Rock Fest BCN’19 – 6 y 7 de Julio’19 – Parc de Can Zam (Santa Coloma de Gramenet – Barcelona)

SÁBADO 6 JULIO 2019

SAXON CONQUISTA EL ROCKFEST A BASE DE FUEGO Y ALMA.

Empezamos la jornada llegando a tiempo para poder ver a LEO JIMÉNEZ que, suponemos, diera uno de sus grandes conciertos a pesar de haberse visto en la difícil tesitura de tener que tocar a las 13:30h en plena ola de calor.

AVATAR

Mucha curiosidad sentía yo por ver a AVATAR en directo. Una de las bandas más jóvenes del festival. Creada en Gotemburgo en el año 2001 y con siete discos de estudio aterrizaron en el Rock Fest por primera vez para mostrarnos su particular forma de componer metal. Así, habiendo empezado en sus primeros trabajos con la esencia de lo que podría ser llamado death metal melódico muy propio de su zona, AVATAR ha ido evolucionando hacia un estilo propio y muy original a la par que inclasificable (algunos lo llaman circus metal). En nuestro caso preferimos referirnos a su música como ellos mismos la definen, es decir, metal.

La banda está formada por Jonas "Kungen" Jarlsby (guitarra), John Alfredsson (batería) , Henrik Sandelin (bajo), Tim Öhrström (guitarra)​ y su líder indiscutible, Johannes Eckerström a la voz. Un tipo disfrazado de una de malévolo mimo – joker endiabladamente histriónico a la par que cautivador. La banda, que precisamente acaba de publicar disco en directo, se dedicó a desgranar sus temas más populares como puedan ser “Hail the Apocalypse”, “Bloody Angel”, “Paint me red”, “The king wellcomes you to Avatar Country” (con cambio de vestuario completo de la banda) o la genial “Smells Like a Freakshow”. Johannes se dedicó a hablar largo y tendido con el público y desde luego que lo conquistó.

AVATAR emerge, bajo mi punto de vista, como una de esas bandas que podrían ser consideradas como relevo de los grandes clásicos del género. Apuestan por algo novedoso, creen en ello y, lo que es más importante, parece que les funciona. Un gran show que hubiese lucido mucho más, claro está, en horario nocturno.

Marcel.lí Dreamevil

HAMMERFALL

Parece que fue ayer cuando esta banda sueca de power metal lanzaba aquel primer disco titulado “Glory to the Brave”(1997) y resulta que ya han pasado 22 años. El próximo agosto verá la luz su quinceavo lanzamiento discográfico titulado “Dominion” y, como no podía ser de otra manera, Joacim Cans, Oscar Dronjak, Fredrik Larsson, David Wallin y Pontus Norgren nos dieron su particular adelanto con el tema “(We Make) Sweden Rock”, cuya letra se basa en un homenaje a todas las bandas de rock que ha dado su tierra.

48274371226_024a7bfe2a_z 48274454712_bb0082b9f9_z 48274371196_185c0272bc_z

Añadido a esto el entregado público pudo disfrutar de un concierto de grandes éxitos con cortes “Legion”, “Renegade”, “Let The Hammer Fall”, “Hammer High” y “Hearts on Fire”, tema éste último con el que se despidieron.Seguramente HAMMERFALL no sea una de esas bandas capaz de llenar estadios pero siempre ha resultado ser solvente en su propuesta basada en el power y heavy metal más clásico y así lo demostraron en el ROCK FEST.

Marcel.lí Dreamevil

CRADLE OF FILTH

Con un calor prácticamente insoportable salían a escena CRADLE OF FILTH enfundados en sus casacas, con sus maquillajes y ofreciendo un espectáculo cargado de contratiempos, sobretodo en cuanto a su líder Danny, que no paró en todo el concierto de quejarse por los problemas que al parecer estaba teniendo con su micrófono.

48274371491_f8969062b1_z 48274371551_ee8ace6eb1_z 48274371571_29afd75337_z  48274454992_0f36e43e97_z

Tanto es así que incluso en un momento dado llegó a lanzar el micrófono y abandonar el escenario. El bajista también desapareció del escenario durante un par de temas aproximadamente. Una banda con una estética tan tenebrosa y con un contenido tan oscuro no puede tocar ante semejante solana. Resultaba ridículo ver los chorretones de maquillaje cayéndoles por las caras e incluso su enorme guitarrista Richard Show bromeaba pegándose de vez en cuando la púa de su instrumento en la frente. En definitiva, no es que sonaran mal pero, como digo, entre una cosa y otra el show fue bastante distante.

Marcel.lí Dreamevil

ANGELUS APATRIDA

En la primera edición del Rock Fest, año 2014, ya vinieron a dar caña. En la del 2015 los de Albacete repitieron así como en la del 2017 y ahora, dos años más tarde, los hemos vuelto a tener aquí en plena gira de presentación de su reciente trabajo “Cabaret de la Guillotine”. Les tocó el turno justo después de HAMMERFALL, a las 20h, con el sol algo más bajo y en uno de los escenarios principales. No es mala posición.

48274371246_793c3d629c_z 48274454567_23ed6868d7_z 48274371341_5ba2ce5c2e_z

Quienes hayan visto recientemente a ANGELUS APATRIDA, y supongo que a tenor de las numerosas visitas al ROCK FEST y a la mayoría de grandes festivales españoles serán muchos los que los hayan disfrutado, estarán de acuerdo conmigo si digo que Guillermo (guitarra y voz), David G. Álvarez (guitarra), José J. Izquierdo (bajo) y Víctor Valera (batería) son una auténtica bomba en el escenario. Sus conciertos no ofrecen ni un segundo de descanso y los trallazos se suceden uno tras otro como si no hubiera mañana. Lo suyo, indiscutiblemente, es el thrash metal en estado ochenteramente puro así que con eso está todo dicho.

A punto de cumplir 20 años de carrera musical, los ANGELUS renovaron, seguro, la admiración de todos sus seguidores y dejaron, como siempre, el pabellón bien alto.

48274454427_381cfb9625_z 48274454452_5cd5475380_z 48274454672_bf575db596_z 48274371126_6ffcd8b9c7_z

Marcel.lí Dreamevil

KROKUS

Otros repetidores del Rock Fest han sido los suizos KROKUS que, recordemos, ya estuvieron en las ediciones de este festival en el año 2015 y 2017. Banda fundada en 1974 y liderados por Marc Storace desde 1980, los suizos siguen demostrando que tienen bien ganado el apodo de los “AC/DC SUIZOS”. De hecho, ellos mismos se refirieron a aquel “One Vice At a Time” (1982) como “el álbum que AC/DC nunca hizo” y desde entonces han sido fieles a ese espíritu. En consecuencia el show de Storace y los suyos ha procurado ser un intenso repaso por su legado.

48274375436_6e34768b3d_z 48274458542_3a29e854f8_z 48274458442_ae8f9b09d3_z

Rock de altura para un público que mostró gran respeto por esta formación que sigue al pie del cañón pese al paso de los años. “Headhunter”, “Rock’n’roll Tonight”, la versión de Neil Young “Keep on Running in the Free World” o “Screaming in the night” son muestra de un set list que hizo los seguidores de la banda quedaran más que satisfechos.

Marcel.lí Dreamevil

LOS BARONES

He de confesar que uno de los reclamos de la edición de este año era poder ver a LOS BARONES. Y no lo digo tanto por la formación en sí porque, en realidad, es la misma que la de SHERPA, sino por la posibilidad que nos ofrecen ahora, con el cambio de nombre, de interpretar los clásicos de BARÓN ROJO al estilo Sherpa y Hermes Calabria, en compañía de los guitarristas Marcelo Valdés (hijo de Hermes) y Sergio Rivas. Como ellos mismos dijeron en su comunicado oficial publicado en marzo de este año, sus conciertos iban a consistir en un repaso de la época BARÓN ROJO rescatando, además, temas que nunca se habían tocado antes en directo como “Paraíso Terrenal”, “Por vez primera”, “No ver, no hablar, no oír” así como alguna nueva canción como “Vive Hoy”, en la que participa la mismísima Carolina Cortés en la parte letrística.

Para la ocasión, LOS BARONES contaron con una hora de tiempo, coincidiendo con VENOM, y en la carpa. Personalmente, creo que eso no supuso ningún problema ya que son públicos distintos y para poder disfrutar más intensamente de un tipo tan carismático como Sherpa, para qué engañarnos, mejor las distancias cortas. No obstante, el gran pero de la carpa es el mal sonido que tiene y eso, lamentablemente, restó calidad al espectáculo. Se nota que Sherpa va cumpliendo años y por eso se mantuvo más bien estático durante su actuación pero esa falta de dinamismo se vio compensada por sus dos guitarristas que dada su juventud si que ofrecieron una actitud mucho más roquera. En cuanto al set-list ya se puede uno imaginar que no faltaron “El Pobre”, “Barón Rojo”, “Son como hormigas”, “Siempre estáis allí”, “Larga vida al rock and roll” o “Hijos de Caín” así como el nuevo tema “Vive hoy”.

En definitiva, un concierto que se hizo cortísimo, con una carpa repleta de gente y con un público ansioso por seguir disfrutando de esos grandes temas. Por suerte, el bueno de Sherpa ya nos anunció que el 15 de noviembre nos visita en Barcelona.

Marcel.lí Dreamevil

SAXON

Creo que SAXON, posiblemente, acaben siendo declarados (si no lo han sido ya), hijos adoptados de los festivales metaleros españoles. Sinceramente, he perdido ya la cuenta de las veces que los he podido ver en directo pero, curiosamente, nunca me aburro con ellos. En el Rock Fest estuvieron en la edición 2015 y en la del 2017.

48274381941_192a3464da_z 48274381381_8808195ed3_z 48274465192_d69609eb0a_z

Así, por tercera vez, y esta vez con disco recientemente estrenado, “Thunderbolt” (2018), los ingleses Biff Byford, Paul Quinn, Doug Scarratt, Nibs Carter y Nigel Glockler, quienes juntos suman la friolera de 312 años, volvieron a ejecutar un show memorable como cabezas de cartel de la jornada, en el escenario Stage Rock. Es algo inédito que un hombre que roza los 70 años de edad siga demostrando semejante entusiasmo encima de los escenarios. 40 años han pasado desde su debut discográfico en 1979 y por ello el concierto de clásicos estuvo más que asegurado. “Motorcycle man”, “Battering Ram”, “Wheels Steel”, “Strong Arm Of The Law”, “Denim and Leather”, “Thunderball”, “Backs to the wall”, “They Played Rock and Roll” (en honor a Lemmy), “Heavy Metal Thunder” y los bises “Crusadesr” y “747” sirvieron para cerrar uno de los mejores espectáculos del festival. Así, en escena tuvimos de todo, proyecciones, numerosos efectos visuales, fuego, el águila gigante de SAXON planeando sobre el escenario y unos músicos para los que, milagrosamente, no pasan los años.

Ciertamente, poco puedo decir de SAXON para no aburrir al lector porque, como digo, no sé yo si debe haber en nuestra tierra algún metalhead que no aún no haya visto a estos precursores de la NWOBHM en directo. Una lección de dignidad, potencia y saber hacer y unos 90 minutos de concierto que, como siempre, se hicieron cortos.

48274463927_400f873855_z 48274380876_d48914bb8d_z 48274381196_b77aecb0c0_z

Sin ser una de mis bandas favoritas, me quito el sombrero ante esta legendaria formación que, como digo, resiste como nadie el paso del tiempo.

Marcel.lí Dreamevil

ARCH ENEMY

Para cerrar esta jornada de sábado, y cuando ya eran cerca de las 01:00h de la madrugada, le tocaba el turno a otro de los grandes reclamos de la noche y es que ver un directo de ARCH ENEMY también viene siendo sinónimo de calidad, entrega y, ante todo, mucha adrenalina.

48274382361_248e9fa228_z 48274465702_bb9b7da8eb_z 48274465612_8ec2ef46bf_z

Banda de metal sueco formada en el año 1996 por el guitarrista Michael Amott, la banda actual que le acompaña son los siempre fieles Daniel Erlandsson (batería), Sharlee D’Angelo (bajo) y los relativamente nuevos Alissa White-Gluz (voz) y Jeff Loomis (guitarra), ambos en la formación des del año 2014.

Si bien es cierto que en un principio los fans de la banda mostraron su preocupación acerca del cambio de vocalista cuando en el 2014 Angela Gossow decidió dejar la primera línea para pasar a ocupar tareas de management de la banda, no menos cierto es que la menuda Alissa ha sido capaz de asumir el puesto y de darle otra dimensión, haciéndose suya la difícil función de liderazgo.

48274382631_dd87ddaf11_z 48274465762_10ebdd49b1_z 48274465922_a1f289c1f3_z

Una hora de ARCH ENEMY es muy poco y más si eres un ferviente seguidor de la banda, pero, en contrapartida, te ofrece la posibilidad de disfrutar de un nivel de intensidad mayor ya que en un espacio menor de tiempo la banda siempre se esfuerza por darlo todo. “The world is yours”, “War Eternal”,”My Apocalypse”, “The Race”, “Dead Eyes See No Future”, “The Eagle Flies Alone”, “As The Pages Will Burn” o “Nemesis”, tema con el que se despidieron, son una muestra de alguno de los temas que la banda ejecutó a la perfección. Como viene siendo habitual en sus directos, el protagonismo se lo llevó Alissa quien durante todo momento ejerce como maestra de ceremonias y ayuda a compensar la timidez de sus compañeros.

Marcel.lí Dreamevil

DOMINGO 7 JULIO 2019

DEE SNIDER HACE ARDER ROCK FEST Y APLANA EL TERRENO A UNOS CORRECTOS DEF LEPPARD

MICHAEL MONROE

La cuarta y última jornada del Rock Fest empezaba al rojo vivo, tanto por la temperatura del clima como por el concierto que nos tocaría vivir pasada la una del mediodía. Y es que a pesar del horrible slot que le tocó en los horarios, Michael Monroe y su banda vinieron, vieron y vencieron. Y lo que creo que es, en cierta manera, más triste de todo es que era de esperar. Y es que a ver, sabiendo que Monroe y su grupo de viejos pistoleros son la mejor banda de rock and roll del planeta Tierra ya da puntos a favor, pero es que aparte de eso todos ellos, Michael el que más, se dejan la vida en el escenario cada puta vez, haga frío, calor, llueva o nieve. No hay excusas: hay que vaciarse en cada concierto porque aquí hay que ROCK LIKE FUCK. Y pobre de ti si estás allí y no te contagias.

48274399251_ff6ba062e1_z 48274399016_decba484be_z 48274399056_de934d20d5_z

Y dicho y hecho, Sami Yaffa, Steve Conte, Rich Jones y Karl Rosqvist ejercieron de perfectos escuderos para que el vendaval Michael Monroe tomara Can Zam por la fuerza a ritmo de "One Man Gang" que empalmaría con la versión de los Flamin’ Groovies "Shake Some Action". El chute de energía y el subidón que te pegan esta banda no son algo normal y en cuestión de cinco minutos, Monroe tenía a la (tristemente escasa) audiencia comiendo de la palma de su mano. El setlist fue perfecto, escogiendo los mejores temas de su discografía reciente como "Ballad of the Lower East Side" (esa maravillosa oda al New York más sucio), "’78", "Trick of the Wrist" o "Old King’s Road" a la vez que se intercalaban clásicos de Hanoi Rocks como "Motorvatin’" (fuck yeah), "Malibu Beach Nightmare" o incluso momentos para bajar revoluciones con "Don’t You Ever Leave Me".

Ver a esta banda en acción es ver una fiesta del rock and roll cada vez. Yaffa es un bajista sin igual en el estilo (impagable ver a Monroe presentándolo entre reverencias en la pasarela), Conte es todo clase y chulería mientras que Jones (vibrando incluso más que en sus días con The Black Halos) y Rosqvist aportan solvencia a paladas. Permitidme además que destaque el papel del MVP del concierto: el pipa de Monroe. El tipo no para quieto intentando que todo esté en su sitio para que Michael siga con el show sin problemas, pero este último es tan salvaje que el pie de micro y los cables y los saxos vuelan por todas partes, así que me quito el sombrero ante tamaña muestra de profesionalidad del anónimo roadie. Un monumento para él.

48274399426_c306b82d91_z 48274482432_c9867ef806_z 48274397931_cfd2aeea5b_z

El punto álgido (si es que hay que escoger alguno) del show llegó con los dos temas seguidos de Demolition 23, "Nothin’s Alright" y "Hammersmith Palais" y que, por supuesto a ver qué os pensábais, Michael interpretó colgado de una torre de sonido en el lateral del escenario a unos 15 metros de altura sin ningún tipo de protección. Es que se cae y se mata, literalmente. Rock and roll, amigos, ni más ni menos. Hubo aún algo de tiempo para acabar con el éxtasis colectivo de la versión de la Creedence "Up Around the Bend" y, como no podía ser de otra manera, poner el broche final a una actuación histórica con "Dead, Jail or Rock and Roll" que dejaba claro quién manda. Sé que no soy nada imparcial pero es que decir cualquier otra cosa sería mentir: el mejor concierto, CON DIFERENCIA, de todo el festival. Michael Monroe y sus forajidos no fallan. Jamás.

Edko Fuzz

THERION

Difícil papelón el de THERION, banda sueca de metal sinfónico a la que le tocó salir al escenario a las 14:20h del mediodía. Primero ocasión de ver en directo a esta curiosa formación creada en 1987 de la mano del por aquel entonces joven Christopher Johnsson y que ha sido capaz de forjarse una sólida trayectoria fundamentada en una más que particular forma de componer es mezcla de metal, sinfonía y toques orquestales y que se ha visto traducida en la publicación de 16 discos de estudio, el más reciente titulado “Beloved Antichrist” (2018).

48274482497_3ab06fc6a3_z 48274399381_576babf5db_z 48274398941_c1f6b054b1_z

Con cuidada puesta en escena la banda trajo a tres vocalistas, al legendario ya Thomas Vikstrom y dos mujeres (entre ellas a la española Rosalía Sairem) y con el vestuario de rigor para lo ocasión escenificaron un gran espectáculo con un sonido excelente. Cortes como “Lemuria”, “Flesh of the gods”, que por cierto fue presentada en castellano por Rosalía, “Son of the staves of time” o la última “To Mega Therion” sirvieron para que esta apuesta sinfónica conquistara al público fiel de Rock Fest que, pese al calor, decidió acercarse a las primeras filas para ver a THERION.

Marcel.lí Dreamevil

SEBASTIAN BACH

Sebastian Philip Bierk se convirtió en vocalista de SKID ROW a la tierna edad de 19 años. Su nombre artístico es Sebastian BACH y, junto a SKID ROW, cosecharía su enorme popularidad gracias a esas dos joyas tituladas “Skid Row” (1989) y “Slave to the Grind”(1991). Tras la publicación de su tercer y fallido disco “Subhuman race”(1995), Sebastian acabaría fuera de la banda. Desde entonces ha ido publicando discos con mayor o menor acierto, siendo su último lanzamiento el titulado “Give ‘Em Hell” (2014). Por eso, era más que previsible que Bach ofreciera un concierto de versiones de SKID ROW, cosa que, por otra parte, era lo que el público esperaba. El tipo está celebrando los 30 años de la publicación del primer disco de SKID ROW y, lógicamente, lo que nos regaló fue una colección de grandes éxitos, empezando por “Slave to the ground”, “Here I Am”, “Piece of me”, pasando por las baladas “18 and life” y “I remember you” (momento el que el macarra de Bach decidió sacar a su novia al escenario para, literalmente, exhibirla como un trofeo, besarla apasionadamente e intentar subirle la minifalda) y con “Monkey business” y “Youth gone wild”.

48274398931_cd932e8b23_z 48274397876_bc8b161626_z 48274482337_e602e20581_z

Sebastian Bach trajo actitud al escenario y demostró que todavía es capaz de transmitir fuerza y coraje a los viejos temas del repertorio aunque tal vez, y solamente al vez, se les fuera la mano un poco con los delays de la voz de Sebastian. En cualquier caso, el público lo gozó, que es de lo que se trata.

Marcel.lí Dreamevil

CHILDREN OF BODOM

Llegados a media tarde le tocaba el turno a los finlandeses CHILDREN OF BODOM que, desde 1997, llevan ya en esto desde hace 22 años y, precisamente, recientemente han sido actualidad por la reciente publicación de su décimo disco titulado “Hexed” (2019).

48274399816_f69afc415c_z 48274399736_b93532105a_z 48274482377_5fdbe5962b_z

La banda liderada por Alexi Laiho se compone, además, de Jaska Raatikainen (batería), Henkka Seppälä (bajista), Janne Wirman (teclado) y Daniel Freyberg (guitarra) y juntos ejecutaron un show al puro estilo BODOM, es decir, fuerza, intensidad y poco o ningún margen para el descanso. Lógicamente, dieron cancha a su último disco que, básicamente, sigue la estela su particular estilo basado en esas voces guturales propias del death melódico pero con unas líneas musicales que en ocasiones se acercan más al power metal que al género extremo.

Si hace unos años CHILDREN OF BODOM se presentaban como una de las bandas de la nueva ola de metal finlandés, ahora ya están cerca de ser considerados una banda clásica y así lo demostraron en su directo con temas como “Are you dead yet”, “In your face”, “Angels Don’t Kill”, “Downfall” o la agresiva “If You Want Peace…Prepare for War”. Siendo una de las apuestas extremas de la jornada, el público respondió como se esperaba con circle pit incluído y, aunque breve, el show fue realmente intenso. La única pega fue el sonido, sobre todo al principio del show, sonando todo como muy saturado pero a medida que avanzó el concierto la cosa se fue arreglando.

48274399781_b1981f504c_z 48274399846_3f46ae5e6d_z 48274482902_4e76bf9649_z  

Marcel.lí Dreamevil

FM

En plena mitad del día y en el microondas (el nombre cariñoso con el que nos referíamos a la carpa) es donde teníamos una cita con la elegancia y clase de FM. Steve Overland y los suyos no se dejaron intimidar y nos ofrecieron, como de costumbre, un show impecable. No impecable del modo que lo harían Def Leppard más tarde, si no que impecable desde el corazón que tiene una de las mejores bandas de AOR que jamás han pisado un escenario. Overland, su eterna camisa y su Stratocaster verde saltaron a ritmo de "Black Magic" y la banda, por supuesto, seguía la estela sin problemas. Poco a poco, los temas más potentes de FM empezaron a conquistar al público: "Tough it Out", "That Girl" o "Other Side of Midnight" convirtieron la carpa de Can Zam en una fiesta. ¿Habéis estado en un concierto donde todo el mundo que mira al escenario sonríe? Pues yo sí.

48274397886_aa181e18ee_z 48274399216_61c608a2fa_z 48274399266_6df68a1d6e_z  

Y es que FM tienen ese poder sobre la gente. Su música amable, sus melodías pegadizas y su clase y simpatía sobre el escenario se ganan a cualquiera. A más de un heavy con cinturón de balas vi yo vibrando con "Life is a Highway", "I Belong to the Night" o un "Killed by Love" que cerró el set por todo lo alto. Sinceramente, escribir crónicas de conciertos de FM son casi ir en piloto automático porque sabes que siempre cumplen y con creces. Y Rock Fest no fue una excepción. Creo que no me equivocaría si dijese que ese día Overland y los suyos se ganaron un buen puñado de fans.

Edko Fuzz

TESTAMENT

Se iba acercando ya la recta final del festival y le tocaba el turno a uno de los padres del thrash metal, una de esas bandas que por motivos del azar nunca llegó a formar parte del famoso BIG FOUR (Metallica, Megadeth, Slayer y Anthrax) pero que siempre ha estado al pie del cañón.

48274481727_2bbea15282_z 48274399006_c4bae68766_z 48274481832_440ba4db96_z 

Actualmente la formación la sigue liderando Chuck Billy (vocalista desde 1986), los guitarristas Eric Peterson y Alex Skolnick (en la banda desde 1983) apoyados por el bajista Steve DiGiorgio (desde 1998) y Gene Hoglan (batería en 1997 y desde 2011). Durante una hora el gran Billy demostró estar por encima del bien y del mal y ser capaz de seguir soltando estos tremendos gruñidos que tanto miedo dan. No dejaron de caer grandes temas extraídos de lo que, por muchos, es considerada su trilogía básica, es decir, “The Legacy” (1987), “The New Order” (1988) y “Practice What You Preach” (1989) si despreciar trabajos más recientes como “The Formation of Damnation”(2008) o su último larga duración “Broterhood of the Snake” (2016).

Sin desmerecer al resto de la banda, creo que hay que poner en valor la capacidad de liderazgo y de Chuck Billy quien, a sus 57 años y después de haber superado un cáncer en garganta y pulmones, demostró un estado vocal impecable. Como digo, TESTAMENT dieron una auténtica lección de lo que significa el thrash metal americano.

48274399651_ccb4ef26a6_z 48274399946_4e5ff99283_z 48274482592_8ba9678ecd_z

Marcel.lí Dreamevil

DREAM THEATER

Hace ya unos cuantos años que apareció ese término llamaba metal progresivo y de repente emergió una banda llamada DREAM THEATER liderada por un virtuoso batería llamado Mike Portnoy, un virtusos bajista llamado John Myung y un virtusos guitarrsita llamado John Petrucci. Corría el año 1985 y desde entonces han pasado 34 años. Actualmente DREAM THEATER son John Myung, John Petrucci, James Labrie, Jordan Rudess y Mike Mangini. Acaban de publicar su 14º álbum de estudio titulado “Distance Over Time”(2019) y, por tanto, volvieron a visitar el Rock Fest – ya estuvieron en el 2015 – para seguir con la promoción del referido trabajo.

48274481507_310c5197ba_z 48274481607_d3595f1633_z 48274482162_db877812c9_z

Se sabe que con DREAM THEATER difícilmente nos romperemos las vértebras haciendo headbanging pero después de la descarga de CHILDREN OF BODOM y TESTAMENT, la propuesta de DREAM THEATER supuso volver al ritmo normal de pulsaciones. El virtuosismo de todos y cada uno de estos músicos nunca deja de sorprender y, como de costrumbre, la banda estuvo soberbia pero, francamente, una banda de este estilo en un festival y más después de las dos bandas que acababan de tocar, lo único que hizo fue romper el ritmo. Una hora de repertorio dando protagonismo a su reciente trabajo pero también incorporando alguno de sus inevitables clásicos sirvió, como digo, para que la banda pudiera demostrar que su nivel de virtuosismo sigue manteniéndose intacto pero, pese a que el público sigue aplaudiendo sus temas, también es cierto que se comentaba aquello de “es que son buenísimos, tienen un sonido perfecto pero me aburro”.

Marcel.lí Dreamevil

DEE SNIDER

Si antes hablábamos de la posibilidad de declarar hijo adoptivo de los festivales españoles a SAXON, DEE SNIDER irá en camino. Enumeremos, Rock Fest 2014, 2015 y 2016 con Twisted Sister, 2018 como DEE SNIDER y este 2019 otra vez. ¿En serio que hace falta ver tantas veces el “Huevos con aceite” en un festival?

48274482147_ebdbac62ca_z 48274399591_5d783396d9_z  48274482547_efd37fea85_z 

En fin, bromas aparte, alguna pequeña motivación quedaba para ver a este hombre por enésima vez en directo y la razón no era otra que la reciente publicación de su último trabajo en solitario titulado “For The Love Of Metal” (2018), con una línea compositiva bastante alejada de lo que hacía Dee con TWISTED SISTER y con un formato bastante más agresivo.Dee Snider trae a una banda joven y con mucho empuje (de hecho uno de sus guitarristas es la reencarnación de Marty Friedman de la época MEGADETH) y eso se nota a la hora de ejecutar los temas porque les dotan de un sonido renovado y mucho más agresivo.

Apostó por su nuevo material con temas como “Lies are a business”, “Tomorrow’s No Concern”, “American Made”, “Become the Storm” y “”Fort the Love of Metal” pero también regaló a los presentes los esperadísimos clásicos de la época TWISTED SISTER como “Under The Blade”, “Burn In Hell”, “I Wanna Rock” o “We’re not gonna take it”, tema en el que se gastó la broma de los “Huevos con aceite” e hizo que todo el público, como loco, coreara el famoso estribillo.

48274399491_4acd7d1402_z 48274399951_a64e9831b4_z 48274482482_900ce1e0da_z 

SNIDER, como digo, levantó el ánimo al ROCK FEST e hizo que el público se levantara de nuevo. A sus 64 años demostró un estado de forma envidiable, una fuerza y un arranque digno solamente de las grandes estrellas. Se deshizo en agradecimientos al festival por el hecho de darle cobijo prácticamente en cada edición del mismo y, como colofón, se despidieron con la versión del “Highway to Hell” de AC/DC con la posterior ovación del respetable.

Marcel.lí Dreamevil

EUROPE

Volvían otra vez Europe a Can Zam para poner el toque de clase hard rockera en el festival. A pesar de los amagos de lluvia al principio, la banda no se amedrentó y con un sonido perfecto atacó las tablas con "Walk the Earth" y "The Siege" pero, y a ver quién se soprende a estas alturas, no fue hasta el tercer tema, "Rock the Night" que el respetable empezó a rugir. Personalmente me considero un defensor de Europe: tocan bien, suenan mejor y tienen integridad para defender su nuevo (y bastante aburrido, no lo voy a negar) material con uñas y dientes. Pero, ay, cada vez que cae un "Carrie", un "Cherokee" o un "Superstitious" no puedes más que rendirte a la evidencia: la gente está aquí por los hits de los ochenta.

48274398431_4e8ccbc0b3_z 48274481857_904cf26063_z 48274481662_233cff74b3_z

Es un sentimiento algo agridulce, porque se nota que la banda curra (no paran de sacar discos) y que busca una cierta credibilidad en el mundillo con temas pesados, oscuros y bien ejecutados, pero en directo no hay nada que hacer. Los medios tiempos de "Last Look at Eden" o "War of Kings" suenan inmejorables en directo; Joey Tempest es un pro y sabe adaptar su voz al material nuevo y al no tan nuevo, John Norum, impertérrito, sigue siendo un maestro de las seis cuerdas y el resto de la banda suena mejor que nunca… pero el público (o la gran mayoría en todo caso) no traga: suena "Ready or Not" y el respetable vibra y, por supuestísimo, cuando se cierra el show con "The Final Countdown" aquello es una fiesta por todo lo alto. Me sabe mal por Europe, pero creo que si aceptaran la situación y basaran su set en sus cuatro discos grandes de los ochenta y lo aderezaran con dos o tres temas de más nueva factura todo el mundo se lo pasaría mejor, ellos los primeros.

Edko Fuzz

DEF LEPPARD

Y por fin llegaba el final de un maratoniano festival. Cuatro días de conciertos sin parar, sol abrasador, lluvia amenazante… Todo un huracán de sensaciones que venían a converger al último concierto de todo el festival, Def Leppard. Tras varias décadas sin pasarse por aquí, los de Sheffield volvían pocos años después de haber tocado en el Poble Espanyol con Europe y Whitesnake, pero eso no pareció afectar al reclamo ya que entre los asistentes al Rock Fest se contaban las camisetas de los Leppard por decenas. A la hora señalada, la gigantesca pantalla con el logo de la banda dio paso a los cinco magníficos, que empezaron el recital con dos hits por los que centenares de bandas matarían: "Rocket" y "Animal".

48274397706_06a5b06e33_z 48274481862_efa4764f4c_z 48274480902_1f1640d9fa_z

Como siempre, un sonido nítido, perfecto y cristalino. Aquí no hay espacio para los fallos: esto es el circo del rock and roll y Def Leppard son perfeccionistas hasta la náusea. Parte de ello sea probablemente que la batería de Rick Allen, por razones obvias, son sonidos pregrabados lo cual ya da una dimensión distinta al sonido general. Rick Savage es todo clase y el cabrón mantiene el look y la forma de los ochenta mientras que Phil Collen está incluso mejor con sus sesiones de gimnasio (esta vez al menos tuvo el detalle de pasarse el concierto con un elegante chaleco y no a pecho descubierto). Viv Campbell parece haber superado su episodio de cáncer de manera envidiable (y nosotros que nos alegramos de ello) mientras que Joe Elliot parece haberse estancado en un look desde hace muchos años y sigue sufriendo con su voz que, no nos engañemos, nunca fue un prodigio de técnica.

Todo en el show es intachable: el look, el sonido, la actitud de la banda, el setlist ("Let it Go", "Switch 625", "Hysteria", "Armageddon It", "Two Steps Behind"… ¿sigo?)… pero ese es precisamente su mayor hándicap. El show de Def Leppard solamente sorprende la primera vez. Vistos una vez, vistos todas. Siempre está todo tan calculado (incluso las proyecciones de las pantallas) que no sorprende nada. Así que imagino que los vírgenes de Leppard en directo debieron pasar una gran noche pero para gente que, como un servidor, ya les había visto antes, aquello fue un deja-vu tremendo.

48274398081_326e12d57f_z 48274481237_645a4bf756_z 48274481277_ebb8a71ea0_z 48274398276_94a57168f6_z

A ver, el show es perfecto y ese es su único defecto. A veces se agradecería algo de improvisación, algo de sangre para que al menos la banda se pudiera quitar de encima las eternas sospechas de sonidos pregrabados o para que pudieran sorprender un poco. Pero no, ahora "Pour Some Sugar on Me", ahora "Rock of Ages"… todo en su sitio. Demasiado. Así, el resultado para el que escribe fue un show anodino y aburrido basado en la perfección del mismo. Nada que achacar, y a la vez se lo achaco todo. Está claro que Def Leppard son una banda profesional al 100% de primer nivel, pero eso está bien si quieres verles tocar sus canciones. Si quieres ver un show de rock… lo llevas claro. Eso sí, "Photograph" me hará vibrar hasta el día que me muera, al César lo que es del César.

Edko Fuzz

Comparte esto: