Editor's Rating

7.5

Si bien a primera vista y escucha mucha gente tiene la tendencia de etiquetar a Once Human como una vil copia de Arch Enemy al asociar el timbre de voz de Lauren Hart al de Angela o al de Alyssa, la propuesta de la banda californiana va muchísmo más allá. Con su segundo trabajo confirman un sonido propio y bastante individual, con una base de death metal melódico sazonada de metal alternativo, groove metal, metal progresivo e incluso algo de black que resulta ser la mar de disfrutable.

Albert Vila

Logan Mader fué el guitarrista de los Machine Head de Burn My Eyes (1994) y The More Things Change (1997), para muchos (no para mí) aún los mejores trabajos de la banda de Robb Flynn hasta el día de hoy. Su marcha coincidió con la época más oscura y confusa de la banda americana (también para mí), con lo que el bueno de Logan siempre ha mantenido una cierta aura de pureza al no verse salpicado por los dudosos devaneos numetaleros de su banda madre. Después de una estancia muy breve en Soulfly y una colaboración bastante poco exitosa con Whitfield Crane de Ugly Kid Joe llamada Medication, Logan se ha mantenido alejado de los escenarios hasta que hace tan solo un par de años su camino se cruzó con el de la australiana Lauren Hart, una chica indudablemente muy atractiva que mete unos berridos que te despegan el peluquín, y que le ha animado a volverse a meter en el fregado del metal, de los discos y de los tours.

El primer trabajo de la banda, The Life I Remember (2015), sin estar nada mal, nunca llegó a atraparme ni a enseñarme nada que a mis ojos diferenciara esta banda de otras propuestas de death metal melódico / alternativo surgidas en Estados Unidos en estos últimos tiempos (también es cierto que quizás no tuve la paciencia para ahondar en ello). Pero este Evolution es otra cosa muy diferente. Como su propio nombre indica, la banda ha experimentado una evolución clara que le ha permitdo acomodar mucho metal progresivo moderno, djent e incluso black metal a su tradicional mezcla de melodeath, groove metal y metal alternativo para conferirle un toque emotivo, fresco y potente manteniendo los niveles de solidez y agresividad intactos. Bajo la producción del mismo Mader, el disco suena denso e intencionadamente sobreproducido, llevando todos los instrumentos muy adelante para conseguir una eficiente sensación de contundencia y afilada agresividad.

Aquellos que tuvieran la ilusión de que una nueva banda del tatuadísimo Logan Mader significaría ni tan siquiera remotamente revisitar un poco a los primeros Machine Head, se van a llevar una sonora decepción. Excepto momentos muy muy concretos no veo nada en la música de Once Human ni en este Evolution que nos haga sospechar que su líder y principal compositor formaba parte de los inicios de los de Oakland. Al contrario, Once Human parecen haber encontrado una fórmula muy definida en la que se sienten cómodos y, a grandes rasgos, la van repitiendo en la mayoría de los temas de este disco, dándose el caso de que algunas canciones no tan solo suenan más o menos parecidas sino que también tienen estructuras muy similares y se basan en los mismos trucos y recursos, de manera que al ir transcurriendo el disco a veces te preguntas si tal o cual canción la has escuchado ya. El hecho es que fórmula resulta ser una mezcla bastante original y realmente conseguida y equilibrada, dando lugar a un trabajo muy sólido y disfrutable, pero creo que quizás funciona mejor escuchando canciones sueltas (casi todas muy destacables por sí solas) que poniéndote todo el álbum del tirón, ya que la excitación del principio se acaba diluyendo algo por culpa de la repetición de patrones.

El disco empieza con una intro y un riff principal motivador, opresivo, incisivo y muy interesante que evoluciona hacia algun lugar entre Arch Enemy y DevilDriver. La voz de Lauren es burra y agresiva, con un tono ciertamente similar al de la Angela Gossow más cruda y, al igual que ella, no ofrece demasiados matices a lo largo de todo el disco. Llegados a la mitad de la canción aparece un riff más bien gojiresco que le dá un aire progresivo / alternativo y cierra, a grandes rasgos, el círculo de influencias que encontramos en este Evolution. "Eye of Chaos" fué el primer tema de adelanto, y también uno de sus cortes más completos e identificativos. Algo más lenta, empieza de nuevo definiendo una atmosfera opresiva, con unas guitarras muy cortantes y un poco más de presencia de elementos electrónicos y otros arreglos alternativos. El riff principal tiene una cierta influencia blackmetalera y es melódico pero coherente, saliendose bastante de los cánones del estilo y mezclando de forma interesante sonidos y ritmos mas djent con punteos muy agudos.

El riff inicial de "Mass Murder Frenzy" recuerda mucho a los Opeth de la década pasada, pero rápidamente acaba acelerándose hasta acercarse de nuevo a registros muy Arch Enemy y a zonas más progresivas y modernas, acabando de forma machacona y con sonoridades muy djent. "Gravity", "Paragon" y "Killers for the Cure" son buenos ejemplos de la repetición de patrones que comentábamos. Uno por uno son temas incontestables, potentes y motivantes, pero puestos uno al lado del otro vemos estructuras, a mi juicio, demasiado parecidas: el principio con punteos agudos y redondos a lo Animals As Leaders que luego se van a convertir en guía para los estribillos, los riffs de las estrofas, lentos, más agresivos y con líneas vocales poco reconocibles… Evidentemente hay algunos matices: a veces hay unas voces limpias y más melódicas, en algun momento hay toques más electrónicos, pero a pesar de que son temas que me gustan y difruto, me resulta incómodamente complicado diferenciar uno de otro.

Los harmónicos del sencillo y machacón riff inicial de "Dark Matter" son, para desaliento de muchos, los más parecido a los Machine Head de Burn My Eyes que vamos a encontrar en este disco. En general se trata de uno de los temas más directos y thrasheros de Evolution, ya que si bien se escapa algun riff progresivo aquí y allá, el espíritu es notablemente menos culebrero que en la mayoría de las demás canciones. "Drain", por su parte, es probablemente el tema más "distinto" que podemos encontrar en este álbum. Puramente progresivo, con sonidos muy djent, podemos escuchar cosas de Meshuggah, de Gojira o de Textures escapando totalmente de los patrones que habíamos escuchado hasta ahora y constuyendo uno de los cortes más interesantes, completos y elaborados de Evolution. También se trata de uno de mis favoritos a pesar de no contar con melodías de guitarra particularmente reconocibles y de que el estribillo no me convence casi nada. El final es brillante, con un riff fantástico de punteo culebrero y varias capas de voz yuxtapuestas que le confieren una atmosfera opresiva y desesperada muy lograda. Para terminar, "Passenger" es otro tema particularmente destacable, muy poderoso y pesado, bebiendo en muchos momentos de los franceses Gojira y de otras bandas más djenties. Aquí la potente producción brilla con especial fuerza, ofreciendo un fin de fiesta sin ningun tipo de cuartel.

Si bien el estilo que Once Human explora en este disco suena muy bien y está muy logrado, a mi juicio abusan un poco de la repetición de patrones y recursos entre unos temas y otros, cosa que hace que en algunos casos lleguen a confundirse entre ellos. Por ello, un disco que me emocionó bastante de buenas a primeras se me ha desinflado un poquillo a medida que lo he ido escuchando. Todas las canciones son individualmente disfrutables y consiguen motivarme si me saltan en una playlist aleatoria, pero vaticino que probablemente no voy a volver a ponerme el disco entero demasiadas veces. En todo caso, seguro que las agresivas, potentes y atmosféricas canciones presentes en Evolution van a ser muy disfrutables en su adaptación al directo. Hace un par de años ya tuvimos la oportunidad de ver a la banda californiana teloneando a Fear Factory, cometido en el que cumplieron sobradamente, y supongo que, visto el alto perfil y la reputación de Logan en el mundillo, no sería para nada de extrañar que los tuviéramos en breve teloneando alguna otra gira de nivel. Estaremos atentos.

Albert Vila

Temas:

1. Flock of Flesh (04:46)
2. Eye of Chaos (04:45)
3. Mass Murder Frenzy (4:14)
4. Gravity (04:48)
5. Dark Matter (04:21)
6. Paragon (05:13)
7. Drain (05:49)
8. Killers for the Cure (04:41)
9. Passenger (04:47)

Videos:



Comparte esto: