Editor's Rating

9

OVERKILL vuelve a ser actualidad con la publicación del que supone su 19º álbum de estudio titulado “The Wings of War”, este 22 de febrero de 2019, a través de Nuclear Blast, dando continuidad a aquel “The Grinding Wheel” de hace un par de años. Entre medias tuvimos la ocasión de disfrutar de aquel doble directo titulado “Live in Overhausen” donde la banda celebró el 30 aniversario de su primer disco “Feel the fire” y el 25 aniversario de su “Horroscope”, interpretándolos ambos en su totalidad.

Marcel.lí Dreamevil

La espera de dos años para poder disfrutar del nuevo material de los legendarios thrashers de New Jersey, OVERKILL, ha valido la pena. La energía Bobby Blitz, D.D. Verni, David Linsk y Derek Tailer parece no tener fin y la suma de su nuevo batería Jason Bittner (SHADOWS FALL, MARTY FRIEDMAN, FLOTSAM AND JETSAM) ha aportado, sin duda, y en propias palabras de Blitz, la posibilidad de dar al sonido de la banda otra vuelta de tuerca, abrazando la nueva química de Bittner mientras se echaban las raíces de OVERKILL al presente. El resultado, un disco rudo, poderoso y, a su vez, con mayores dosis de melodía y groove envuelto, como no, de la esencia del auténtico thrash metal de la vieja escuela.



En relación a la grabación del disco cabe señalar que se grabó en el Gear Recording Studio en New Jersey, SKH Studio en Florida y Jrod Productions con ingeniería a cargo de D.D.Verni y Dave Linsk. Así, este “Wings of War” ha sido producido por la propia banda mientras Chris “Zeuss” Harris se encargó de la mezcla y la masterización. Por último, para darle el empaque merecido al producto final, Travis Smith (NEVERMORE, OPETH, SOILWORK, DEATH, SLAYER, AVENGED SEVENFOLD…) ha sido el ilustrador que nuevamente se ha hecho cargo de la portada del álbum.

Entrando, ahora sí, en el aspecto compositivo, he de decir que estamos ante un más que notable trabajo que vuelve a demostrar que OVERKILL sigue en pleno estado de forma creativo desde que en 2010 sorprendieron a todo el mundo con aquel gran “Ironbound” que supuso, sin duda alguna, la resurrección de la banda recuperando el rumbo necesario para, a continuación, seguir pariendo enormes trabajos como fueron “The Electric Age” (2012), “White Devil Armory” (2014) y el no menos sensacional “The Grinding Wheel”(2016). Con disciplina de hierro OVERKILL publica material nuevo cada dos años y, por si fuera poco, en cada uno de sus lanzamientos son capaces de componer temas que, automáticamente, pueden pasar a considerarse nuevos clásicos de la banda. Con “Wings of War” no han hecho excepción.

Como su propio nombre indica, los de New Jersey vuelven a desplegar sus alas de guerra para dar caña a lo largo de diez temas en los que encontraremos un variado abanico de registros y matices, todos ellos, con el sello identitario e inconfundible de una banda que lleva casi 40 años, primero inventanto y luego manteniendo esto que un buen día se llamó thrash metal. Así, “Last Man Standing” se erige como un excelente pistoletazo de salida dando rienda suelta a la faceta más rápida y agresiva de la banda para seguir con “Believe In The Fight”, con un poderoso y adictivo estribillo que hace que el tema destaque desde la primera escucha. Francamente, creo que estos dos primeros temas estan destinados a incorporarse al set-list de OVERKILL ya que son sobradamente dignos de convertirse en clásicos del mismo modo que en su dia lo fueron “Iron Bound”, “Bring me the night”, “Elecric Rattlesnake”, “Armorist”, “Mean, Green, Killing Machine” o la genial “Our Finest Hour”.

Seguimos con “Head Of A Pin” como ejemplo de otro tipo de registro de OVERKILL, más denso, oscuro, groove y que me recuerda a aquel “Long time dyin'” de su ya lejano disco “From the underground and below” (1997). Volvemos a la caña con el doble bombo protagonista en “Batshitcrazy” incluyendo, eso sí, el típico cambio de ritmo a mitad de tema, mucho más lento y tenebroso, marca de la casa. “Distortion” sigue en la honda groove, intro oscura, riff de entrada que recuerda al arranque de su mítico tema “Coma” de aquel “Horrorscope” (1991) y que perfectamente podría enmarcarse en el sonido de OVERKILL de esa época (no por la rapidez sino por su vertiente más densa). “A Mother’s Prayer” recupera otra de las facetas típicas de la banda y a sabiendas que difícilmente pueda llegar a convertirse en ningún clásico, presenta un tema que funciona perfectamente con lo que uno puede esperar de los de Blitz y Verni, a saber, ritmo acelerado, agresividad y riff pegadizo. La parte más vacilona y fiestera del disco, sin duda alguna (no en vano ha sido el primer video clip del disco), es la punkarra “Welcome to the Garden State”. Creo que si menciono que en el video el propio D.D. Verni enseña a cámara la pegatina de RAMONES que lleva enganchada en su bajo entenderemos todos que este tema ofrece el aspecto más macarra y gamberro de OVERKILL. No obstante, tampoco es la primera vez que incluyen un corte punk en sus discos. Recordemos, sin ir más lejos aquel “Fight Song” de su “White Devil Armory” (2014) o también “Old School” del disco “Reli XIV” (2005)

El disco contiene un total de 10 temas y, por tanto, no nos aburriremos. OVERKILL ha optado por elegir bien y entretener a sus fans que es de lo que se trata. Así, “Where Few Dare To Walk” tiene un ritmo y una intro que a muchos les recordará al tema de “Wherever I May Roam” de METALLICA pero a estas alturas no vamos a acusar a nadie de quien imita a quien cuando, en realidad, ambas bandas podrian considerarse hermanas (OVERKILL se fundó en 1980 y METALLICA en 1981). El tema funciona y todo buen seguidor de la banda recordará que si bien es cierto que METALLICA marcó una nueva forma de entender el thrash en 1991 con su “Black Album”, no menos cierto es que OVERKILL ya intentó hacer lo mismo con aquel incomprendido, a la par que excelente, “I hear black” (1993).

Los dos últimos cortes del disco son “Out On The Road-Kill”, que aunque tampoco aporta nada nuevo, es un buen hachazo thrasher y la demoledora “Hole In My Soul”, dándolo todo y culminando con otro de sus pegadizos estribillos de esos que seguro dejaran con muy buen sabor de boca a los fans que, como yo, siguen subiendo las pulsaciones cada vez que ven que Bobby Blitz, D.D. Verni y los suyos publican nuevo disco.

Como resumen diré que, sin tratarse del mejor disco de la banda, si que es verdad que mantiene el nivel suficiente marcado desde la publicación de aquel “IRONBOUND” (2010) y que, a pesar de que Blitz está a punto de cumplir los 60 años de edad, sigue sorprendiendo a propios y extraños con una actitud, agresividad y estado vocal de los que, todo sea dicho de paso, seguramente gran parte de sus colegas de promoción no puedan presumir.


Marcel.lí Dreamevil

Temas:1 Last Man Standing, 2 Believe In The Fight, 3 Head Of A Pin, 4 Bat Shit Crazy, 5 Distortion, 6 A Mother’s Prayer, 7 Welcome To The Garden State, 8 Where Few Dare To Walk, 9 Out On The Road-Kill, 10 Hole In My Soul



Comparte esto: