Sonata Arctica+Edge Of Paradise+ Temple Balls. Sala Mon.Madrid.4 Diciembre`19

Nos visitaban los finlandeses Sonata Arctica para presentarnos su último lanzamiento de estudio “Talviyö” que vio la luz el pasado 6 de septiembre. Su visita forma parte de su gira europea que les llevará hasta Alemania a mediados de diciembre, realizando una pequeña parada durante las fechas navideñas, para reanudar en su país a finales de enero y durante el mes de febrero, para luego saltar a Sudamérica en el mes de abril de 2020 y enrolarse posteriormente en los festivales de verano.

Texto y fotos: Toni Marchante

Esta gira de Sonata Arctica en su visita a nuestro país, se planteaba a modo de mini festival, ya que venían acompañados de dos bandas más, sus compatriotas Temple Balls y los estadounidenses Edge of Paradise. La tarde se mostraba algo desapacible, tal y como se podía prever por estas fechas; por eso me sorprendió cuando llegaba unos minutos antes de la apertura de puertas, que hubiera una cola más que respetable para acceder a la sala, ya no solo por el asunto meteorológico, sino porque las puertas se abrieron puntualmente a las 18:30 para comenzar con el primer grupo a las 19:10 y teniendo en cuenta de que estábamos en un día laboral entre semana y a esas horas, la incompatibilidad con el trabajo o las clases es total. Los conciertos tuvieron lugar con puntualidad británica y esto es lo que dieron de sí.

TEMPLE BALLS

Temple Balls abrieron la tarde con el objetivo de calentar el ambiente y con una oferta algo distinta a lo que nos venían a ofrecer los cabezas de cartel. La oferta de estos finlandeses es un hard rock comercial de finales de los ochenta y principio de los noventa, algo así como unos Poison o unos Warrant, por lo que era algo diferente a lo que Sonata Arctica nos podía ofrecer. Aun así supieron generar un buen ambiente impulsados por lo comercial de sus estribillos, fáciles de captar por la audiencia, lo que hizo que los cuarenta minutos de su actuación pasaran muy rápidos.

49192841521_b9014486fa_o49193039162_f5bc1ec382_o49192841571_50ca6f0214_o49193039242_f8e19a8657_o

La banda con dos discos en el mercado tocó cinco temas de su último trabajo lanzado este año bajo el nombre de “Untamed”. De él tocaron la mitad de los temas del disco. Completaron el set list con canciones de su álbum debut “Traded dreams”. Su frontman Arde Teronen se encargó de tirar del carro todo el tiempo, con la dificultad del poco espacio de movilidad en el escenario.

Las canciones que interpretaron eran desconocidas por un público que se iba sumando a los coros de los estribillos conforme los temas iban avanzando. Cumplieron con su cometido, sonó muy bien su hit “Kill the voice” al igual que destacaron algunos interesantes solos como pudimos apreciar en “Ball and chain” o en “Lest´s get it on” un corte muy a AC/DC, donde participó el público. Buena actuación de Temple Balls, aunque cierto es que su música está algo distanciada del estilo de las bandas que completaban el cartel.

EDGE OF PARADISE

Teníamos muchas ganas de ver a Edge of Paradise. Los angelinos con 3 álbumes cosechados en su carrera acaban de lanzar “Universe” y se han enrolado en esta gira para ofrecernos su nuevo disco. Pero se encontraron con unos condicionantes que los limitaron, como le ocurrió al grupo anterior en actuar. Las dimensiones del escenario de la Sala Mon hizo que la batería estuviera en el centro en una posición muy adelantada limitando en exceso la movilidad de los músicos, donde Margarita Monet, tuvo que estar muy diestra para sortear sus movimientos con el inconveniente adicional de llevar taconazos, lo que hizo que la prudencia en la movilidad fuera un aspecto importante a cuidar durante la actuación.

49192345238_de93d57015_o49192841391_612baf61df_o49192345333_116d3e2de0_o49193039082_ebd88579a9_o

De todas formas, no dejaron de ofrecernos un buen concierto, donde pudimos disfrutar de Dave Bates a la guitarra en una oferta musical de suave metal powermelódico. La suave voz de Margarita, mucho más ajustado al pop que al metal, da un toque especial a sus temas y pudimos disfrutar de canciones fundamentalmente de su último disco, como “Fire” que fue bastante celebrada por el público, al contrario que “Universe” que con tantos arreglos electrónicos dejó al público algo indiferente. Uno de los momentos más celebrados fue la balada “In a dream” de su álbum debut de 2015 “Inmortal Waltz” en una excelente interpretación de Margarita. Edge of Paradise es una banda que necesita de más rodaje tanto en grabaciones como en conciertos, la banda suena bien y tiene potencial, pero debe seguir trabajando para optar a cotas más altas fundamentalmente en la composición, ya que en vivo no se desenvuelven mal.

SONATA ARCTICA

Y llegó el momento de disfrutar de los finlandeses cabezas de cartel que al son de la banda sonora de “Regreso al Futuro” fueron ocupando el escenario bajo el griterío del respetable, que los esperaban con ilusión para arrancar con “A Little less understanding” y de esa forma estrenar su último lanzamiento en directo en nuestro país. Desde el primer momento se les vio muy enchufados, Pasi Kauppinen al bajo ocupaba el lado derecho del escenario a vista de espectador y mostró desde el primer momento muy buena actitud en escena. Para la actuación de Sonata Arctica ya el escenario presentaba otra cara, despejado de todos los instrumentos de los teloneros, fundamentalmente de la batería, quedó todo el espacio necesario para que Tony Kakko pudiera moverse libremente.

49193038747_a6453d946a_o49193038752_683ef2a2f7_o49192841136_85cd288a87_o49193038777_daebf17bf8_o

El fondo del escenario lo ocuparon en plataformas elevadas a la izquierda la batería de Tommy Portimo y a la derecha los teclados de Henrik Klingenberg, quien se paseó en algunos temas por el escenario manejando un teclado portátil y del que pudimos ver sus evoluciones ya que su teclado frontal se mostró inclinado hacia el público para que pudiéramos sus evoluciones. A la guitarra Elias Viljanen que estuvo muy suelto durante toda la noche realizando una muy buena actuación. De las últimas visitas de los finlandeses a Madrid, quizás este sea el recinto más pequeño donde han tocado y lo cierto es que cumplieron con su trabajo realizando un buen show, pero no nos fuimos con la sensación de haber visto algo más allá de lo esperado. El sonido no fue del todo cristalino (al igual que en las dos bandas anteriores), es cierto que fue mejorando conforme fue avanzando y para mi gusto el set list no era mucho de mi agrado. Entendiendo que el protagonismo lo debe abarcar su nuevo álbum “Talviyö”, de las 14 canciones que tocaron 5 fueron de ese álbum, pero el resto del reparto en mi opinión podría haber sido mejor, es cierto que Sonata Arctica ha evolucionado su sonido desde aquel powermetal de finales de los noventa y después de 20 años preserva solo algunas píldoras de sus comienzos, su mejor época para mi gusto fue la inicial, aunque eso sí, han progresado mucho como músicos y eso se nota en su directo (aún recuerdo su visita a La Riviera abriendo para Rhapsody y Stratovarius presentando “Ecliptica” hace dos décadas).

49193038832_3e86fbbb5c_o49192345168_9305396b12_o49192841291_66876a7afc_o49192345123_f9b8b5f27b_o

Lo que está claro es que el público disfrutó de la velada, mostrándose activo y participando, como vimos por ejemplo participando en la parte final de “Whirlwind” acompañando a Tony, al igual que le acompañaron en el estribillo de “I have a right” o “Cold”. “X Marks the spot” con sus diálogos pregrabados aportó dinamismo a la sala, no es un tema que yo hubiera escogido para el set list, pero lo cierto es que funcionó muy bien. El medio tiempo “Who failed the most” también sonó bastante bien y con “Tallulah” iniciaron una mirada atrás en el tiempo, a sus primeros discos, poniendo el momento emotivo con todo el púbico coreando esta preciosa balada. Una introducción instrumental adornada con un buen solo de Elias Viljanen, nos llevó a la presentación de los músicos, para posteriormente continuar con “Black Sheep” , también de su segundo álbum para finalizar con la imprescindible “FullMoon” de su disco debut, de la que el público cantó las primera estrofa en posiblemente el mejor momento de la noche, para acompañar a Tony en el resto de la canción y en al que no faltaron los coros de ¡Runaway,runaway,runaway! como mandan los cánones, para los que en la parte final incluso quitaron el sonido para que se escuchara solo a la peña enfervorecida.

Llegados aquí, se retiraron del escenario para sin hacerse de rogar mucho, salieran a acometer el bis pertinente. El cover de Ari Koivunen “Losing my Insanity” fue el primer adicional para terminar con “Life” que finalizó con una parte divertida donde Tony interactuó con el público para hacernos gritar a todos ¡Vodka! Y finalizar con los aplausos del público y la sensación de haber pasado un buen rato. Un concierto que fue corto, no llegando a la hora y media, pero que tiene su sentido si hablamos de un concierto donde actuaban tres bandas.

Texto y fotos: Toni Marchante

Set list Sonata Arctica:

1.A Little Less Understanding
2.Closer to an Animal
3.Whirlwind
4.The Day
5.I Have a Right
6.Cold
7.Storm the Armada
8.X Marks the Spot
9. Who Failed the Most
10. Tallulah
11.Black Sheep
12.FullMoon
13.Losing My Insanity
14. Life