Érase una vez unos muchachos de Bakersfield, California que, a inicios de la década de los 90, decidieron ir a por todas y ponerse el mundo por montera… y vaya si lo lograron. Y es que se les daba de maravilla eso de jugar a…