rblas“Mi Voz” (Universal 2013), es el álbum debut en solitario del mediático Rafa Blas, ex cantante de Nocturnia, lanzado de una manera un tanto atípica para un músico dentro del universo del metal.
Marta Apátrida
Nota:4/10 

 

Tratando de liberar la mente de prejuicios, en este primer álbum lo primero que observamos es una producción impecable. Siempre desde una línea de base rockera y con el piano como hilo conductor, se ha intentado crear una composición apta para todos los oídos. Un disco que no llegará a defraudar del todo al oyente más purista, pero caracterizado por una suavidad de melodías que puede llegar a conquistar al público de “La Voz”, junto con unas letras excesivamente edulcoradas.

Durante las once canciones, se mantiene siempre como protagonista indiscutible la voz de Rafa, que despliega su gran potencial aunque evita algunos registros más comprometidos, que podrían haber dotado de más brillo y personalidad al álbum.

A nivel general podemos detectar ciertos matices que suenan a Stravaganzza sin ese grado de complejidad y enrevesamiento musical. El toque “Pepe Herrero” se percibe especialmente en los temas originales y la batería de Dani Pérez nos ubica en la escena del heavy metal nacional.

La heterogeneidad del disco dificulta un análisis global, ya que está claramente dividido en dos partes. Por un lado están los cinco cortes compuestos por Pepe Herrero y Rafa Blas y por otro, los seis temas versionados. Comenzando por las originales destacaremos “Vivir Morir”, tema que abre el disco, y el de mayor calidad del mismo, con un corte muy Stravaganzza; así como “Sigo aquí” que recuerda a los inicios de Leo 037, o ‘En La Oscuridad” que bien podría ser el segundo single del disco.

En el apartado de versiones nos encontramos con “Aquí y Ahora” de David Bisbal, que mejora, con mucho, el tema original y que ya fue interpretada en el concurso que lanzó a Rafa a la fama televisiva. “Noches de Blanco Satén” de The Moody Blues con una adaptación al castellano demasiado forzada y bastante mediocre, sólo salvada a medias por lo magistral de la melodía. “Quédate Conmigo” de Pastora Soler, que eleva a la máxima potencia el edulcoramiento que mencionábamos al principio.

El ya versionado hasta la saciedad “A quién le importa” de Alaska, interpretado por Narco en su momento y a través del cual intuyo toda una declaración de intenciones por parte de Rafa Blas. Sin lugar a dudas cabe destacar “Náufrago” de Sôber con la colaboración de Carlos Escobedo, tema en el que se crea una buena comunión entre el piano, la atmósfera instrumental y el dúo de voces, aunque pierde parte de la contundencia del tema original. Para cerrar el disco, nos encontramos la inevitable “Hijo de la Luna” con la que el albaceteño se alzó como vencedor en el programa. Realizada sobre la versión de Stravaganzza, con algunas variaciones pero dejándose en el camino lo mejor de aquélla, nos encontramos con un tema que no nos aporta nada nuevo de lo que ya nos mostró Leo Jiménez en su día.

La sensación que nos queda después de la escucha de “Mi Voz”, es la de un disco correcto musicalmente y muy bien producido pero desvirtuado por tantas versiones, así como carente de la contundencia y de la pasión del buen heavy metal. Parece que ha sido creado para contentar a demasiados públicos y no terminará de convencer completamente a ninguno.

Habrá que esperar al próximo trabajo de Rafa Blas y observar el camino musical que toma para poder valorar realmente la calidad de su música. Sólo el tiempo dirá si logrará hacerse un hueco en la escena metalera nacional o si quedará únicamente como la anécdota del cantante de heavy metal que logró conquistar a David Bisbal.

Marta Apátrida

Tracklist:

  1. Vivir Morir

  2. Sigo Aquí

  3. Aquí y Ahora

  4. Brindaré Por Ti

  5. En La Oscuridad

  6. Noches De Blanco Satén

  7. Sin Pedir Nada a Cambio

  8. Quédate Conmigo

  9. A Quién Le Importa

  10. Náufrago (con Carlos Escobedo de Sôber)

  11. Hijo De La Luna