Editor's Rating

8

Con “Comedia Inferno” Pervy Perkin inician una trilogía, su visión de la Divina Comedia de Dante Alighieri, una obra en tres tomos a la cual la banda se aferra con la intención de dedicar un disco a cada tomo. Este es el primero que va dedicado al Infierno y en él la banda nos muestra entre otras cosas su perfil más extremo, demostrando que Pervy Perkin es en la actualidad una de las bandas más creativas y eclécticas del mercado nacional.

Toni Marchante

Conocí a Pervy Perkin en un concierto donde mostraban su primer álbum “Ink” siendo una experiencia más que curiosa, tras su segundo álbum “ToTeM” fue evolucionando dentro de su propio y genuino estilo hasta llegar a este “Comedia Inferno” que persiste en la creatividad y en la personalidad exclusiva de una banda única en el panorama nacional, porque es diferente a las demás. Bien es cierto que toman muchas referencias e influencias de otros grupos internacionales, pero la música que sale de sus mentes trata de reunir, procurando conciliarlos, valores, ideas y tendencias de sistemas diversos que es en definitiva es lo que le da al grupo ese carácter ecléctico.

Este “Comedia Inferno” es un disco distinto a sus anteriores porque dada la temática tiene algo de premeditación. Un disco dedicado al infierno ha servido para que el combo muestre su lado más extremo, ciñéndose a una de las vertientes del grupo dejando al lado muchas otras. Aun así, el disco nos muestra mucha variedad, tanta que el disco va ganando enteros con las escuchas, porque no es para nada un disco fácil, sobre todo para los que no sean amantes del progresivo y del black, death, doom…. Los que lo sean verán en este disco una obra maestra, porque todos esos alicientes son recurrentes durante todo el trabajo. Un disco que ha sido financiado mediante crowdfunding y la portada ha sido obra de Mariusz Lewandowski quien nos muestra su visión del infierno con una duración de casi setenta minutos.

Entrando en las canciones ya desde el inicio con “Abandon All Hope”, tras su intro la banda se despacha con un inicio a lo Cradle Of Filth que se frena abruptamente para ofrecernos estancias más melódicas no faltas de intensidad, porque este patrón nos acompañará en muchos de los temas del disco, canciones compuestas por un conjunto de mini canciones que van desarrollando el concepto, un disco continuo donde no hay estribillos, donde lo experimental y la calidad ejecutora de los músicos juntan creatividad con experimentación, además de muchas referencias a grandes bandas, así “The Tempest” en su primera mitad tiene claras referencias a Opeth mientras que en la segunda mitad suenan a los americanos Savatage para volver a su toque personal y terminar a lo bestia.

Dentro de la diversidad que nos ofrece el disco está su tema de presentación “Three Thoats” promocionado con un divertido videoclip y que nos muestra una vertiente muy distinta al resto del disco, con un estilo mucho más Red Hot Chili Pepers o Primus. Otro ejemplo de variedad la tenemos por ejemplo en “Row”, el tema más doom del disco, denso y lento que nos muestra otra vertiente en el universo sonoro de los madrileño murcianos. Los ramalazos latinos jazzísticos tipo The Aristocrats los encontraréis en “Open Casket” en un corte con más que variado. “Cult of Blood” comienza con un piano y batería de puro jazz que se ve asaltado brutalmente por trash sucio muy punkero y continúa evolucionando a otras formas siempre agresivas y maléficas haciéndonos sentir que estamos en el propio infierno…El final del disco se encara con “Malebolge” de inicio blackmetalero, pero que como ocurre en este disco multicanciones pasa a tornarse en un blues y luego en un corte de bases electrónicas oscuro…es necesario escucharlo para percibir el gazpacho de recursos y estilos. El colofón lo pone “Worm Angel” que comienza in crescendo para desembocar de nuevo en estructuras deathmetaleras de muy buenos solos tanto de guitarra como de teclados para terminar con órgano y narrativa.

Importante mencionar que dentro de limitación que conlleva una obra temática conceptual, los Pervy Perkin saben cómo darle la vuelta convirtiendo algo limitado en ilimitado, a base de enriquecer sus composiciones con los recursos que ofrece la música en lo más diverso de sus estilos, así por ejemplo no es difícil escuchar ritmos latinos, electrónica hasta orquestaciones clásicas. En cuanto al sonido, los instrumentos se escuchan claros gracias a la producción a cargo de Juan TIdes con la mezcla de Adrian Hidalgo de Lasting Noise, realizando un trabajo impecable, redondeado con la masterización en los Fascination Street Studios de Suecia, del gurú Tony Lindgren.

En cuanto a la ejecución por parte de los músicos ya notamos su evolución desde el primer álbum, percibiendo que consiguen superarse a sí mismos. Todos los músicos realizan un gran trabajo a las voces, donde intervienen prácticamente todos, con momentos de buenos coros y voces tal y como se puede escuchar por ejemplo en “Open Casket” o “All for Gold”; muy destacable Carly Pajarón a la batería, sin dejar atrás el gran trabajo de Dante y Juan Tides a las guitarras, el protagonismo de Aks al bajo y como no, la personalidad de Alex Macho soportando el peso de la voz e incluyendo los teclados.

Un disco muy interesante, el primero de la trilogía que se verá continuado por “Purgatorio” que ya nos adelantan será más acústico, doom y experimental, para terminar con “Paradiso”, que según nos cuentan tenderá más al post hard progresivo; una muestra más del gran potencial de esta banda que te podrá gustar más o menos, pero lo que es innegable es su creatividad y calidad musical.

Toni Marchante

Temas:

1. Abandon All Hope 5:10
2. The Tempest 8:36
3. Three Throats 5:00
4. All For Gold 7:31
5. Row 3:58
6. Open Casket 6:30
7. Cult Of Blood 8:46
8. Malebolge 15:08
9. Worm Angel 7:24

Página web: https://pervyperkin.bandcamp.com