosecha como para que suene a ellos mismos y no a copia de nadie.

Como ya os adelantábamos hace unos días sobre la presentación y escucha del disco a los medios, el primer pálpito fue positivo y satisfactorio a más no poder. Dependiendo del artista y del disco, una primera escucha puede ser cualquier cosa, ilusionante, decepcionante, indiferente o absolutamente convincente desde el minuto uno, como es el caso. Una primera escucha, al menos en mi caso, no es suficiente para exprimir todo su jugo, pero sí te encamina hacia una u otra sensación, que se irá poco a poco definiendo a medida que van aumentando las escuchas. Lords Of Black no sólo gana con la segunda y la tercera, sino que de ahí en adelante cuanto más te sumerges en él más lo disfrutas y más te gusta, bueno, diría que más que gusta… engancha.

Es un disco lleno de matices, de temas bien estructurados y de fuertes toques progresivos; con melodías suaves en contraste con otras más poderosas, percusión con deliciosos pasajes instrumentales en los que los teclados cobran protagonismo y desgarradores registros vocales de Ronnie dignos de erizar el vello más resistente, y como no, un soberbio trabajo a la guitarra por parte de Tony que va desde oscuros riffs y rasgueos hasta la limpieza más absoluta en los sólos.

Aunque en la creación del disco han participado los cuatro de una manera muy activa y según sus propias palabras, está hecho con las ‘tripas’, el mayor peso compositivo recae sobre Tony. Con letras cuidadas, profundas, cargadas de significado, unidas a una estructura musical armoniosa y elegante, y a una producción espectacular grabado a medio camino entre ‘La Casa de la Música’ en Madrid y los ‘Grapow’s Studios’ de Roland Grapow, el resultado final es una absoluta maravilla para los oídos.

Doomsday Clock’ es la INTRO que nos abre las puertas, invitándonos a través de un camino de teclados y percusión in crescendo que inmediatamente te mete de lleno y casi sin reaccionar en el tema que lo da título ‘Lords Of Black’, toda una declaración de intenciones; un tema rápido, potente, lleno de fuerza, cambios de ritmo y con una pequeña incursión de voz en off que suma atractivo, sin duda una estupenda carta de presentación.

Sin recuperar el aliento entran los igualmente rápidos riffs de ‘Nothing Left To Fear’ que enganchan nada más empezar, diría que de fácil escucha y estribillo pegadizo este tema entra de primeras sin duda… ya nos ha conquistado uno más. Bajando algo el ritmo y de la mano de Andy a la composición musical y también de sus teclados llega ‘Would You Take Me‘ algo más pausada, que nos deja un solo hardrockero de guitarras limpias como sacado directamente de aquellos gloriosos 80 y que inmediatamente me trae el nombre de John Sykes a la cabeza…

Tiempo para el single, ‘The World That Came After’ nos llegó hace semanas en forma de videoclip y ya nos sorprendió entonces, no imaginábamos, o si?… que lo mejor estaba aún por llegar… Estamos casi en la mitad y a partir de ahí tengo la sensación de que los temas se van enriqueciendo poco a poco e incorporando nuevos matices, hasta la voz de Ronnie la encontramos más pausada, menos salvaje pero igual de cautivadora, ‘Too Close To The Edge’ es una primera muestra.

Literalmente y como si de una tormenta a bordo de un crepitante barco en alta mar se tratara, ‘At The End Of The World’ marca el ecuador del disco y por un lado aparece por primera vez Ronnie en la composición de las letras y por otro solemne a las voces, misterioso y oscuro… inevitable reflejo en este tema del otro gran Ronnie, nuestro querido DIO… Con este recuerdo, llega ‘Forgive Or Forget’ que de nuevo vuelve a sumergirnos en aguas tranquilas, ambientes progresivos y teclados que son pura melodía.

Sólo unas notas de ‘Out Of The Dark’ y la nostalgia me trae a la cabeza a los primeros Masterplan, con una guitarra que cobra el protagonismo en riffs, en sólos y que además acompaña en su llorar las penas de un amor perdido a un Ronnie al que en este tema le encuentro más cerca de Lande que nunca… Bonito, muy bonito tema.

Aquí es donde entra la traca final, que es donde se dice siempre que se deja lo mejor… que así es… ‘The Grand Design’ con sus guiños progresivos es la antesala del tándem ‘Smoke And Mirrors’ y ‘The Man From Beyond’– The Art Of Illusions Part I y II, potentes y con garra, con unas guitarras espectaculares y unos teclados que enfilan la recta final de forma sublime. Ambos dos pedazo de temas de nivel, pero he de reconocer que la segunda parte, ‘The Man From Beyond’ se está convirtiendo en una de mis favoritas… aunque mi verdadera debilidad viene ahora…

El final, la joya de la corona, el tema en el que la banda ha puesto toda la carne en el asador, el más especial para ellos, ‘When Everything Is Gone’. Maravilla de casi 10 minutos en la que las partes de piano de Andy contrastan a la perfección con la fuerza de las melodías, con los redobles de batería in crescendo que dan paso a un impresionante y extendido momentazo instrumental que termina con un agresivo primero, y efectivo y virtuoso sólo de guitarra después, que culmina de nuevo en brazos del piano de Andy y de la voz de Ronnie, poniendo el apoteósico punto final al disco.

Estamos ante un trabajo grande y, como decía al principio, llamado a ser uno de los mejores que se han editado en nuestro país en mucho tiempo. Esperemos que no sólo se quede aquí y que la calidad musical que somos capaces de crear -demostrado está con esta y otras muchas más bandas- traspase nuestras fronteras que, como diría el anuncio, nosotros lo valemos y mucho… sí señor, nuestros músicos valen mucho.

TEMAS:

Doomsday Clock – INTRO
Lords Of Black
Nothing Left To Fear
Would You Take Me
The World That Came After
Too Close To The Edge
At The End Of The World
Forgive Or Forget
Out Of The Dark
The Grand Design
Smoke And Mirrors – The Art Of Illusions Part I
The Man From Beyond – The Art Of Illusions Part II
When Everything Is Gone