sounds

Cada cierto tiempo aparece una banda, casi de la nada, que te toca la fibra; unas veces por su calidad y otras por lo que su música desprende y te hace sentir. Cuando además se juntan ambos factores, tenemos algo parecido a lo que me ha pasado con Soundscape, un quinteto proveniente de Polonia que acaba de editar su álbum debut, “Synæsthesia Deluxe”, en el que conviven el rock progresivo, el death metal o el jazz.
Texto: V

Nota:9,5/10  

Pasión, júbilo, música y Soundscape (paisaje sonoro); dentro de esos cuatro conceptos se encuentra la idea principal de formar la banda. La semilla de Soundscape se plantó en 2008, pero no floreció hasta que el dúo formado por el guitarrista Krzysztof Siryk y el batería Mariusz Bieniasz empezó la grabación de su álbum debut, momento en el que se acabaron uniendo el resto de miembros de la banda, que compartían la misma pasión y el gusto por la creación de música honesta y desde el corazón. Soundscape autoeditó el año pasado el single "The Calling", y actualmente está promoviendo su álbum debut “Synæsthesia Deluxe”, que líricamente es una obra conceptual sobre un artista viajando a través de los recovecos de su propia curiosidad artística.

Introduciéndonos en el disco, “The Calling" habla de esa necesidad interior del artista por la creación, la fuerza primordial que le hace actuar y hacer las cosas, de dar a otros la oportunidad de ver más allá de la aburrida realidad. Musicalmente, la canción no tiene fronteras, donde se puede ver la amplia gama de sonidos que trata Soundscape; desde el solo de saxo inicial hasta las voces infernales, de las guitarras técnicas y contundentes a las melodías más evocadoras. También hay tiempo para las partes sinfónicas, así como también para momentos acústicos y expresivos solos de guitarra, recogiendo el testigo más vanguardista de los también polacos Lux Occulta.

“Second To None” empieza directamente con la potencia y melodía de las guitarras, interrumpidas por un solo de guitarra que transporta la canción a terrenos cercanos al dark. Me vienen a la mente nombres como Empyrium, In The Woods o Agalloch. Tras una parte más progresiva, el histerismo, con gritos desesperados y la estridencia de los armónicos de guitarra, nos lleva a un final, otra vez, más contundente. Todo lo contrario que “Listen To The Rain”, dominada casi por completo por la tranquilidad de los suaves arpegios y susurros, apareciendo de nuevo el saxo y quedando algo lejos de la complejidad compositiva de sus hermanas, aunque no deja de tener su encanto.

“The Beautiful Mind” consta de nuevo de riffs técnicos y voces agresivas, formando una especie de metal progresivo extremo que de repente nos sorprende con un break, introduciéndonos brevemente en un club de jazz y que vuelve a dispararse nuevamente con las metálicas guitarras. La historia lleva al oyente a través de los muchos estados de la sensibilidad del artista, a través de un sentimiento de poder y fe en las habilidades propias, que fluyen de la confianza en el valor de uno mismo. Según la propia banda, todos tenemos un pedacito de artista dentro nuestro que necesita ser cuidado.

La emotiva “Tideflow Within” combina las partes acústicas con nuevos acercamientos al jazz y voces femeninas, con el saxo muy protagonista y un final a modo de balada con un solo de guitarra que quita el sentido.

Un breve interludio acústico nos lleva al final. ¡Qué final! Los trece minutos de “Toys In The Attic” vuelven a conducirnos al dark/doom en un principio, pero va animándose hasta llegar a partes casi death metal que seguidamente se enlazan con sonidos folk y guitarras muy heavys al más puro estilo de los grandiosos Skyclad, violines incluidos. Volvemos a tener una parte acústica y voces susurrantes, así como un final donde combinan el rock experimental, el doom/death o el stoner más psicodélico y lleno de virtuosismos. Una gozada sonora llevada a cabo de una forma tan natural como majestuosa. Una maravilla.

Se ha etiquetado a Soundscape como rock/metal progresivo, pero eso es sólo una base sobre la cual construir un espectro sonoro de muchos colores y matices. El conocedor de la buena música debe descubrir sin esfuerzo la belleza de Soundscape en “Synæsthesia Deluxe”, tanto en el aspecto musical como en el conceptual. Entra directamente en mi lista personal como uno de los mejores trabajos del año. Sobre gustos o feeling, que cada cual adquiera el suyo. A mí me ha cautivado.

Texto: V

Temas:

1. The Calling
2. Second To None
3. Listen To The Rain
4. The Beautiful Mind
5. Tideflow Within
6. Acoustic Tranquility
7. Toys In The Attic

www.soundscape.art.pl

www.facebook.com/soundscape.prog