Editor's Rating

8.5

¡Ojito con el cuarto larga duración de los madrileños Second Silence! ¡Vaya brutalidad de disco que se han cascado! Prosperidad, amén del barrio que vio nacer a la banda, es el nombre de un disco brutal, lleno de actitud, velocidad y mala baba que a buen seguro hará las delicias del los amantes del hardcore cantado en castellano, aunque hay más… bastante más.

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

Veinte años de carrera dan para mucho y a pesar de tener “solamente” cuatro discos en el mercado no estamos hablando de unos pimpollos y es que veinte años es mucho tiempo en la carretera como para que hablemos de Second Silence como una banda primeriza, no lo son y en el mismo momento en el que pulses el play del repreoductor me darás la razón.

“Prosperidad” es un cañonazo. Un brutal derechazo a la mandíbula, una apisonadora que te pasa por encima sin ningún tipo de freno o piedad por el oyente que, evidentemente, se deja aplastar una y otra vez; no existe ni un segundo de tregua en un trabajo musicalmente directo y agresivo y literariamente muy comprometido.

El roster de la banda lo integra el quinteto formado por Chava, voceando como una bestia parda, Fer y Fede a las guitarras, que realizan un trabajo ácido, agresivo y brutal, me han flipado; estando la base rítmica formada por Charlie al bajo y Nacho a la batería que son el motor de estos brutos.

El disco ha sido grabado, producido y mezclado por Carlos Santos en los Sandman Studios lo que garantiza un sonido excelente, como es el caso. De la masterización se han ocupado en Fascination Street Studios de Örebro en Suecia. De la sobria portada se ha encargado Samuel Lucas.

Al lío. Arrancan las hostilidades con la instrumental “2802” que, si bien carece de letra, es toda una declaración de intenciones en cuanto a lo musical se refiere y que se viene corroborado con el tema “Despierta” que arranca como un cañón, zapatilla de la buena. No da tregua y es que no la hay ni la puede haber, victoria o muerte.

¡Ojo con “Fuerza y honor”, vaya pepinazo! Pura agresividad acelerada que te devora y te destroza vivo además de culminarse con un estribillo pegadizo pero igualmente contundente. Temazo, personalmente de los que más me han molado del disco. “Caer” sigue la tónica de su predecesora: doble bombo a piñón y riffs de guitarras cortantes y contundentes mientras Chava desgrana, de manera brutal, la comprometida letra. Aquí no hay freno.

Tomamos la calle” cuenta con la colaboración de El Coleta haciendo una especie de refrito hip hop metalero que tan de moda estuvo hace tiempo. Mola, si bien he de reconocer que no es mi fuerte ese estilo. Retomamos la chicha pura y dura con “Inmovilismo”, otro tema que me ha flipado un huevo, y es que ese rollito death metal inicial (y final) dando paso a la tempestad sónica me encanta. Además cuenta con unos coros que me recuerdan a Haemorrhage y ese rollito contradictorio entre ritmos súper acelerados y otros ultra pesados es un acierto. Mi tema favorito, es cojonudo.

Déjame entrar” abandona los ritmos pesados para pisar el acelerador hasta el fondo, sin descanso, sin piedad. Con “Soñador” recuperamos la bifurcación entre los ritmos más pesaos y contundentes y los aceleradísimos que tanto nos han gustado. Es menester reconocer lo curradísimas que están las letras de las canciones, se aprecia un trabajo duro y es que estoy flipando con la música pero no quería dejar pasar por alto ese hecho.

Por vida” continua con esa tónica a medio camino entre el hardcore más agresivo y los riffs pesados de death metal de los noventa. Por desgracia vamos acabando y es que se me está pasando el tiempo volando. Como decimos, la recta final del disco se inicia con “Voz a voz”, que arranca como un tiro y no baja el ritmo, salvo en el chulísimo estribillo que es buenísimo, una especie de oasis entre tantísima tralla. “Ídolos” es el final, un excelente final para esta obra bestial. Brutalidad en estado puro que recupera esos coros goregrind que me han encantado. Un trabajo de escándalo en todos los sentidos.

Pepinazo en toda regla este “Prosperidad” de los madrileños Second Silence que, curiosamente, no permiten ni un segundo de silencio… menos mal, porque lo suyo es la cera, la brutalidad y patearnos el culo tema tras tema. Discazo de escándalo, enhorabuena chicos

Luis de Juan// @SentenciadeJuan

Temas:

2802
Despierta
Fuerza y honor
Caer
Tomamos la calle
Inmovilismo
Déjame entrar
Soñador
Por vida
Voz a voz
Ídolos

https://www.facebook.com/secondsilence/

VIDEO