Editor's Rating

7.2

Gracias a Madness Live supimos que en Noruega aparte de grupos de black metal y salmón existen este power trio que se llaman Pristine, y que ahora, por fin, ya tienen cuatro discos editados.

David Aresté

Amparados bajo el sello Nuclear Blast dentro del flanco del sello de rock, psicodelia y sonidos clásicos los noruegos sacan este “Ninja” tras su anterior “Reboot”, que presentaron junto a sus compañeros Blues Pills. Quizá siempre han andado en segundo plano, aunque tengan más discos que los primeros, por su deje más soul o más funk -y no están tan encasillados en los sonidos clásicos como los otros- pero sin duda que se quitan de un plumazo cuando tocan en directo y sale a cantar Heidi Solheim.

En vez de repartir las mejores canciones por el disco para ir descubriéndolas por todo el compacto, nos encontramos de sopetón 5 temazos que ya hacen de este “Ninja” una compra obligada. Los dos primeros, y los dos singles son carne para ello: “You Are the One” tiene aromas funkies con Anders al teclado y Asmund al bajo llevando parte del ritmo principal mientras que Heidi va apretando el acelerador pero no hasta al máximo y los demás se divierten, no tiene más intensidad… en cambio el segundo si es más visceral, sobretodo a nivel instrumental con un intermedio a la mitad del tema que seguro que en directo suena de lujo, más hammond, bajo a tope, estribillo pegadizo.. aunque la voz se rompe más y las guitarras de Espen se notan más.

Aunque todo eso se para con “The Perfect Crime” el hermano mayor del “Don’t save your soul” del anterior “Reboot”, es EL TEMA.Un alarde vocal de Heidi de dimensiones interplanetarias, una oda al buen gusto y a la sensibilidad musical, un tema de película, de cabaret, de gospel… lo es todo, todo lo que te pueda erizar la piel o hacerte un nudo en la garganta… se trata de un blues que va de menos a más , aunque Heidi va mucho más allá mientras que la banda se va intensificando a medida que pasa el tema… coros gospel, teclados, solo de guitarra, es capaz de ponerte del revés y se acaba con la fragilidad con la que se apaga una vela, ahí es nada.

3,2,1… y comienza “The Rebel Song”, trabajazo de Espen a las guitarras y Asmund al bajo con el ritmo para bailar al son que marca Heidi con un curioso puente en las estrofas, psicodelia para encarar el solo y nos comemos el final. No tan directo comienza “The Parade” pero Espen sigue notándose en las guitarras para que siga una alegre Heidi que canta acompañada por más hammonds, que siguen con la psicodelia en la canción. Intro acústica para “Ghost Chase” donde aparece todo la banda en las estrofas dando más fuerza y melodía, sigue la psicodelia de los dos anteriores temas con teclados y bajo.

Vuelve el funky con el tema título y las guitarras de Espen con otro gran riff alternando con los teclados, Heidi no destaca tanto y el tema acaba con una de esas partes instrumentales que en directo siempre van a más. El bajo de Asmund presenta “Jekyll & Hyde” un medio tiempo extraño que despunta en pocos momentos excepto el final. “Forget” es la otra balada del disco, a guitarra y bajo… muy sutil en cuanto a voz y no sabemos si llamarle de relleno o digestiva ya que tranquiliza mucho ya que es muy sencilla. No acabamos en alto ya que “Ocean” sigue siendo “extraña” quedando como una outro con voz y un poco de teclado.

El hecho de la experimentación de este grupo hace que el resultado del disco sea bastante irregular, con temas muy movidos al principio y temas más lineales al final dejando mal sabor de boca… Quizá es lo que pasaba con los anteriores discos, quizá tantas idas a la psicodelia, al funk, no acababan de calar al público más rockero; bien es cierto que ya lo están intentando como ya se han visto en los primeros temas del disco (y en alguno del anterior) y seguro que en directo no suenan nada mal, esperemos volverlos a ver pronto por aquí

David Aresté

Temas:

01 – You Are the One
02 – Sophia
03 – The Perfect Crime
04 – The Rebel Song
05 – The Parade
06 – Ghost Chase
07 – Ninja
08 – Jekyll & Hyde
09 – Forget
10 – Ocean