8.0
Score

Los incombustibles RAGE presentan su vigésimo quinto disco de estudio titulado “WINGS OF RAGE” en el cual la banda demuestra que, lejos de retirarse, sigue manteniendo la constancia, la fuerza y el espíritu que ha sido capaz de demostrar a lo largo de su carrera, la cual, todo sea dicho de paso, cuenta con 37 años de vida (incluyendo su primera etapa como AVENGER).

Marcel·lí Dreamevil

Por todos es conocido que esta banda fundada en la primavera de 1983 en Herne (Alemania), primeramente denominada AVENGER y luego RAGE, es desde hace años el proyecto de Peter “Peavy” Wagner, quien ha sido vocalista y bajista de la formación desde el principio de su andadura. Así, desde su primera configuración hasta la actualidad, han sido múltiples los cambios de formación siendo, para muchos, la etapa Manni Schmidt (guitarra) y Chris Efthimiadis (batería) como la más exitosa con álbumes tan reconocidos como “Perfect Man” (1985), “Trapped” (1992), “The Missing Link” (1993), “Black in Mind” (1995) o “End of All Days”(1996) (estos dos últimos ya sin Schmidt a la guitarra).

El siguiente trío memorable fue el conformado por Mike Terrana y Victor Smolski, que darían joyas de la talla de “Ghosts” (1999), “Wellcome to the other side” (2001), “Unity” (2002) o “Soundchaser” (2003), entre otros.

En el año 2015 se abrió una nueva etapa para RAGE con nuevo cambio de formación al completo. Así, junto a Peavy se incorporaban el venezolano/tinerfeño guitarrista y fan de la banda Marcos Rodríguez y el alumno del mismísimo Chris Efthimiadis, a saber, Vassilios "Lucky" Maniatopoulos a la batería. Con esta nueva formación RAGE ya nos regaló los notables “The devil strikes again” (2016) y “Seasons of the black” (2017). Así, tres años después y pasada la gira sinfónica conmemorativa de su exitoso “XIII” (1998), la banda vuelve a la carga con este “Winds of Rage” que, de manera resumida, supone un compendio de su estilo más añejo mezclado con la etapa más sinfónica.

El disco en cuestión es muy fácil de analizar. Para los amantes de los RAGE más agresivos y para los enamorados de la etapa “Missing Link”, sin duda alguna, deberán quedarse con los primeros cinco temas. Todos ellos son directos, agresivos, con riffs y redobles de bombo absolutamente poderosos y con un Peavy en estado de gracia. Entre todos ellos, aunque resulte difícil, tal vez destacaría el tema “Tomorrow”, o lo que es lo mismo, la versión RAGE del “Valhalla” de BLIND GUARDIAN. Tema diseñado para el directo y que, seguro, hará las delicias de los fieles seguidores de la banda. No lejos se queda el agresivo “Wings of Rage”, con una perfecta ejecución de Maniatopoulos a la batería, un solo muy BLIND GUARDIAN y unos coros en el estribillo que vuelven a situarnos en primera fila de un concierto coreando eso de “Oh, we are fiying, flying on wings of rage”.

La intro “Shadow over deadland” nos presenta “A nameless Grave” que, bajo mi punto de vista, vendría a ser una continuación de aquel “From the cradle to the Grave” del mítico “XIII”(1998). Por tanto, en este tema la banda recupera su esencia sinfónica que mantiene con la balada “Shine a Light” (si bien es cierto que entre medias tenemos otro corte acelerado a la par que repetitivo en forma de “Don’t Let Me Down).

Por último, nos encontramos con lo que podría ser la tercera parte del disco en la que la cosa remonta con un durísimo riff de entrada en el tema “HTTS 2.0”. No deja de ser curioso que en un primer momento uno piensa que ese tema esta salvando el disco para luego caer en la cuenta que se trata de una versión modernizada de su incombustible “Higher than the sky” de aquel “End Of All Days” de hace casi un cuarto de siglo y que, además, no se cansan de machacar en directo.

“Blame It on the Truth” es un medio tiempo que se acelera en la parte del estribillo y que, entrando bien como entra, tampoco creo que pase a ser ningún clásico de la banda del mismo modo que tampoco lo será el tema de cierre “For Those Who Wish to Die”.

En cualquier caso lo que queda más que probada es la capacidad de Peavy a la hora de rodearse de buenas formaciones. Si bien es cierto que sus actuales compañeros de carretera no igualan técnicamente ni a Terrana ni a Smolski, no menos cierto es que Marcos, aparte de ser un excelente músico, demuestra haber absorbido en su ADN la esencia RAGE y, además, añade su gran habilidad a la hora de mezclar y masterizar tan notable trabajo. Si sumamos a esto la gran portada diseñada para la ocasión por el artista francés Stan W. Decker, responsable de carátulas de bandas como NIGHT RANGER, KISSIN’ DYNAMITE, TYKETTO, PRIMAL FEAR, ROSS THE BOSS, DREAM CHILD o STRYPER, lo cierto es que el producto en cuestión resulta más que atractivo.

Mientras esperamos la visita de los alemanes el próximo 11 y 12 de febrero en Pamplona y Barcelona, acompañados de SERENITY y SAVAGE MESSIAH, seguiremos disfrutando de este notable lanzamiento con el que estrenamos este nuevo año.

Marcel·lí Dreamevil

Temas:

1. True
2. Let Them Rest in Peace
3. Chasing The Twilight Zone
4. Tomorrow
5. Wings Of Rage
6. Shadow Over Deadland (The Twilight Transition)
7. A Nameless Grave
8. Don’t Let Me Down
9. Shine A Light
10. HTTS 2.0
11. Blame It on The Truth
12. For Those Who Wish To Die

http://www.rage-official.com/