Se cumplían las profecías, esta crónica o review o como lo queráis llamar no se hará desde un punto de vista técnico. No hablaré de que si el batería entra cruzado, o la voz del bajista estaba muy baja, o si en directo eres más alto o más guapo….con el permiso de ustedes, hablaré desde el corazón de un tipo de 46 años que soñaba que algún día llegara este momento. Si buscáis tecnicismos podéis ir a ver Gran Hermano, si buscáis emoción, alguna lÁgrima y agradecimientos, podéis acompañarnos en este viaje.

Sixx

Hace muchos años, un amigo me puso una cover de una banda Bonaerense que se llamaba Kefren, en el que daban buena cuenta de uno de mis temas favoritos de Kiss, “Creatures of the night”. Mi primera exclamación al escuchar esta versión fue un “pero qué coño….quienes son estos cabrones” (mis disculpas por el lenguaje explicito). Cuando me explicaron quiénes eran, y de dónde venían, rápidamente me puse en la búsqueda de sus trabajos, decepción máxima ya que no encontraba nada de Kefren. No sé de qué manera pude contactar por el antiguo Messenger con uno de los motores de esta banda, Sebastián Gava. Lejos de cerrarse en banda y bloquear a uno más de sus fans, Sebastián y un servidor pasamos a mantener conversaciones casi diarias, hablando de lo divino, de lo humano e incluso de ese fatídico 11 M mostrando una gran preocupación por mí y mi entorno, este tipo merece la pena me dije.

Primero, y dada la distancia, me facilito toda su discografía vía ftp. No me podía creer que tuviera en mis manos “La línea del diablo” o “Dame una razón” entre otras, por fin tenía la discografía de Kefren en mis manos. Pasaron los días y los meses, seguíamos en contacto y esas casualidades de la vida hizo que un amigo mío fuese a Buenos Aires, gracias Hugo ¡¡¡ No recuerdo como se concretó esa cita pero tanto Sebastián, ya Seba, y Hugo se citaron en Buenos Aires para remitirme un paquete, jamás había tenido tantas ganas de recibir un paquete. Aún recuerdo cuando abrí esa caja con toda la discografía de Kefren y unas cuantas cintas de video con actuaciones de TV, videoclips y demás documentos, parecía un niño pequeño al que le acababan de dejar su primera bicicleta bajo el árbol. Ya lo sabía, pero realmente este tipo merecía mucho la pena.

Pasaron los días, los meses e incluso los años y ese cariño seguía existiendo por el que hoy es ídolo nacional en su tierra. Nos perdimos y nos volvimos a reencontrar otra vez hablando de lo divino y de lo humano. Llegamos al 2015 de nuestra era y la sorpresa fue mayúscula cuando en un mensaje me dice que quiere venir a España, quería abrir brecha en nuestro país y dejar clarito quien es Sebastián Gava, que para el que aún no esté al tanto está considerado el Paul Stanley latino y que encabeza una de las bandas tributo a Kiss con reconocimiento del propio Simmons y Stanley, y capaz de codearse de tú a tú con el mismísimo Bruce Kulick con el que ha trabajado ya en sus dos discos en solitario.

Rápidamente y tras esa conversación me puse en contacto con Pablo de la Santa, primer guitarrista de Kefren y ahora afincado en Palma de Mallorca. Tanto Pablo como un servidor empezamos a llamar puertas, unas se abrieron, otras ni contestaron para que nos vamos a engañar. Correos, llamadas, amigos que crearon franquicias en sus ciudades como son Jesús Valverde, Carlos Destroyer, Carlos Pascual, Sebas Stanley, Indio Gruta 77, Kiss Army Spain, y otros tantos que seguro me dejo. Gracias a Pablo de la Santa y su banda Dizzel, banda que acompaño a Seba por España, y la ayuda de muchos amigos, Seba aterrizó en España y de qué manera.

Haré un espacio en el tiempo para llegar al día del concierto. Tras una mañana agitada llegamos a Gruta 77, sala que amablemente cedió Indio para su descarga madrileña. Primeros preparativos, ritual de montaje del backline, pruebas de sonido y primeros pelos de punta al escuchar “love gun” y “Tears are falling” por parte de la estrella de la noche. Cerrabas los ojos y estabas escuchando a Kiss, eso era increíble.

Llegaron las 11 de la noche y la velada comenzaba con Kiss Fever Band, una banda tributo que ya ha repetido en más de una fiesta de la Kiss Army Spain y haciendo un gran trabajo y sin sobrepasar en ningún momento y ni por asomo lo cutre y chabacano, cada uno metido en su alter ego y recreando a la perfección algunos de los clásicos de los Americanos. Lo negro de la noche fueron los problemas de sonido a los que se enfrentó Sebas Stanley y que solventó con ese desparpajo y morro que solo algunos saben hacer.

Tras el tradicional “You want the best…” Kiss Fever abrían fuego con “Deuce” con la clásica coreografía incluida, para dar paso a un “Strutter” que sonaba que acojonaba. Decir que los cuatro estuvieron brillantes durante toda la noche y en cada momento de la misma, todos y cada uno de ellos tuvieron su momento de brillo propio, pero es que su batería Oscar, le atizaba a los parches como si no hubiera mañana. “Cold gin”, “C’mon and love me”, Calling dr. Love” fueron alisando el terreno para lo que vendría después. “She” fue una de las triunfadoras de la noche también donde ya tenían al público asistente metido en el bolsillo. Ramón y su alter ego Ace, tomaban el relevo para desgranarnos un “New york Groove” con un estilazo muy serio, el bueno de Ramón y el resto de sus compañeros clavaron este clásico de Russ Ballard. Llegaba el turno de “Heaven´s on fire” donde la Gruta ya estaba a los pies de Kiss Fever Band y donde una vez más Sebas Stanley, dejaba muy clarito quien mandaba en ese momento.

kissfeverband1kissfeverband2kissfeverband4

El morro y la chulería con el que se movió Sebas durante toda la noche, fue digno de mención. Insisto en que ser un buen frontman, implica saber manejar a la gente sin caer en lo cutre, los cuatro lo hicieron de auténtico lujo. Llegó el turno de “God of thunder” de la mano de Julián para dar paso a la primera sorpresa de la noche. Dos viejos amigos encontrándose en un escenario para interpretar “Love gun”, tocaba el momento de que Seba Gava se “apropiara” del escenario para hacer un “Love gun” que nos supo a gloria a todos y en especial a Sebas Stanley, amigo de Gava en su Buenos Aires natal. La segunda sorpresa vino de la mano de Mike, cantante de Exkissitos, para hacer “Crazy nights”. Noche de sorpresas, noche de menciones para los amigos que no pudieron estar y sobretodo noche de sueños cumplidos para muchos de nosotros.

La velada iba llegando a su fin en esta primera parte con “Black diamond”, “Shout it out loud” y “Rock and roll all nite” donde la sala ya se vino abajo. Primera vez que veía a Kiss Fever Band y sorpresa mayúscula al ver a estos cuatro chavales haciendo algo de corazón y disfrutando con lo que hacían. Llegaba el momento de presentarse en la sociedad madrileña una banda que a buen seguro dará mucho que hablar en un futuro muy cercano, Dizzel.

Como comentaba más arriba, Dizzel es la banda de Pablo de la Santa y primer guitarrista de Kefren. En esta ocasión se ha rodeado de tres magníficos seres en todos los aspectos, en lo personal y en lo musical. A la guitarra Dominic Furlong y un auténtico maestro de las seis cuerdas quien no dudó ni un segundo en meterse en un avión para hacer tres temas con su banda. Cristian Ibarra, jovencísimo batería con un groove y una pegada de esas que te dejan acojonado, Jose Sanchez al bajo (Fool´Skin) y el ya mencionado Pablo.

dizzel3dizzel2

Dizzel salía a escena con Pablo de la Santa enfundado en una camiseta de Leo Moon, bonito homenaje para el grandísimo Leo, bajista de Kefren, que por desgracia nos dejaba este año. Dizzel empezaron su cortísimo set list con “You can´t lose with your law” para seguir con “right or wrong”. Dizzel hacen un hard rock con entidad propia y muy digerible a la par que bailable. Os aconsejamos que no perdáis en el futuro a estos chavales de vista porque tienen todo para dar de que hablar. “You really got me” fue la versión destinada para dar paso al plato fuerte de la noche. Set corto pero que no dejo indiferente a nadie de los que estábamos allí congregados.

sebastian-gava1Llegaba el turno del Maestro, mientras Dominic cedía su trono a Sebastian Gava para entrar en su concierto especial recreando temas de Kiss. Tras las presentaciones a cargo de Fernando Martínez y Javier Rueda de la Kiss Army Spain, Sebastián se acomodaba al escenario de Gruta 77, en todo momento se mostró cercano y desde el primer minuto interactuando con el público. Tras un “Como están” la primera bofetada de la noche venía con “Live to win” perteneciente al segundo álbum en solitario de Paul Stanley. Sonaba todo de lujo, sonaba todo a Paul Stanley y al mismo tiempo a Sebastián Gava. Decir que ya metidos en harina, la banda que acompañaba a Sebastián sonaba perfecta, parecía que llevasen toda la vida tocando juntos.

El siguiente aperitivo de la noche venia de la mano de “Strutter” en el que una vez más retrocedimos en el tiempo hasta uno de los temas claves de los orígenes de Kiss. Sebastián ya se había hecho amo y señor de todos nosotros con una cercanía inusual en este tipo de personajes, recordemos que aunque aquí no es del todo conocido, en Buenos Aires está considerado como un ídolo patrio.“Hide your heart” aparecía en escena y de qué manera, era escuchar a Paul Stanley en sus mejores épocas, era como ver a Paul Stanley en sus mejores épocas, era escuchar “Hide your heart” y retroceder unos años atrás donde la magia seguía existiendo. Otro de los clásicos que aparecieron fue “Tears are falling”, increíble el trabajo de Cristian Ibarra marcando los tiempos como en su día lo hizo el grandísimo Eric Carr, mientras que Pablo y Jose hacían un muro de dimensiones cósmicas.

En este punto de la noche los comentarios del respetable ya se hacían notar, muchos se preguntaban de donde había salido este hombre, otros se lamentaban de no haberlo descubierto antes pero al final tan solo con un denominador común, y es que Sebastián Gava ya nos tenía a todos rendido a sus pies y no solo musicalmente hablando. Con “Creatures of the night” arrancaba otro punto álgido de la noche, y es que muchos nos preguntábamos como era posible que la banda original y el tema original jamás había sonado de esa forma anteriormente.

Tocaba reducir marcha con otro viejo clásico, en este caso le tocaba a “Forever”. Gusto exquisito por parte de toda la banda y en especial Pablo de la Santa, que interpretó el tema con mucho sentimiento y así se lo agradeció el público. Era la hora de presentar sus propias facturas y regar la semilla que había plantado apenas 20 minutos atrás. Ahora tocaba presentar su material y esperar reacciones, lo cual una vez más el personal daba su aprobación tan solo mirándoles a la cara.

“Pelear” era la primera elegida, letra muy optimista y que refleja quien es Sebastián Gava, un tipo luchador que nos anima a levantarnos si nos caemos, temazo del primer álbum de su carrera en solitario y que en su día colaboro nada más y nada menos que Bruce Kulick.

La segunda factura que nos pasaba venia de la mano de “Corazones”, tema que cabalga a medio tiempo y en el que la banda mostró un auténtico feeling metiéndose de lleno en el tema. Y por fin aterrizaba una de las favoritas de la noche, “Detrás de tus sombras”, uno de los once singles que componen su nueva obra que lleva por título “Uncensored”. Los asistentes ya entraban en el juego completamente e incluso coreando algo que no tenía nada que ver con Kiss, Sebastián ya había abierto brecha por aquel entonces con algo de su propia firma. Tema redondo y con una línea pesada y muy machacona pero al mismo tiempo cargado de melodía.
sebastian-gava4sebastian-gava3

Sebastián Gava en este momento cedía el micro amablemente a Pablo de la Santa para quitarse una espinita en forma de “Rip it out” de Ace Frehley. “Rip it out” sonó perfecto dejando ver que Pablo llega a ser un gran frontman y apoyo también para Sebastián, una vez más Jose y Cristian luciéndose de mala manera, y es que este combo suena perfectamente engrasado.“Crazy nights”, y Sebastián seguía agradeciendo de forma continua las muestras de cariño de los congregados, emocionado nos agradecía todo el calor que le estábamos ofreciendo esa noche, y con “Crazy nights” se armó el belén directamente, todos cantando al unísono ese estribillo que tanta fama dio a Kiss en los años oscuros de la MTV.La máquina del tiempo esa noche estuvo funcionando perfectamente y nos devolvió a 1977 donde “I stole your love” sonó de forma brillante, con una garra y un poderío aplastante, quizás una de las triunfadoras de la noche.

Sebastián seguía agradeciendo en todo momento la noche que estaba pasando, y realmente los agradecidos éramos nosotros por disfrutar de tanto arte. El siguiente regalo vendría de la mano de “I want you” y “Detroit Rock City” donde la sorpresa inicial de ver ese clásico de Kiss que es “I want you” no nos dio tiempo para reaccionar en la segunda bronca de la noche con “Detroit Rock City”. Coreografías clásicas y un Sebastián Gava metido en el papel de su alter ego que es Starchild, clavando todos sus movimientos a la perfección.

Y perdónenme ustedes / vosotros por esta pequeña reflexión que os haré ahora. Hace muchos años cuando tuve el placer de entablar amistad con Sebastián, y de hacerme fan acérrimo de sus Kefren y por ende de su carrera en solitario, jamás hubiera podido creer que me invitara a su campo de batalla y con tan magna compañía. Gava estuvo diciendo toda la noche que estaba cumpliendo un sueño, y a un servidor de ustedes le dió la oportunidad de cumplir otro, tocar con mi “puto heroe”. Después de más de 30 años sobre un escenario, he de reconocer que jamás en la vida había estado tan nervioso, hasta el punto de subir las escaleras del escenario de Gruta y no recordar lo que era un bajo, si tenía 5 o 7 cuerdas, si tenía dos y era un ukelele, y lo peor de todo, que es “Love gun”.

Después de los nervios del momento, solo veía un espejo delante de mí con caras de felicidad, miraba a Cristian a Sebastián y a Pablo, ellos me miraban a mí y me decían con la mirada que era mi momento, mi sueño. Acababa de cumplir mi sueño, acababa de bajar del escenario entre muestras de cariño, acabábamos de entrar Seba y yo en los camerinos para dar paso a los bises, no sin antes preocuparse Seba de que todo estuviera bien, nos dimos un gran abrazo y volvió a repartir cera esta vez enfundado en una camiseta de la Kiss Army Spain, y dejando descansar la de mi antigua banda Guitar Mafia. Aun tuve que aguantar cinco minutos más dentro de los camerinos para secarme las lágrimas, pero lágrimas de emoción y alegría, por lo que nos os puedo hablar mucho de “Lick it up”.

La noche llegaba a su fin de la mano de “I was made for loving you” y “God gave rock and roll to you”, que sonó perfecta y teniéndonos a todos con esa sensación de que esto se estaba acabando. Sebastián agradeció de rodillas a todos nuestra asistencia, visiblemente emocionado, esto es lo que le da la diferencia a un tío grande con cualquier estrellita venida a menos.Ya solo queda esperar recibirle pronto por estas tierras y en las condiciones de un artista consagrado ya en nuestro país, ya tenemos otro referente aparte de los clásicos.

sebastian-gava2sebastian-gava5

Como podéis ver, no es una crónica a la vieja usanza, no es un review donde intentamos hablar lo más amablemente de lo que sentimos una noche con un artista cualquiera. Esto es el relato de un sueño cumplido, y esto amigos míos hoy en día es muy difícil de conseguir. Yo estoy feliz por haber hecho realidad mi sueño, de haber conocido gente extraordinaria como músicos y sobretodo como personas, de poder saludar y abrazar a alguien con el que has mantenido una relación de amistad por la red y que por fin se conocen en persona.

Y no quería dejar pasar la ocasión sin dar las gracias a Sebastián Gava, Pablo de la Santa, Jose Sanchez Fenoll, Cristian Ibarra, Dominic Furlong, Sebas Stanley, Julián, Oscar, Ramón, Javier Rueda, Fernando Martinez, Indio Gruta 77, Carlos Troncoso y Joaquin Loro por sus fotos, y sobretodo a Metalsymphony y David Aresté, por permitirme contaros en primera persona lo que ocurre cuando cumples un sueño. GRACIAS ¡¡¡¡ GRACIAS ¡¡¡¡ Y MILLONES DE GRACIAS ¡¡¡

Sixx

https://www.facebook.com/sebastian.gava