Dream Theater- Bilbao Exhibition Centre-29-Marzo’17 – Barakaldo

Es de agradecer que esta vez los norteamericanos se hayan acordado de estos lares, tras haber caído en el olvido en su anterior gira, donde presentaron su última obra “The Astonishing”. Algunos además pensamos que el recuerdo de la mala experiencia en su último concierto en Madrid hace tres años parece hacerles renunciar volver a esa plaza, siendo Bilbao conjuntamente con Barcelona las agraciadas para tan magno evento. En esta ocasión Dream Theater rinden tributo a una de sus grandes obras en su 25 Aniversario, uno de los mejores discos de la historia de la música para mi gusto, lo que ya de entrada supone una gran motivación para acercarse a verlos. Esta corta gira que desde finales de enero lleva visitando el continente europeo se realiza bajo el nombre de “Images & Words and beyond” porque además de ofrecernos el disco al completo, también va acompañado de una interesante selección de su repertorio.

Toni Marchante
Fotos: David Aresté

Buena tarde en Bilbao en una localización espectacular, los que no conozcáis el Bilbao Exhibition Centre (BEC) de Barakaldo, os diré que es un recinto de ferias y congresos que destaca por su versatilidad e innovación. En él tienen lugar muchos acontecimientos a lo largo del año, entre ellos muchos conciertos con la ventaja de adaptar el recinto a las necesidades del evento (capacidad, distribución, etc…). Dream Theater es una banda que a día de hoy no goza del seguimiento que tenía hace 10 años, sigue teniendo su legión de seguidores, pero ha perdido parte del poder mediático de antaño. El espacio que se puso a disposición para este concierto se llenó, pero muchos hubieran querido haber aprovechado los asientos que se veían tras las lonas que cubrían el perímetro del espacio habilitado, sobre todo cuando hablamos de un concierto de larga duración.

dream_theater_barcelona8 dream_theater_images1 dream_theater_images3

Las puertas al recinto se abrieron puntualmente a las siete de la tarde para comenzar el concierto puntualmente a las ocho. La oferta de los reyes del metal progresivo como siempre fue generosa, como suele ser habitual no precisaron de teloneros y ofrecieron un show de tres horas de duración. Sin ningún aporte tecnológico basados en un escenario muy austero, donde el juego de luces se encargaron de adornar la escena, huyendo de pantallas de video y de cualquier tipo de proyección, los norteamericanos basaron su actuación en ellos mismos, es decir, el espectáculo estaba centrado en verlos tocar, lo cual es una auténtica delicia, por la alta cualificación técnica y por el grado de sincronía en la ejecución. La velada estaba estructurada en dos actos, uno primero donde tocaron una serie de temas muy bien escogidos para la ocasión, aunque como siempre, cada uno tendrá sus preferencias, pero en mi opinión muy acertados. Tras un descanso de 15 minutos reanudaron la actuación con el segundo acto, donde interpretaron el disco homenajeado al completo para culminar la velada con un bis impresionante.

ACTO 1

Como hemos dicho, a las 20:00 da comienzo la actuación con un escenario a oscuras mientras suenan los compases de “The Colonel” el pomposo tema orquestal de Two Steps from Hell al estilo de “False Awakening Suite”. Los focos se centran el John Petrucci que introduce los primeros riffs de “The dark eternal night” quizás un tema arriesgado para comenzar, pero que sirvió para ir ajustando el sonido y poder ver sin esperar mucho más, el virtuosismo y la coordinación de los que ocupaban el escenario. Como en muchas ocasiones durante la noche, James Labrie abandonaba el escenario en las partes instrumentales para dar aún más protagonismo al cuarteto restante y en la parte final Jordan Rudess se aproximó con un teclado portátil donde tenía incrustados dos ipads con sus aplicaciones sonoras para dejarnos su toque sonoro personal . La primera sorpresa de la noche fue “The Bigger Picture”, un magnífico tema que no habíamos tenido la oportunidad de escuchar en directo hasta esta gira y donde James LaBrie mostró varios de sus registros. La instrumental “Hell’s Kitchen” del “Falling into Infinty” sonó perfecta sus paisajes sonoros fueron mutando bajo los focos de tonos suaves verdes y azulados, hasta llevarnos al repaso de su última obra “The Astonishing” a través de dos de sus singles “The Gift of Music” y la hardrockera “Our New World” donde James volvió a brillar y para las que John Petrucci usó su nuevo modelo de guitarra con fisionomía de NOMAC.

dream_theater_barcelona21 dream_theater_barcelona24 dream_theater_barcelona5

Curioso que alguien tan discreto como John Myung acaparara el protagonismo mediante un corto solo de bajo versionando a Jaco Pastorius que en su parte final enlazó con “As I am”, un corte que desde siempre he visto como una canción donde Dream Theater hace de Metallica, evidencia que se demuestra en directo al intercalar en su parte final un fragmento del tema “Enter Sadman” de estos últimos, con el correspondiente fervor de la sala que ante la sorpresa reaccionó con entusiasmo. Para concluir el primer acto, “Breaking all Illusions” una canción de esta década que tiene el espíritu de las canciones incluidas en el “Images and words” y que supieron hacer saltar nuestras emociones gracias a su magnífica interpretación. El primer acto pasó a velocidad de vértigo, ni nos dimos cuenta debido al constante disfrute y divertimento.

ACTO 2

Tras un descanso de quince minutos comienza a sonar una emisora de radio con una sucesión de éxitos de todos los estilos musicales que triunfaban allá por 1992 hasta que el locutor presenta el single de Dream Theater “Pull me Under” momento en el que se encienden las luces y sonaron sus primeros acordes. Comenzó pues, el repaso de principio a fin por orden correlativo de “Images and words”. La calidad de los temas, la intensidad con el que se interpretaron y las variaciones ofrecidas hicieron de esta parte algo muy especial. Desde 1992 hasta hoy han pasado muchos años y la forma de cantar de James LaBrie no es la misma; de hecho las líneas vocales de las actuales canciones de la banda están orientadas a la situación actual de su voz. Es por ello, por lo que quizás lo menos fiel al disco homenajeado fueran las líneas vocales, ya que James no alcanza, a día de hoy, los niveles en cuanto a agudos que exigen estas canciones, o quizás sí, pero posiblemente esa exigencia no le permitiera aguantar la gira. James estuvo bien, con continuos acercamientos a la batería de Mangini, donde se hidrataba con agua y bebía de un termo suponemos una de sus pócimas que benefician su voz, pero le vimos recortar partes y cambiar tonalidades para hacer el cante más cómodo y como era evidente y ha hecho siempre, dejó el estribillo de “Take the time” al respetable.

dream_theater_barcelona2 dream_theater_images2 dream_theater_images5 dream_theater_images7

Todas las canciones fueron coreadas y cantadas por el público acompañando a James sin excepción, el estribillo de “Pull me under” hizo que retumbara toda la sala, durante “Another day” todo el mundo cantó sus letras, “Take the time” nos dejó grandes momentos de guitarra de un John Petrucci que se mostró soberbio durante toda la noche con su guitarra magenta púrpura. La sutileza de James en la interpretación de “Surrounded” convirtió este tema en otro de los grandes momentos de la noche, mientas veíamos a Jordan Rudess tumbar lateralmente su teclado giratorio para que todos viéramos sus evoluciones sobre las teclas, acto que pudimos ver durante muchos momentos de la noche. Tras “Sourrounded” se apagaron las luces y todos estábamos expectantes porque sabíamos lo que venía; las primeras notas de “Metrópolis” se vieron acompañados de ráfagas de luces rosadas hasta introducirnos en una canción que representa lo que es Dream Theater; “Metropolis” es a Dream Theater como “Bohemian Rhapsody” es a Queen, su tema emblema. El corte nos presentó un solo de batería de un Mike Mangini que estuvo muy bien durante toda la noche. Las partes instrumentales se interpretaron de una forma absolutamente colosal, con algunas variaciones en el tempo para darle un mayor atractivo ante la soberbia interpretación de todos los músicos. Pudimos ver aquí al igual que en otros momentos de la noche, esa estampa donde John Myung y John Petrucci se ponen uno al lado del otro en el centro del escenario, deslizando sus manos izquierdas sobre los mástiles mientras tratamos de seguir los dedos de sus manos derechas en un esfuerzo inútil.

Ya en pleno éxtasis acometieron “Under a glass moon” un corte para el lucimiento pleno de Petrucci. Tras unas palabras de James LaBrie explicándonos detalles de aquel disco, se quedó solo en el escenario con Jordan Rudess para interpretar “Wait for sleep” en medio de una atmósfera encantadora, con las preciosas melodías de Rudess y una magnífica interpretación de James sentado en un banco al frente del escenario. El concierto se cerró con “Learning to live” uno de los grandes tapados de este disco, pues es una de sus mejores canciones que sonó increíble y donde John Myung destacó en las partes de bajo. Tras el final llegó el bis, pero señores, que bis! “A Change of seasons”, una canción que con todas sus partes supera los veinte minutos y que no podía faltar en esta celebración ya que fue concebida durante el periodo en el que se compuso “Images and words” aunque no se editó hasta 1995, de hecho se puede escuchar en varios bootlegs de la época. Fueron veinte minutos de ensueño, de pura magia, con el privilegio de poder escuchar el tema al completo en directo después de muchos años.

dream_theater_images6 dream_theater_images8 dream_theater_images9

Extraordinario concierto de los norteamericanos que nos permitieron poder revivir una de sus más grandiosas obras, nos permitieron disfrutar de la espectacularidad de sus canciones, de la espectacularidad de John Petrucci, John Myung, Jordan Rudess, Mike Mangini y James LaBrie que requieren de una atención especial. Como siempre he dicho, los conciertos de Dream Theater son de esos que habría que ver cinco veces para fijarte en cada uno de ellos. Quizás habría sido más espectacular si hubieran incorporado pantallas de video y proyecciones como en las últimas giras y haber podido ver por ejemplo los dibujos animados de “The dark eternal night”, pero también es cierto que se homenajeaba a un disco de sus comienzos hace 25 años y en aquella época su performance era bastante austero, por lo que han tratado de conseguir un ambiente similar al de aquella época y en mi opinión lo han conseguido. Dream Theater sigue siendo un grupo grandioso y han vuelto a España, esperemos que podamos seguir viéndolos cerca en nuestro país muchas veces más y pronto!!

Toni Marchante
Fotos: David Aresté

Set List:

Acto 1:

Intro:The Colonel
1.The Dark Eternal Night
2.The Bigger Picture
3.Hell’s Kitchen
4.The Gift of Music
5.Our New World
6.Portrait of Tracy
7.As I Am
8.Breaking All Illusions

Act 2: (Images and Words):

Intro:Happy New Year 1992
9.Pull Me Under
10.Another Day
11.Take the Time
12.Surrounded
13.Metropolis Pt. 1: The Miracle and the Sleeper
14.Under a Glass Moon
15.Wait for Sleep
16.Learning to Live

Bis:

17.A Change of Seasons.
I The Crimson Sunrise
II Innocence
III Carpe Diem
IV The Darkest of Winters
V Another World
VI The Inevitable Summer
VII The Crimson Sunset