Rival Sons, una de las bandas más importantes del Blues/Rock Psicodélico actual, lanzan su sexto álbum titulado Feral Roots, una obra que sigue reafirmando fuertemente su carrera y su posición en el panorama internacional.

Quim Torres

Para quien no los conozca, Rival Sons sacaron su brutal álbum debut, Before the Fire, en 2009 y desde entonces se han convertido, para mí y muchos otros, en unos Led Zeppelin del siglo XXI con personalidad propia – detalle que los diferencia de Greeta Van Fleet -, consiguiendo así innovar y sacar un sonido muy particular, en el que, si bien se notan sus influencias, a la vez, los hace inconfundibles y únicos, además de tener, por el momento, una discografía impecable, en la que el disco más flojo, que para mí podría ser este, sigue siendo la caña.

El disco arranca con la guitarra del riffman Scott Holiday y nos presenta el primero de los nuevos estribillos del Feral Roots que se nos van a quedar grabados en la mente. “Do Your Worst” es pues una canción que entra muy bien para empezar el álbum y que cuenta también con un pequeño interludio instrumental muy efectivo y contrastado. Le sigue “Sugar on the Bone”, en la que encontramos una combinación interesante de ritmos dentro de una especie de Rock n’ Roll oscuro, un rollo que incluso me ha recordado a algo de Zeal & Ardor, salvando las grandes distancias.

Un estilo más Hard Rockero nos muestran en “Back in the Woods”, pero sin perder su arraigo en el Blues y Soul, donde Jay Buchanan deja lucir su increíble voz y en la que también encontramos un claro guiño a Led Zeppelin en el cortísimo solo. Y algo de Zeppelin seguimos encontrando en “Look Away”, con su inicio a lo “Ramble On” que después cambiará para traernos unos de los mejores riffs del álbum y una de las canciones más completas y progresivas de este. Y si esta era buena, llegamos a la mejor, que además lleva el título del álbum. “Feral Roots” es emocionante y pegadiza de principio a fin, con sus juegos de contrastes y progresiones y unas melodías más fascinantes.

Su reciente gira como teloneros de Black Sabbath les debe haber influenciado en algo, como por ejemplo el primer riff de “Too Bad”, que tiene esa oscuridad propia de Iommi, pero pasada por el exquisito filtro de Holiday. Con un gran contraste pasamos a la bluesera “Stood by Me” y luego a “Imperial Joy” que nos rompe el corazón con sus desgarradores estribillos. De aquí pasamos a “All Directions”, una canción tranquila, casi balada, si no fuera por su apoteósico final.

Nos acercamos al cierre del disco con la inesperada base electrónica de “End of Forever”, que se rompe con otro de los riffs más oscuros y cañeros del álbum. Finalizamos con una obra realmente emocionante: “Sooting Stars”, que mezcla la gran cantidad de estilos que encontramos en Rival Sons, con esas melodías influenciadas por la música negra en general, cerrando el disco por todo lo alto.

Rival Sons son un ejemplo a seguir, una banda que pese beber constantemente de la música de los sesenta y setenta, sigue sorprendiéndonos con cada disco con su enorme personalidad, cosa que han vuelto a hacer con Feral Roots.

Quim Torres

Temas:

01 – Do Your Worst
02 – Sugar on the Bone
03 – Back in the Woods
04 – Look Away
05 – Feral Roots
06 – Too Bad
07 – Stood by Me
08 – Imperial Joy
09 – All Directions
10 – The End of Forever
11 – Shooting Stars




ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07JZVP69Mir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00829GG7Mir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00J0BBXWYir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B01C8JFW5S