Editor's Rating

6.5

De Machine Head siempre dije que con un debut tan perfecto como “Burn My Eyes”, con cada nuevo lanzamiento siempre lo tenían más que complicado, ya que sin quererlo se tiende a comparar con lo mejor que una banda ha hecho. Y no es justo, ya que hay que poner las cosas en perspectiva y comprender que ni las épocas, ni las circunstancias, son las mismas. Lo dijo el propio Robb Flynn hace poco: “Machine Head no va a volver a hacer un “Burn My Eyes””. Y me parece lógico, normal y totalmente lícito.

Alberto López

Ahora bien, si es cierto que su trayectoria discográfica en la última década, incluso algo más, ha sido un tanto desigual. Flynn también ha sido siempre un tío con los gustos muy amplios y que a la hora de componer se ha dejado llevar por las modas imperantes, o esa sensación da, por lo menos, convirtiendo Machine Head en un grupo un tanto “veleta”. Esto no tiene que ser malo en sí mismo, pero desde luego que la calidad de sus lanzamientos no ha sido siempre la esperada. “The Blackening” no tiene nada que ver con el prácticamente desapercibido “Bloodstone & Diamonds”, por poner el ejemplo de los dos extremos.

Y ahora llegamos a “Catharsis”, un álbum que vuelve a ser diferente, que vuelve a virar ligeramente la dirección del grupo y que tiene cosas muy buenas, pero otras que, directamente, no hay por dónde cogerlas. Lo primero que cabría destacar es que, vocalmente, Robb Flynn está más melódico que de costumbre. También, como novedad, estamos ante un sonido más procesado.

“Volatile” abre el disco sin artificios. Ni intro ni dilaciones, la primera en la frente. Tema veloz, agresivo y enérgico. Muy Machine Head, desde luego, aunque algo más melódico en el estribillo, algo que se repetirá de aquí en adelante. Aún así, es un tema marca de la casa, con sus armónicos y todos los elementos característicos de la banda. “Catharsis”, el primer single del álbum, dio mucho que hablar. Una larga intro con teclados y orquestaciones da paso a un tema complejo y extraño. Y valiente, por qué no decirlo, aunque el resultado no termine de cuajar del todo para mi gusto.

“Beyond The Pale” toma otros derroteros. Es un corte mucho más pesado, con más Groove, pero que pierde fuerza con el controvertido estribillo, y al final te vuelve a quedar la sensación de “sí, pero no”. Mejor y más redondo me parece “California Bleeding”, que tira hacia el Metal Alternativo de bandas como Soil, Disturbed, Godmack o incluso Stone Sour. Tras cuatro temas se empieza a comprender uno de los grandes problemas del álbum, y es que no hay una dirección musical clara. Cada corte, aun con el sello de Machine Head, tira hacía un lado, sin terminar de definir el álbum. Y, además, son quince canciones para más de setenta y cinco minutos.

Pero seguimos escuchando y el desconcierto aumenta. “Triple Beam” es lo más cercano al Rap Metal que han hecho nunca, y estilos aparte, es un buen tema que contagia con un riff demoledor. Pero claro, ¿Dónde encaja con lo anterior? ¿Y con lo posterior? Porque “Kaleidoscope”, del que ya presentaron el videoclip, es otro corte complicado y experimental, que posee buenas partes, pero nada tiene que ver con “Bastards”, un tema prácticamente Folk, que me trae a la cabeza a Dropkick Murphys, y que ni pega ni hay por dónde cogerlo.

Lo más destacable está en la segunda mitad del álbum, en cortes como “Hope Begets Hope”, “Screaming At The Sun”, “Heavy Lies The Crown” y “Grind You Down”, donde Machine Head están mucho más reconocibles, aun con novedades, y la energía, la fuerza y los riffs marca de la casa brillan con luz propia. Además, “Behind A Mask” resulta agradablemente sorprendente, con un aire a Opeth que les ha quedado francamente bien. Para terminar “Psychotic” y “Razorblade Smile”, muy diferentes entre sí, pueden funcionar con las escuchas, algo que sin duda no hará “Eulogy”, el tema que cierra el disco de una manera un tanto bizarra.

En definitiva, es un disco que da una de cal y una de arena. Arriesgado, sí. Valiente, también. Pero no termina de cuajar y aprovechar todo el potencial que se deja entrever.

Alberto López

Temas:

Volatile
Catharsis
Beyond The Pale
California Bleeding
Triple Beam
Kaleidoscope
Bastards
Hope Begets Hope
Screaming At The Sun
Behind A Mask
Heavy Lies The Crown
Psychotic
Grind You Down
Razorblade Smile
Eulogy 



ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B077JGPJDVir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00DY62SRKir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B000N3ST9Iir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00008ADPHir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B005C5A66G