Editor's Rating

8.8

Parece mentira que ya hayan pasado cinco años desde el lanzamiento de “.5: The Grey Chapter”. Un periodo de tiempo en el que en el seno de la banda a ocurrido de todo, peleas, hospitalizaciones, salidas de miembros… Algo de ello ha quedado reflejado en este “We Are Not Your Kind”, que es ya su sexto disco de estudio y que, como siempre que Slipknot publica algo, la expectación es máxima y las alabanzas y las críticas se suceden a partes iguales.

Alberto López

El álbum ha sido producido por Greg Fieldman, quien ha hecho un trabajo sobresaliente, permitiéndonos escuchar a la perfección cada instrumento con una claridad meridiana, algo que, desde luego, no es nada sencillo, habida cuenta de que son nueve tipos tocando. Es su segundo trabajo tras el fallecimiento de Paul Gray, y en él han continuado con la evolución musical de la banda. Bien es cierto que ahora hacen un uso mayor de elementos más melódicos, pero también lo es que con cada disco innovan dentro de su estilo y demuestran su calidad más allá de las máscaras o la caña por la caña, que parece ser que es lo único que algunos quieren oír. Si no puedes aceptar que introduzcan coros grandilocuentes o partes melódicas, si no eres capaz de entender que en el concepto del disco y de su narración quepan una intro y dos interludios sin que esto suponga un problema, no te preocupes, ponte en bucle los dos primeros álbumes de la banda y busca otra que ahora mismo te llene más, pero por favor, deja de dar la matraca.

“Insert Coin” es la intro que abre el álbum. Como es habitual en ellos, es algo desquiciante. Diferentes capas de efectos y sampler varios sobre orquestaciones que traen a la memoria un videojuego ochentero y que desemboca directamente en “Unsainted”, tema de sobra ya conocido, ya que fue el primer single que publicaron hace ya meses y ha estado presente en sus directos desde entonces. Estribillazo épico y un Corey moviéndose a la perfección entre los registros más agresivos y los melódicos. Si no lo es ya, con el tiempo se convertirá en un clásico más de la banda. “Birth Of The Cruel” es la siguiente. Percusión y cierta calma antes de la tormenta dan inicio a un tema que no tarda en explotar y en el que cobran protagonismo, como hacía tiempo que no lo hacían, los samplers y los scratches. Gran tema que gana con las escuchas.

“Death Because Of Death” es el primer interludio que encontramos y que va a dar lugar a una de las mejores piezas del disco: “Nero Forte”. Te golpea directamente en la cara con sus potentes riffs y con un Corey desatado. Cuidado, que el estribillo posee algo de melodía, pero no os preocupéis, que recuerda por momentos a los mejores momentos del “Iowa”. Imponente la percusión y los cambios de ritmo y registro. Si no es lo mejor del disco, está cerca. “Critical Darling” sigue un poco la estela de “Nero Forte”, otro buen trallazo que consta de varias partes, que sube, que baja, que tan pronto te encuentras a Corey medio rapeando como una parte de calma tensa para luego volver a estallar. El estribillo vuelve a ser bastante accesible, contrastando a la perfección con el resto del tema.

“Liar’s Funeral” es la tensión hecha canción. Hay quien dice que está dedicada a Chris Fehn, por el cruce de acusaciones que precedió a su salida de la banda. Salvo que ellos mismos lo declaren no lo sabremos a ciencia cierta, pero lo que si es cierto es que “Liar’s Funeral” comienza con un aire a “Vermillion Pt.2” que evoluciona a un tema pesado, cargado en su atmósfera, en el que se suceden solos y Corey se desgañita llamándole mentiroso a alguien.

En “Red Flag” vuelven a sacar la apisonadora a pasear. Te pasa por encima y ni siquiera te has dado cuenta. Velocidad, brutalidad y ninguna concesión a la melodía. Típico tema de los Slipknot de antaño que suena como un auténtico cañón y que debería, a no mucho tardar, asentarse en sus directos ya que estoy seguro que funcionaría a la perfección. Otra enfermedad a modo de interludio, como es “What’s Next”, nos lleva al inquietante comienzo de “Spiders”, un raro in crescendo en el que Corey, contenido y melodioso, lleva las riendas sobre multitud de arreglos en segundo plano que son un verdadero gustazo.

“Orphan” es un tema largo, más allá de los seis minutos, que podríamos decir que posee su propia intro. Después, un riff machacón que recuerda al de “The Heretic Anthem”, velocidad y furia, junto con un gran estribillo, hacen el resto. Otro de los mejores cortes de este álbum, sin duda. “My Pain” es el único momento de este CD que no hay por donde cogerlo. Casi 7 minutos de ambiente cargado, voces y susurros, ruidos… Todo muy extraño e incomprensible, de una psicodelia mal entendida. Pero bueno, esto tampoco resulta del todo tan novedoso y extraño, ¿verdad? Recordemos piezas como “Scissors”…

Para terminar “Not Long For This World”, un buen tema que se acerca por momentos a Stone Sour, y “Solway Firth”, la verdadera joya de este disco. Una auténtica barbaridad de principio a fin, donde Mick y Jim dan toda una lección de guitarra moderna, Corey está inconmensurable y el resto nos abruman con su interpretación. Espectacular.

Gran disco el que se han sacado de la manga los de Iowa

Alberto López

Temas:

01. Insert Coin
02. Unsainted
03. Birth Of The Cruel
04. Death Because Of Death
05. Nero Forte
06. Critical Darling
07. Liar’s Funeral
08. Red Flag
09. What’s Next
10. Spiders
11. Orphan
12. My Pain
13. Not Long For This World
14. Solway Firth




ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07RXSB1NXir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07T6B7DLBir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00BXE9N96ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00N0T38LGir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00003ZA0T

Comparte esto: