Después de un par de años sin visitarnos y gracias a los amigos de Kivents, la Sala Silikona nos reclamaba asistencia para ver el retorno a Madrid de uno de los nombres más esperados del underground metalero, los suecos Astral Doors.

leyenda_madrid4 leyenda_madrid5 leyenda_madrid6

Fue una buena noticia la que recibimos el día en que la promotora confirmaba una de sus primeras giras después del verano trayendo a Astral Doors después de un par de años sin venir por España. Los suecos presentaban su último trabajo ‘Black Eyed Children’ tres años después del anterior, así pues, ya era turno de ponerse manos a la obra, entrar al estudio y venga, a salir de gira.

Para abrir la noche un gran valor de la cartera de Kivents, los madrileños Leyenda comenzaban la noche calentando motores mientras esperamos la llegada de ‘Cibernetica’, lo que será el nuevo trabajo de la banda. Leyenda, banda de metal melódico cuyos inicios underground se remontan dos décadas atrás, con 4 discos en el mercado y el que está en camino, son un valor seguro con su propuesta de toda la vida llevada al directo a un nivel excelente.

leyenda_madrid1 leyenda_madrid2 leyenda_madrid3

El quinteto con Antonio Montemayor a la cabeza, reunió ante sí a la gente en un ambiente cómodo, entre amigos disfrutando de su directo y más de uno coreando todos los temas aprendidos al dedillo; con temas como ‘Besos De Serpiente’, ‘Bienvenido Al Paraíso’ o ‘Ciudad Del Caos’ poco importa que fuera domingo y hubiera que currar al día siguiente. Quiero pensar que esa es la razón por la que no hubiera más afluencia en la sala, porque de no ser así volvemos al tema de siempre… ¿cómo puede ser que bandas como Astral Doors y Leyenda reúnan en una ciudad como Madrid apenas 60/70 personas??? Y gracias, que por desgracia lo de no superar la treintena -y he llegado a ver aún menos- se está volviendo demasiado habitual…

Mientras recogían los madrileños recordamos a unos Astral Doors abriendo para Blind Guardian en La Riviera allá por 2006 y desde ahí no habíamos vuelto a poder disfrutarlos así que ya nos tocaba, la gira anterior se nos escapó así que traerlos de nuevo ha sido todo un acierto para nosotros. Mi fuero interno hubiera preferido que fueran Wuthering Heights pero igual es ya mucho pedir así que me conformaré con este otro ‘yo’ de Nils Patrik Johansson que al fin y al cabo es la misma voz… pero dicho queda por si algún día suena la flauta. Nils con deslumbrante cazadora blanca y ese aroma a Ronnie James Dio, nos volvía a traer a unos Astral Doors rápidos, contundentes y entregados presentando este Black Eyed Children representado con ‘Walls’, ‘We Cry Out’ o ‘Die On Stage’ entre otras.

astral_doors_madrid1 astral_doors_madrid3 astral_doors_madrid2

Aunque lógicamente fue en este último disco en el que se centró el set, sabedores de que todos lo estábamos deseando no dudaron en irse por sus derroteros más clásicos, como con ‘Of the Son and the Father ‘, ‘Bride Of Christ’ o ‘Evil Is Forever’ de sus primeros trabajos.Visto está el buen estado de la banda, 15 años avalan la carrera de los suecos pero a pesar de que la vida no se lo pone fácil al músico –ni a nadie-, tampoco es que estén tan cansados como para que en un show en sala nos ofrezcan un setlist de apenas una hora… Este hecho dejó un regusto amargo mezcla de indignación, resignación y cabreo con cierta condescendencia hacia lo que había sido una más que buena noche y la verdad, da pena que se acabe así…

Nuestro balance a pesar de todo es muy positivo por todo lo que en general dio de sí la noche. Esperamos ese Cibernetica y deseamos que Leyenda siga con fuerza hacia adelante y suba los escalones definitivos que les posicione donde se merecen y salir del underground para estar entre los consagrados de nuestra rica pero no siempre bien valorada escena. En cuanto a los suecos, ya llegaron, triunfaron y se mantienen pero, de poco sirve mucho potencial si la desidia juega en su contra… ellos verán. En cualquier caso, gracias Kivents por esta gira y a por las siguientes.

astral_doors_madrid4 astral_doors_madrid6 astral_doors_madrid5

Texto y fotos: Susana Manzanares

Comparte esto: