Editor's Rating

6.5

Después de nada menos que 35 años de carrera, los teutones Tankard nos declaran con su nuevo disco "One Foot in the Grave" que, aunque hayan envejecido, siguen siendo los mismos, defendiendo su posición como uno de los mejores grupos de Thrash alemán.

Quim Torres

De hecho, Tankard ha cambiado bien poco des de sus inicios, estilísticamente hablando, y en este nuevo trabajo sigue la misma tónica de siempre, canciones rápidas y mucho humor, algo que, según como se mire, puede llegar a cansar un poco. Es la eterna discusión entre "siempre hacen lo mismo" y "han cambiado, antes molaban".

Sin embargo, en este disco sí que se aprecian unas letras algo más profundas, dejando algo de lado la temática cervecera y centrándose un poco más en problemas sociales, una elección muy acorde con los tiempos que corren y que los acerca a una temática más propia del Thrash alemán, aunque siempre tratada con gran ironía y sarcasmo. Es el caso de temas como "Arena of the True Lies", una sátira sobre los medios de comunicación con un cierto toque Punk; "Lock ‘em Up", que nos habla sobre la corrupción; o "Pay to Pray", la canción que abre el álbum y que critica la iglesia tratando a la figura de Jesucristo como una auténtica estrella del Rock, un buen tema para empezar el álbum, muy cañero y con muy buenas partes.

En esta dirección, pero mucho más seria y oscura, se encuentra "Syrian Nightmare", que nos abre los ojos ante el horror de la guerra de Siria con mucha agresividad por parte de Andreas Geremia a la voz.

Por otro lado, encontramos un tema totalmente humorístico, como es el que da título al álbum, una canción muy cañera, que cuenta con unas de las mejores partes instrumentales de todo el disco, en la que se pueden apreciar buenos riffs contrastados y juegos armónicos a dos guitarras. Aunque para canciones cañeras destacamos también "Don’t Bullshit Us" y "The Evil that Men Display".

Quizás el tema que se diferencia más del resto es "Northern Crown (Lament of the Undead King)", que utiliza un carácter muy épico, dentro del estilo de Tankard, que concuerda perfectamente con la temática de la canción, algo más fantasiosa, posiblemente sobre alguna leyenda del folklore alemán.

Hacia el final nos encontramos con "Secret Order 1516", una composición realmente interesante que se inicia y finaliza con el pasaje más épico que ha hecho Tankard en toda su carrera, llevado a cabo por instrumentos de cuerda y viento y unos coros que parecen sacados de la edad media, que rompen de repente con un intensísimo verso, el cual nos llevará hacia un estribillo en el que se recuperan los coros. Esta sería una muy buena canción para acabar el disco, tanto por su carácter como por su calidad, no obstante, éste finaliza con "Sole Grinder", un tema más influenciado en la Bay Area de los 80′ que, aunque está muy bien, desluce un poco como final de álbum y más comparándolo con la canción anterior.

Tankard no se arriesga demasiado en este trabajo, más o menos ha aplicado el patrón que podemos encontrar en los anteriores 16 discos, una fórmula que, sin embargo, parece seguir funcionándoles, quizás porque es tan personal que se ha convertido en una marca de identidad inconfundible que solo ellos pueden hacer.

Quim Torres

Temas:

Pay to Pray
Arena of the True Lies
Don’t Bullshit Us!
One Foot in the Grave
Syrian Nightmare
Northern Crown (Lament of the Undead King)
Lock ‘Em Up!
The Evil that Men Display
Secret Order 1516
Sole Grinder