Agarrad el skate con fuerza, alzad vuestra Pepsi y levantad la visera de la gorra para recibir a los reyes indiscutibles de la escena hardcore, a los padrinos del crossover thrash de los últimos 40 años. “World Gone Mad” (2016) aúna todo aquello que uno pueda esperar (y desear) de un disco de Suicidal Tendencies. Es muy tradicional. Reúne, efectivamente, ese inconfundible estilo que tiene Mike Muir a la hora de escribir su música, sus letras y sus estructuras. Y nos encanta toda esa actitud punk.

Rubén de Haro

Para la producción de este nuevo álbum, la leyenda Mike Muir ha recauchutado casi por completo su banda. Después de la trágica pérdida hace un par de años del bajista Tim “Rawbiz” Williams, Suicidal Tendencies se presentan en escena con el guitarrista Dean Pleasants, en la banda desde el año 1996, Jeff Pogan (Oneironaut), reemplazando a Nico Santora, el virtuoso bajista chileno Ra Díaz (Drogatones), que viene a ocupar el puesto que dejó Michael Morgan en su día, y… (insertar redoble aquí) Mr. Dave Lombardo (Slayer, Fantômas), quien también se unió a Misfits en su reciente gira de reunión.

Nuestro psycho favorito quiere dejar las cosas bien claras desde el principio, abriendo este, su doceavo -y posiblemente último- álbum de estudio, con algo que echa un tufo a old school desde el primer acorde que tira para atrás. “They’re back!”, dirán muchos, y me atrevería a decir que, efectivamente, así es. “Clap Like Ozzy” (primer y único single hasta ahora) es Suicidal en estado puro. Es rápido, es divertido y no tiene sentido. De hecho, es tan rápido que ni el propio Ozzy (Osbourne) sería capaz de acompañarlo dando palmas. Se trata de un homenaje al Príncipe de las Tinieblas. Y es que existe una conexión muy clara entre Osbourne y ST. El bajista Robert Trujillo formó parte de la banda entre los años 1989 y 1995, y también pasó algunos años con la banda de Osbourne antes de unirse a Metallica en 2003. Ozzy también colaboró con la banda en su tema "Therapy", una canción que apareció en el álbum debut de Infectious Grooves (“The Plague That Makes Your Booty Move… It’s The Infectious Grooves”, 1991), el proyecto funk metal paralelo de Muir y Trujillo.

“The New Degeneration” es un wake up America! en toda regla para que la juventud norteamericana despierte de su letargo y vaya a por todas. Los objetivos están claros, y el tito Mike no tiene más que darles un pequeño empujoncito para conseguir la victoria. Manteneos fuertes. No dejéis de luchar. Soñad a lo grande… pues nadie os va regalar nada.El álbum avanza impetuosamente con "Living The Life", un nuevo himno que se abre pausadamente con un Muir casi susurrando y narrando nuestro avance hacia el precipicio. Basta con escuchar estos tres primeros cortes del álbum para darse uno cuenta de que este nuevo trabajo es exactamente lo que uno podría esperar: un caos maníaco y rápido. Bien. Vamos MUY bien.

“Get Your Fight On!” se inicia al más puro estilo “How Will I Laugh Tomorrow” (“How Will I Laugh Tomorrow… When I Can’t Smile Today”, 1988). Desde la guitarra melódica inicial, pasando por las voces suavemente cantadas, hasta el verso de apertura al más puro estilo rap metal, vemos que se trata de una gran canción. Mike Muir vuelve a ejercer, por enésima vez, de predicador de los outsiders… hasta que el ambiente relajado de sus palabras se acaba por culpa de un riff de guitarra y de unos coros tan adictivos como efectivos.

“World Going Mad!” resume a la perfección lo que conocemos gracias a Biohazard como “the state of the world address”. ¿Hacia dónde vamos? ¿Qué va a ser de nosotros? Creo que ese tono funk y sus versos tan pegadizos resumen a la perfección los tiempos que nos han tocado vivir.“Happy Never After” es un 2×1. Es tan pegadiza como tonta, y por eso nos gusta tanto. No hay mucho más que añadir, aparte de dejar claro el hecho de que quizá nunca consigamos ser felices del todo… pero seguro que no es por su culpa.

Si necesitas que te cuente algo sobre “One Finger Salute”, quizá estés en la web equivocada, pues aquí no repartimos piruletas ni te damos pegatinas para que decores la carpeta del “insti”… o la funda del iPad. Actitud hardcore, pura y dura. La vida es así… no la hemos inventado nosotros.

En pistas como "Damage Control" y, particularmente, en la que cierra el álbum, “This World", nos encontramos con las respuestas a todas las preguntas que uno espera sean contestadas cada vez que escucha un nuevo trabajo de estos californianos. Con el paso de los años, y con la experiencia acumulada a espaldas de Mike Muir, cualquier cambio en la dirección de la formación, por mínimo que sea, es siempre muy bien recibido, pues nos deja tan buen sabor de boca lo ya escuchado hasta la extenuación, como lo que está por llegar y que todavía ha de ser plenamente explorado.

La maravillosa y deliciosa “The Struggle Is Real” hará las delicias de los amantes de los mosh pits. Es el corte más rápido y descarado del álbum, y un claro ejemplo de que a Dave Lombardo todavía le queda cuerda para rato, y de que Ra Díaz ha hecho sus deberes y está pasando el examen con nota.“Still Dying To Live” rompe con todo. Se trata de casi ocho minutos de épica psicodélica, claro ejemplo de que estos tíos están de vuelta de todo, aunque quizá no hayan tenido nunca la aceptación que ellos hubieran querido; o quizá sí la tuvieron pero la pasaron por alto pues nunca quisieron jugar a ser Dioses. Sea como fuere, en muchas ocasiones, hay que morir primero para poder empezar a vivir…

36 años después de su creación, los de Venice Beach se permiten el lujo de mantener intacto su inconfundible sonido, aunque encontremos algún que otro lunar en su trayectoria. Nos tenemos que quitar el sombrero, una vez más, ante Mike Muir, pues no hay en este planeta una banda que se les acerque ni remotamente. Como él mismo dice, “el mundo se ha vuelto loco”, y locos estamos nosotros con esta joya que, posiblemente, sea el álbum más tradicionalmente Suicidal de los últimos veinte años; me atrevería a decir que se trata de una mezcla explosiva, del hijo bastardo y alcohólico que nacería si “Lights… Camera… Revolution!” (1990) y “Suicidal For Life” (1994) copularan en el asiento de atrás de un lowrider. La comunidad del skate y de los pogos está de enhorabuena. Desenfundad la bandana y envolved vuestro corazón con ella. SUICIDAL FOR LIFE!

Rubén de Haro

Temas:

1."Clap Like Ozzy"
2."The New Degeneration"
3."Living for Life"
4."Get Your Fight On!"
5."World Gone Mad"
6."Happy Never After"
7."One Finger Salute"
8."Damage Control"
9."The Struggle is Real"
10."Still Dying to Live"
11."This World"




https://www.youtube.com/watch?v=LoF_a0-7xVQ