Editor's Rating

8

Cuando se crean este tipo de “súper grupos”, la expectación levantada es enorme, a la vez que el clima de miedo y desconfianza hacia lo que puedan hacer los que en su día fueron miembros clave de sus bandas, se eleva por igual. Y en este caso, el peso específico que tenían en el pasado cada uno de los integrantes de Prophets Of Rage es enorme. Así pues, cuando Tom Morello decide reunirse con sus excompañeros en Rage Against The Machine, Tim Commerford y Brad Wilk, formando una base rítmica de innegable calidad, con Chuck D y DJ Lord de Public Enemy y con B Real de Cypress Hill, la inquietud y las ganas por saber de lo que son capaces de hacer juntos empiezan a correr como la pólvora.

Alberto López

Además, por si no fuera poco con el mencionado sexteto, el proyecto cuenta también con la presencia del productor Brendan O’Brien, el diseñador gráfico y artista urbano Sephard Fairey (Obey) y el cineasta Michael Moore, dándole a todo una estética muy particular, que sumado a la gran carga de denuncia social y política de las letras redondean lo que es Prophets Of Rage.

Creada la expectación, lanzaron un EP que contenía solo dos temas propios, de los cuales “The Party’s Over” era el más destacable, pero aun así no terminó de cuajar del todo. Fue entonces cuando se embarcaron en una gira en la cual, sin disco bajo el brazo, basaron su repertorio en los mejores temas de sus anteriores bandas. Y si el EP había rebajado algo de expectación, la mencionada gira la volvió a poner por las nubes. Aquí pudimos disfrutarlos en el Download Festival y fue un concierto absolutamente demoledor, una auténtica fiesta que les coronó como los mejores del mencionado evento. Ya solo quedaba esperar la publicación del álbum para comprobar qué eran capaces de hacer con nuevas composiciones. Por el camino nos fueron dejando perlitas en forma de adelantos que nos iban poniendo los dientes largos, hasta que por fin hemos podido escuchar el trabajo al completo.

Hablar de alguna canción en concreto se hace algo difícil y acabaría siendo repetitivo, porque más o menos todo el disco gira en torno a una misma fórmula que, al contrario de lo que sucedería con mis palabras, no se hace repetitiva y, además, está cargada de momentos brillantes y te insufla constantemente ganas de botar, de salir a verles en directo.Lo que podíamos esperar es lo que encontramos en este álbum, Rage Against The Machine con las voces de Public Enemy y Cypress Hill, ni más ni menos. Y eso es mucho.Desligar en nuestro cerebro los devaneos guitarrísticos de Tom Morello, y la base rítmica de corte Funky, de la voz de Zack de la Rocha no resulta difícil, ya que los dos MC’s aquí presentes hacen un trabajo realmente bueno, atreviéndose por momentos incluso con voces melódicas, como en el caso de “Legalize Me”.

El disco, y la banda, suena potente y sin lugar a dudas bien engrasada, y no estamos diciendo ninguna barbaridad si afirmamos que un buen número de temas podrían haber entrado directamente en aquel lejano “The Battle Of Los Angeles” de RATM. Hablamos de cortes como “Living On The 110”, “Strength In Number”, “Fired A Shot”, “Unfuck The World” o “Hail To The Chief”.

Tom Morello despliega su genialidad a cada segundo de este álbum, mientras que Tim y Brad aportan una contundencia y una calidad a prueba de bombas. Incluso en los momentos en que se salen ligeramente del guion establecido, como en la brillantemente Funky “Take Me Higher” o en la más cañera “Who Owns Who”, el nivel no decae en absoluto.

Si hay que poner un pero, es el hecho de que la presencia de DJ Lord sea escasa y muy en segundo plano.

Definitivamente, Prophets Of Rage han cumplido sobradamente con las expectativas, marcándose un señor disco. Ya estamos contando los días para poder volver a disfrutarlos en directo.

Alberto López

Temas:

Radical Eyes
Unfuck the World
Legalize Me
Living on the 110
The Counteroffensive
Hail to the Chief
Take Me Higher
Strength in Numbers
Fired A Shot
Who Owns Who
Hands Up
Smashit

Comparte esto: