Quinto álbum de los powermetaleros melódicos austriacos, que regresan con un álbum conceptual muy trabajado, inspirado en Leonardo da Vinci donde han dado un paso más en su carrera musical, utilizando con maestría sus recursos, aunque sin aportarnos novedades respecto a lo que podamos escuchar en otras bandas de renombre del género.

Toni Marchante

La banda mantiene un excelente nivel durante todo el disco, pero les falta factor sorpresa ya que las fórmulas utilizadas nos suenan de otras bandas. Aunque yo soy de la opinión de que si las cosas se hacen bien, aunque queden claramente manifiestas las influencias, bienvenidas sean y este es el caso. Las composiciones muy orientadas al sinfonismo y a captar grandes momentos hacen del disco una excusa perfecta para pasar un buen rato. La calidad en la producción pone de manifiesto que nos encontramos en un trabajo para amantes de gente como Avantasia, Kamelot, Nightwish, etc…; por tanto, los amantes de estos grupos a buen seguro disfrutarán de esta entrega.

Ya desde el primer momento las orquestaciones se dejan ver de forma sutil con la intro “Codex Atlanticus” dando paso a “Follow me” un tema comercial que ha servido de presentación del nuevo disco al ser el elegido para el primer videoclip, gracias al gancho de su buen estribillo. En “Sprouts of terror” se nos muestra una bonita alternancia de fases rápidas (las más veloces del disco) con otras más lentas. En “Iniquity” las orquestaciones son magnánimas y dominan básicamente un corte donde las líneas vocales nos recuerdan mucho a Kamelot. “Reason” es otro tema rompedor, de emotivo estribillo que consigue mantener el nivel.”My final chapter” es uno de los temas principales del disco, una preciosa balada de sugerentes melodías perfectamente arregladas.

“Caught in a Myth” es un corte de nuevo muy cercano a Kamelot, sobre todo, en el tratamiento de la voz de Georg Neuhauser, aunque claramente también percibimos esas influencias en las orquestaciones y en la línea compositiva melódica. “Fate of Light” es otra canción agradable, con una melodía encantadora y una orquestación bien reforzada por coros a lo Nightwish. “The perfect woman” quizás sea la que rompa con el estilo marcado en este trabajo, mucho más hard AOR, con la colaboración de Amanda Somersville, en un tema digno de poderse incluir en un disco de Avantasia, como también ocurre con el siguiente “Spirit in the flesh”, donde el bajista Fabio D´Amore se hace cargo de la voz en el estribillo, donde nos recuerda al mismísimo Tobias Sammet. El disco concluye con “The Order” un muy buen epílogo para cerrar este gran disco al que se le va cogiendo el punto conforme se escucha.

Serenity lleva en la escena quince años con cinco álbumes como cosecha, pero creo que con este disco (para mi gusto el mejor de su cosecha hasta ahora), muestran de su capacidad y solvencia, aunque todavía les falta un plus para estar entre los grandes del género. De momento van por el buen camino y de seguir así, lo conseguirán; porque talento y buen saber hacer no les falta. A Serenity tenderemos la oportunidad de verlos a primeros de abril por nuestro país de la mano de Madness Live acompañados por otras dos buenas bandas Battle Beast y Powerwolf como cabezas de cartel, será una buena oportunidad de poder pulsar su directo y comprobar el impacto de estos temas en directo.

Temas:

1.Codex Atlaticus
2.Follow Me
3.Sprouts of Terror
4.Iniquity
5.Reason
6.My final Chapter
7.Caught in a Myth
8.Fate of Light
9.The perfect Woman
10.Spirit in the Flesh
11.The Order

Página web: http://www.serenity-band.com