introscrpPor fin llegaba la cita con los Scorpions, dos fechas seguidas, visto el éxito con la primera fecha anunciada, de esta gira de despedida, con sus grandes matices lo de “despedida”. Por si fuera poco el atractivo este primer día nos obsequiaban con la presencia de los suecos H.E.A.T, unas de las bandas con más futuro dentro del hard rock más melódico.
Texto:Manu Cabaleiro
Fotos: Roberto Fierro

Colas larguísimas para el acceso y muchas quejas de un público que pacientemente aguantó hasta que le tocó entrar por fin y disfrutar de este concierto. Puntuales salieron los suecos H.E.A.T a las tablas y desde el principio encandilaron al público madrileño, aunque había gente de cada rincón de España. Nos tocaron temazos como “Beg beg Beg”, con un Erik Grönwall al que casi se le hacía pequeño el escenario.

13010738553_302ea71578_b13010734583_0a7bfc6fe1_b13010737373_bbcc443236_b

Un torbellino en escena, con una voz privilegiada y un guaperas en toda regla, que supo ganarse al público y contagiarles las ganas con las que el se toma cada concierto. Los suecos nos tocaron temas de sus dos últimos trabajos y algún tema de adelanto de su cuarto disco “Tearing down the Walls”, como “A shot at Redeption”, pegadiza y cantable, de lo que debería ser el definitivo disco de los suecos.
Algo más traquilita sono “Downtown”, a la que le siguió otro de los mejores temas de la noche “Danger Road”, de su segundo discazo “Freedom Rock” 2010. Una lástima que no tocaran nada de su primer trabajo y también se notó la falta del guitarrista Dalone, pero con la actitud Erik lo van solventando.

El final de esta gran oportunidad para que los conozca el gran público se lo dejaron a una apuesta ganadora, si no llega a ser por el pésimo sonido reinante esta noche, dos temas de su anterior disco “Address the Nation” 2012, en primer lugar una alocada “Living on the Run” en la que Erik aprovechó para saltar al foso y para cerrar ya sin camisa, la coreable “It’s all about Tonight”, con la que se despidieron después de unos escasos 40 minutos.

13010588535_cab5ace06e_b13010586465_0fe30074e4_b

Mal sonido, pero mucha actitud y un buen puñado de canciones las que nos ofrecieron estos jóvenes suecos H.E.A.T, que esperemos se estabilicen en su formación, ya que van unos cuantos cantantes, guitarras etc., y por muchos temas buenas que tengas sin una mínima estabilidad en la formación no sale nada adelante, así nos dejaron sin temas de su primer gran disco, una pena, ya que es un gran disco, pero es uno de los precios que se pagan por tanta huída.

Legaba la hora del despeje de escenario para los alemanes, sencillito, unas pasarelas con pantallas, tres pantallas detrás del escenario y la batería de Kottak que sube en su plataforma, una pasarela que se metía entre el público y poco más teníamos delante de nosotros. A eso de las nueve y cuarto se apagaron las luces y empezó a sonar un ensordecedor “Enter Sadman” de Metallica mientras rugía Vistalegre y tras un breve vídeo salían a escena Scorpions.

13010571975_94360ac743_b13010729003_2e2875284c_b

El tema elegido para abrir “Sting in the Tail” de su último disco en estudio del mismo título, con un sonido muy confuso y sin escucharse las guitarras, por lo menos en mi zona media/alta de un lateral, y así fue más de la mitad del concierto, no se abajo, pero la gente se movía poco o nada, como si estuviéramos noqueados y confundidos. Para continuar con “Make it Real” de “Animal Magestic” 1980, con un Meine perfecto, cantando bien y moviéndose como siempre, con su gorrilla y su actitud.

Tras un breve “hola Madrid” se metieron de lleno en su reggae “Is there anybody There” del maravilloso “Lovedrive” 1979 y del que nos tocarían tres temas más a lo largo de la noche, aunque realmente el tema que metió algo al público en el concierto fue uno de sus clásicos “The Zoo”, alargada y con Meine repartiendo baquetas a las primeras filas.
Tiempo para lucimiento del incansable Rudolf Schenker y sus guitarras, en esta ocasión empezó con Kottak un potente “Coast to Coast”, también de “Lovedrive”, al que se fueron uniendo Matthias Jabs, Klaus Meine que se colgó también la guitarra para este tema, su bajista Pawel Maciwoda, terminando los cuatro en la punta de la pasarela para deleite de las primeras filas de la pista, y siguiendo con el mismo disco turno para algo más tranquilo con un fenomenal “Loving you sunday Morning”.

13010583965_7bf7aff574_b13010579335_252a727f52_b13010722083_e2aabe2c69_b

El concierto seguía su curso, hacían el primer paron entre tema y tema y Mr. Maine nos saludaba chapurreando español, nos daba las gracias y continuaban con el concierto, con la gente no muy activa, ni celebrando en demasía los temas, salvo momentos muy puntuales, pero las ganas no cesaban y colaboraron algo más en temas más recientes como la balada “The best is yet to Come”, de su último trabajo y con el que vino la polémica de la “retirada”. La retirada, yo la entendí en su día, para grandes giras, giras mundiales, que a partir de ahora serían más pequeñas y para festivales y demás, así que no me siento engañado en este sentido por los teutones.

La tranquilidad continuaría en la punta de la pasarela con dos temas interpretados en acústico por todo el grupo, el primero en sonar fue “Send me an Angel” y lo remataron con la maravillosa “Holiday” también del fantástico “Lovedrive”, con Meine enfundado en la bandera española, y que terminaron de manera eléctrica para despertar del público, entre los que se encontraba alguno que gritaba, que cuando empezaba el concierto de los Scorpions… razón no le faltaba ya que donde estábamos lo que se dice sonar algo potentes las guitarras y sonar diferenciar algo empezó a partir de este momento.

13010571575_9c0a63eeb2_b13010582405_15360e38aa_b13010737173_7d0ae80e68_b

Con otra de las nuevas “Raised on Rock”, con un público al que se le notaba que en estas nuevas canciones estaba un tanto perdido, no se movió, ni colaboró mucho. Entro algo más en juego con “Tease me please Me” de su disco “Crazy World” 1990, otro de los que más temas tocaron, por ejemplo el siguiente otro celebrado pirricamente “Hit between the Eyes”, vamos que esto sólo lo levantarían los clasicazos de siempre y desgraciadamente así fue en el día de hoy.

Turno para el espectáculo Kottak attack, un buen solo de batería de este animal de escenario, con la batería en las alturas y así siguió para el siguiente tema, que por fin despertó al público que se entregó al máximo con “Blackout” con un Schenker ataviado como en la portada del disco y echando humo por la guitarra, todo un showman que no paraba de corres de un lado a otro, y por la pasarela adelante y atrás, todo un corredor de fondo.

13010964274_de72b59de6_b13010580865_79d9dbba3d_b13010723773_f260217899_b

Para ir finalizando le tocaba el turno a Matthias Jabs y su guitarra, para hacernos ruidos con el tema “Six string Sting” y para despedirse por primera vez y poner de nuevo patas arriba Vistalegre tuvo que sonar un aclamadísimo “Big city Nights”, con un Meine inmenso, que hizo participar al público y que cantó lo que tenía que cantar, sin achicarse, ya que bastantes descansitos tenía durante el concierto en forma de baladas y acústicos.

Eran casi las once menos cuarto, así que iban hora y media de concierto, y después de una gran petición, todo sea dicho, salieron nuevamente para hacernos unos bises grandiosos, pero no demasiado marchoso, empezando por su clasicaza balada “Still loving You”, provocando toda clase de sentimientos entre el público con semejante temón, aunque lo hemos escuchado hasta la saciedad, y que el mismísimo Schenker soleó y falló en tan sencillo solo.

13010718163_8ab4c8f8d6_b13010717533_139dc4e40e_b

Continuaron con otra balada “Wind of Change”, con la que también el público estuvo disfrutando, cantando y quedándose un tanto sorprendido cuando Meine se hizo una estrofa completa en castellano, ya que de este tema hubo versión en castellano… “llévame a la magia del momento de la gloria…”, todo un detalle por parte de los alemanes que están en todo.
La fiesta de despedida final llegó con otro de sus clásicos temas “Rock you like a Hurricane”, con la gente nuevamente entregada a los Scorpions y disfrutando del tema al máximo, aunque para ser un tanto puntilloso el final propiamente dicho del tema no me gustó, ya que se sacaron una parte instrumental de la manga que no quedó nada bien, y nada más que para alargarlo un poco.

En definitiva, no fue el mejor concierto de Scorpions, o no estuve sentado en el sitio adecuado, ya que más de la mitad del concierto me sonó a nada y sinceramente el público estaba un tanto parado, parece increíble pero así fue, y así me lo dicen los vídeos que grabé por si alguien duda de la quietud que reinó la mayoría del concierto. Me quedaba una segunda oportunidad al día siguiente y tengo que decir que fue el mismo set list, salvo un tema de regalo al final, pero que lo escuché muchísimo mejor, sería el sitio, y esta vez sí el público estuvo de celebración la mayoría del concierto.

13010723103_503713bf01_b13010572255_73e29a470e_b13010956874_d2fb2c54f6_b

Así que finalmente me quedo con un buen sabor de boca de este fin de semana del Escorpión en Madrid, esperando que vuelvan y si puede ser para el Leyendas del Rock, ya que conocen a sus promotores, y el roce hace el cariño… no estaría mal como cabezas del cartel para otro año, si es que este que viene sale bien. Yo desde luego estaré allí con los Scorpions.

Texto:Manu Cabaleiro
Fotos: Roberto Fierro (TheCiCFlickr)

Sting in the Tail13010581285_e759c14a80_b
Make it Real
Is there anybody There?
The Zoo
Coast to Coast
Loving you sunday Morning
The best is yet to Come
Send me an Angel
Holiday
Raised on Rock
Tease me please Me
Hit between the Eyes
Kottak Attack (solo batería)
Blackout
Six string Sting (Solo Matthías Jabs)
Big city Nights

————-
Still loving You
Wind of Change
Rock you like a Hurricane